Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Jueves 20 Septiembre del 2018
cielo claro 19°

Ahí viene la Bigorra

Gastados pero gozados

Raquel Bigorra

Todavía no he encontrado un lugar más poderoso y mágico para recargar pilas y recibir el nuevo año que en los brazos de mi familia. Por eso cada Navidad procuramos pasarla juntos. Este año mi hermano, cuñada y sobrinos de Miami, quedamos en vernos en San Diego y de ahí, seguirnos a Los Ángeles. Hoy regresamos a México, gastados y caminados, pero con el corazón lleno.

Visitamos cuanto lugar se puedan imaginar. En San Diego, el zoológico, el parque acuático de Sea World, Balboa Park, el museo de USS Midway, que es un impactante portaaviones de la Segunda Guerra Mundial. El clima estuvo maravilloso de día, por lo que se prestó para pasear a gusto, pero en la noche baja mucho la temperatura así que más de uno de la tropa que vinimos agarró gripa.

Rafaella venía con la ilusión de encontrarse con los primos, y vaya que los disfrutó. Pero nos sacó el susto de nuestras vidas. Estuvo 5 días con fiebre de 40° y sin ningún síntoma aparente. No parecía que le iba a dar gripa, no le dolía el estómago, nada. De madrugada tuvimos que meterla a bañar un par de veces para bajarle la temperatura. El pediatra nos recomendó que la mantuviéramos sin fiebre pero esperáramos a ver qué virus o infección tenía. No había mucho que hacer más que esperar, mientras yo estaba imaginando lo peor. Después de llorar un par de noches seguidas, resulta que todo fue por una muela que le salió. Bendito molar, pensamos. Lo mejor es que ella estaba súper bien de ánimo y disfrutando muchísimo el paseo, hasta que se quejó de la muela y su papá la revisó. Efectivamente, tenía las encías inflamadas y un nuevo integrante en su dentadura.

Ya como nueva, nos seguimos a Los Ángeles, nos hospedamos en el hotel donde se llevaban a cabo cada año los Golden Globe, así que estuvimos desayunando donde comparten las estrellas de Hollywood. ¡Cuánto glamour! Dimos la vuelta por Rodeo Drive y por supuesto pasamos al famoso hotel donde se hospedó Pretty Woman con Richard Gere; no vimos a ninguno de los dos, pero a Marilyn Monroe sí me la encontré en el Paseo de Hollywood. Hasta nos tomamos la foto del recuerdo. Visitamos Universal Studios y viajamos hasta Anaheim para pasar el día con Mickey. No sé quiénes estábamos más emocionados, si los chavos o nosotros, los adultos.

Nada, que pasamos unos días comiendo, brindando, apapachándonos y llenándonos de amor. Despedimos el año con agradecimiento y amor y con todas las fuerzas del corazón recibimos 2018. Les deseo a cada uno de ustedes puras alegrías y bendiciones. Gracias por permitirme entrar a sus hogares y oficinas a través de este maravilloso espacio de nuestro amado periódico BASTA! ¡A gozar que el mundo se va a acabar! Feliz 2018 y nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa

Gallo de oro para Isabel Martínez La tarabilla

Raquel Bigorra

Twitter/@rbigorra

La que está muy feliz porque ayer recibió el Gallo de oro de manos de los periodistas de México es Isabel Martínez, La tarabilla. La veo a cada rato en Azteca Novelas y vaya que me encanta quedarme a platicar con ella.

La primera vez que nos encontramos, después de mucho tiempo, fue en el terrible temblor del 19 de septiembre. Yo no sabía si eran mis nervios o la memoria me estaba fallando. Ya me contó que después de hacer más de 30 novelas en Televisa, se vino a grabar Tres familias a Azteca y está encantada.

“Aquí hice con mi marido Un sombrero de paja italiano, cuando comenzó canal 13”, me dijo.

“Bailé con Pepe Gálvez en ese programa, porque con Pompín bailaba diario”, me comentó emocionada.

Me confesó también su edad, 72 años. Y me aclaró que aunque Pompín Iglesias le decía que las mujeres no deberían decir la edad, a ella le encanta confesarlo.

Les cuento que a veces la tengo en el camerino de al lado.

Mientras me arreglaban el otro día, la escuchaba regañar a alguien. Después que repitió el mismo regaño unas cinco veces, me di cuenta que estaba ensayando una escena. Después supe que para Isabel, cada día hay que vivirlo con alegría, agradecimiento y entrega total. Me estuvo contando que por eso ella considera que tiene tanta suerte de estar al aire en este proyecto y por que los periodistas la tomaron en cuenta para darle este premio que también han recibido luminarias como Lucha Villa, Silvia Pinal y López Tarso, por mencionar algunos.

La Tarabilla vuelve a Azteca

“Ahora tengo mánager”, me dijo emocionada. Y fue él, quien después de hacer un casting para otro proyecto decidió traerla a Tv Azteca. Me dijo que el casting lo hizo a través del celular y que para ella es una ilusión tener trabajo. Ha hecho más de 30 telenovelas pero es rica en cariño, no en dinero. Estuvo diciéndome que va por toda la República dando conferencias acerca de cómo ser feliz y que lo hace muy emocionada.

¡A gozar que el mundo se va a acabar! Vamos siguiéndole el ejemplo a esta maravillosa mujer que a sus 72 años trabaja, es independiente y tiene una alegría de vivir que contagia. A la gente feliz, le va siempre bien, me dijo. ¿Y cómo se es feliz? Le pregunté. “Agradeciendo cada día, cada rayito de luz, sonriéndole al del coche de al lado, a la gente en el súper. Es más fácil de lo que parece”, me dijo varias veces.

Sigamos sus pasos mientras le aplaudimos de pie por esta entrega total al público y la felicitamos por su merecido premio Gallo de oro. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.


¡UP’S SE ME SALIÓ!

La que tiene fans y no son cualquier cosa, es la Guzmán. Por poco y me voy pa’ tras con el guapísimo seguidor de la rockera, que me enseñó la cara de Alejandra en todo su brazo. Me dijo que la tenía tatuada en toda la espalda para… Ya no quise checar el dato.

La hija de la Pinal y Enrique nació artista. Sigue cantando en vivo en cada presentación y ya está preparando su nueva producción discográfica. Me contaron que en cada presentación estrena vestuario y sigue apoyando, cómo desde hace varios años, a los diseñadores mexicanos.

El fan del que les hablo, me dijo que mientras tenga piel se la seguirá tatuando. Mire usted si eso no es amor, andar pidiéndole a los tatuadores que le hagan crepé al peinado de la rockera para que el tatuaje quede tal cual. Se supone que no debería contarle de las intimidades de los seguidores de la Guzmán, pero Up’s se me salió.

Noche de compadres

Raquel Bigorra

Cada día disfruto más las funciones de A oscuras me da risa, sobre todo cuando van los amigos y nos damos la escapada a cenar. Este vienes llegaron de Villahermosa mis queridos compadres, don Miguel Cantón y Almita. Se llevaron al teatro a Yoshio y Marce, y también a unos amigos doctores. Ya salimos tarde, así que caímos al único restaurante abierto en la ciudad. Mi compadre Miguel es muy generoso y le gusta pedir hasta que salgamos casi sin poder respirar. Yo me olvidé de la dieta y le entré al pan con mantequilla que trajeron a la mesa con tremenda alegría. También brindé con un par de mezcalitos para tratar de bajar el lechoncito que me cené, más el jabugo y finos quesos que pedimos al centro. “Eres brava, comadre”, me decía Miguel. Pero yo soy de las que pienso que cae gorda una pidiendo lechuga, así que me destrampé.

Daniel es tremendo y no le bastó con todo lo que dice en la función, en vivo se descosió y entre él y mi comadre Cris, cabe señalar que ya tienen bien ensayadas las rutinas, nos tenían con dolor de estómago con sus historias. Entre que mi ahijada Michaela ya le pide la cartera a Bisogno para irse de compras con la madre y que si mi comadre se hace guaje para no regresar a trabajar después de la maternidad, pasamos la noche.

También le dimos una pasada a la política, que siempre sube el rating en cualquier mesa, y aprovechamos para brindar por la nueva aventura de mi comadre Almita.

Resulta que muy pronto en el corazón de Polanco abrirá Passerella by Alma. ¿De qué se trata? De una exclusiva boutique con atención personalizada, donde nosotras las mujeres encontraremos todo para triunfar. Ya sabe que nunca tenemos qué ponernos y compromisos y eventos a donde deslumbrar es lo que nos sobra.

Así que enhorabuena por mi comadre, quien se estrena en el mundo de la moda, consintiéndonos a nosotras las mujeres. Muy pronto será la inauguración del lugar, así que podré compartirles los modelos.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Sigamos celebrando la vida y nuestros afectos, que lo único que nos vamos a llevar son los bellos momentos compartidos. Qué rico la pasamos y qué ilusión que los compadres nos fueron a ver al teatro. Lo bueno es que les gustó la obra, bueno, eso espero. Dicen que se rieron mucho y les creo, porque si algo tiene mi comadre, es que no es queda bien. Es bien sincera. Nos leemos próximo viernes en El manual de la buena esposa.

Enseñando pechuga

Raquel Bigorra

Ayer vino a casa, Ernesto Laguardia y familia, por eso desde el lunes estoy guisando. Me fui ayer al súper corriendo, porque a última hora me di cuenta que me faltaban golosinas para los niños. Son tres, más Rafaella, así que los consentí con helado y ricas galletitas dulces y unos pasteles. Pasé también por pechugas para los niños, porque el pollo que estuve preparando la noche anterior le puse mucho condimento y ya ve como son de melindrosos los más pequeños. Ahí, en el área de las frutas y verduras, me encontré a Germán, el Mascabrother. A mi vecino mandilón lo mandaron por unas pechugas. Dice que Angélica, su esposa estaba en el spa de Aline Hernández. Ella poniéndose divina y mi amigo en el súper. Me parece perfecto. Pero no crea que Germán es fodongo. Iba vestido al último grito de la moda y echó en el carrito puro producto orgánico. Desde aceite de coco hasta las semillas de hemp, el aceite de semilla de cáñamo, que está muy de moda. Me acompañó a hacer mis compras mientras íbamos chismeando y riéndonos a gusto. Nos pasamos unos tips de cómo quemar calorías y me dijo que al día siguiente se iba a entrenar con Armando Araiza. Ya ve que mi Armandito trae hasta six pack en el abdomen. Me ha platicado que no hay manera de que no vaya al gym que tiene en su edificio para sacar toda la energía que carga. Germán parece que hará a Cleopatra, ese es su próximo proyecto. Pero mire, como luego me dice cosas no más para que yo me ría, no le hice mucho caso. Por lo pronto, el delineado de ojos lo trae permanente así que pensándolo bien, la reina egipcia le va a quedar como anillo al dedo. Pasé por mis pechugas y él también. Solo que las mías aplanadas y las de él, bien grandotas. Nos tomamos la foto del recuerdo y yo me tuve que despedir, porque Rafaella se me ha vuelto mañosa en el súper y me echa en el carrito todo lo que va encontrando. Cuando le digo todo, es lo que sea. Ahí me tienen acomodando los productos de vuelta en los anaqueles. ¡A gozar que el mundo se va a acabar! Me voy a apurar que todavía me falta empanizar las pechugas frescas para los niños y recibirlos en casa como Dios manda. Ya les contaré la próxima semana cómo nos fue con Ernesto Laguardia y familia. Andamos celebrando el aniversario de BASTA! Este bendito espacio que se ha convertido en mi rincón favorito. Gracias al diario me siento siempre cerquita de ustedes. Por lo pronto, aquí les dejo la muestra de cómo, para ustedes, hasta enseñamos las pechugas. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.

El cumple del hijo mayor de Albertano

Raquel Bigorra

“Vente hijo, que nos van a tomar una foto para BASTA”, le dijo Albertano a su hijo Quetzal, en la fiesta de cumpleaños que le organizó. Claro que tuve que soltar la carcajada porque yo solo le dije: “Trae al niño para la foto”, y luego luego me echó de cabeza delante de la concurrencia. Pero bueno, estamos en confianza y los invitados saben que Diario BASTA, es cosa de todos. Arielito le organizó a su hijo mayor una súper fiesta de piratas. Había barcos inflables, piñatas, detalles de bucaneros, toda una producción que le hizo en el jardín de su casa. De regalo le dieron a los niños un cofre lleno de monedas de chocolate y collares.

Desde hace un par de semanas, lo escuchaba yo en el teatro hablando con los proveedores. Llevó a unos animadores fabulosos que hasta me puse a bailar al ritmo de las coreografías que iban realizando. Rafaella, estuvo feliz haciendo slime. Moco de gorila se oye más coloquial. Ahora mismo es su fascinación, así que estaba encantada. Mientras, mi ahijadita Michaela Bisogno, agarraba los dulces de la piñata y se subió en cuanto juego había en la pachanga. Rosa María, la productora asociada de Memo del Bosque y quien trabaja ya en la tercera temporada de Nosotros los guapos, estuvo muy animada con su hija y aprovechamos para entrarle a las quecas.

Miramontes se fue al mercado a traer a la señora de las quesadillas. ¡Una delicia! La doña venía con su marido e hijo y por más que Ariel le insistió en que el niño formara parta del festejo, no hubo quién lo moviera del costado del comal.

Tortitas de jamón y queso para los niños y cuánto dulce se pueda usted imaginar, había para todos. La mamá del actor estuvo al pendiente de los niños y como siempre, la pasamos de lujo.

No hay cómo estar en familia. Los grandes riéndonos con las anécdotas de Albertano, mi comadre Cris, la esposa de Bisogno y hasta El Escorpión Dorado, que ahí andaba, pues es amigo de Ariel desde que hicieron juntos El Tenorio. Llevó a su hijo, quien por cierto, también tiene su canal de YouTube y es todo un éxito.

Quetzal estuvo muy festejado acompañado por El Chino y Arim, sus hermanos y todo el salón de clases. Tuvo buena idea Albertano de hacer la fiesta en viernes y fin de mes. Así las mamás que no sabemos qué hacer con los hijos cuando no hay escuela, nos vino de perlas llevarlos a la fiesta de Quetzal.

¡A gozar que el mundo se va a acabar! No cabe duda que el tiempo alcanza para hacer de todo cuando se sabe aprovechar. Bien dice Ariel Miramontes que el es Mapacha (mamá, papá y chacha). Bien que se lo aplaudo, pues hace de todo, y todo bien por cierto. Felicidades al guapísimo de Quetzal y espero que pronto cumplan años los otros dos chamacos, pues las fiestas infantiles le quedan muy bien.

Esta noche con Javier Alatorre

Raquel Bigorra

Nos reunió mi querido Javier Alatorre para celebrar la Navidad. Ya me habían contado de su buen gusto para recibir a los invitados, pero vaya que estuve fascinada disfrutando de cómo cuidó cada detalle de la noche, para que los treinta comensales estuviéramos más que agasajados.

Entre artistas, políticos y empresarios, la velada transcurrió de maravilla. Estuve compartiendo con Rebecca Jones y Margarita Gralia. Ambas divinas. Margarita fue con su marido y me estuvieron contando cómo su casa de San Miguel de Allende la diseñaron en función del Feng Shui, “una amiga se vino de Argentina y con los planos del arquitecto en la mano nos fue orientando”. Por eso me aseguró que a todos les encanta su casa de San Miguel, pues tiene muy buena vibra. También me contó de su sobrino/nieto. “Es mi locura”, me dijo. Que se sienta en el piso a jugar con rompecabezas con el nene. Qué maravilla. Pasarán Navidades y Año Nuevo en Miami, en familia.

También acompañó a Javier, Mariana Seoane. Traía un vestido negro espectacular y me contó que la noche anterior había cenado con William Levy, pues estaban celebrando que hicieron juntos una película. Mariana no estuvo mucho tiempo en la velada, después de la cena se marchó, pues su novio la esperaba en un sitio de Polanco.

Anita Lomelí estaba acompañada de su esposo y siempre que la veo me emociona compartir con ella. Además de guapa, siempre le entra a la plática con ganas. Hace un par de días estuvimos grabando los promos navideños del canal y echamos bailongo.

Con Javier anduvimos de bien portadas, pero aprovechamos para echarle muchas porras al buen gusto del periodista. Aquí les comparto parte de la decoración de la mesa donde estuvimos compartiendo. Cada comensal tenía bordado el nombre en la servilleta. Después de dejarnos a todos con la boca abierta nos invitó a que nos la lleváramos de regalo.

La mesa de dulces estuvo increíble. Postres y pasteles de todos los sabores. Galletas con avellana, nueces, trufas. Que por supuesto había para degustar allí y también para llevar. Javier es un anfitrión espléndido que supo hacernos sentir a todos los invitados en familia. Ofreció un brindis agradeciendo por este año que no ha estado nada fácil, pero confiado en que el próximo será mucho mejor.

¡A gozar que el mundo se va a acabar! Vaya maravilla de amigo que es Javier Alatorre. Amable, generoso, afectuoso, nos regaló una noche increíble. Prometió reunirnos a todos en enero, pero ahora sí para portarnos mal, porque nos pasamos de decentes. No se crean, es que con eso de que es periodista serio, con todo y que es amigo, uno anda de santo para quedar bien. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.

¡UP’S SE ME SALIÓ!

En la posada de nuestro querido Diario BASTA!, la que me dio envidia y nada de la buena, es mi querida Laura León.

La Tesorito, como yo, degustó de los romeritos, pavo, pasta y hasta postre. Solo que yo al día siguiente tuve que ponerme la faja y ella seguía divina con su espectacular vestido con algunas transparencias.

Se supone que no debería andar contándoles cómo La Tesoro degusta el menú y no sube de peso, pero Up’ s se me salió

Cenando en casa de los Ortiz de Pinedo

Raquel Bigorra

Ahora sí le atiné en el intercambio de regalos en casa de Jorge Ortiz de Pinedo y su esposa, Gaby. El año pasado me tocó Mauricio Herrera y le di un perfume de mujer. Esta Navidad me tocó mi consentida, Tere, la esposa de Chabelo, y estuve dando de brincos de emoción, pues la adoro.

Anduvimos muy atinados, todos salimos emocionados con los regalos. Otra vez mi Tere se encargó de la cena y los plátanos fritos; estuvieron para chuparse los dedos. Ella no guisa pero como bien dice, dirige la orquesta. Petra, su mano derecha, cocina como una cubanita y cada año se discute con la cena.

Estuvimos Mina Muñiz, la esposa del Coque, también Hanny, con su mamá y esposo; Luhana, la mujer de Mauricio Herrera, quien por cierto, llegó toda carrereada. Venía de los ensayos del teatro. En estas fechas, los productores no paran funciones pues viene mucha gente del interior, y la taquilla se pone buena.

Así que entró al quite en Made in Mexico y se va a aventar a dar funciones para cerrar el año. Yo pensé que llegaría a contarnos de la presión que tiene en aprenderse toda la obra en un par de días, pero no, resulta que llegó más agobiada por contarnos que la noche anterior, por poco y su marido no la cuenta.

Después de pasar por varios hospitales, resulta que a Mauricio Herrera se le había subido la azúcar. Es diabético y estaba hablando de lado y sin movimiento. Los doctores sugerían hacerle un procedimiento bastante riesgoso. Por suerte ella no autorizó, por el riesgo de que se le hiciera un coágulo en el cerebro y vaya decisión que tomó de no hacerlo, pues le salvó la vida. Resulta que los diabéticos que toman Metformina, no deben estar mucho tiempo sin comer. El actor se las vio negras por no ingerir alimento y tomar el medicamento. Muy simpático y de buen humor, el comediante no paró de burlarse de cómo estaba, pero siempre agarrando de la mano a su mujer y agradecido por haberle salvado la vida.

También nos acompañron esa noche David Villalpando y su esposa Rosa, quienes volaron desde Los Ángeles. Me dio mucho gusto compartir con él, pues hacía tiempo que no lo veía. Después de La escuelita, migró al canal Estrella TV, que a muchos comediantes, el dueño del canal, el famoso Liberman, les ha dado trabajo. Allá andan La Chupitos, Sergio Catalán y Ana Bárbara, por mencionar algunos.

Villalpando se ha mantenido al aire junto a Platanito con tremendo éxito en su show nocturno. Estuvimos cotorreándolo porque sus bolsas de regalos comparadas con las nuestras, traían mucha producción. “Se me hace que es fayuca, pero la envoltura se ve muy nice”, le decíamos. Así como varias bromas que le hacían a Ortiz de Pinedo, dado que uno de sus hijos anda de novio con Consuelo Duval.

Estuvo Óscar Ortiz de Pinedo con su esposa, que son los más amorosos del mundo; me encanta compartir con ellos. A mi marido le tocó darle regalo a Óscar y a él le tocó darle regalo a Alejandro. Se regalaron perfumes.

Chabelo, quien estuvo estrenando peinado, pasó riendo toda la noche con las ocurrencias de Mauricio, Villalpando, Jorge y su hijo Óscar. De veras que es un agasajo poder compartir la mesa con profesionales de la risa, no hay manera de pasarla mal.

 

 

En la cocina me encontré con un ejemplar del Diario BASTA! del año pasado. Resulta que en este mismo espacio, les conté en las navidades pasadas cómo estuvo el convivio en casa de Ortiz de Pinedo. Petra, la señora que les cuento, cocina cubano delicioso y las chicas que ayudan en casa de los Ortiz de Pinedo, estaban muy contentas de haber salido en el periódico. Jorge también me lo comentó, pues nunca se pierden este espacio.

Jorge no para, al día siguiente de nuestra cena se fue a La Casa del Actor, donde albergan a varios viejitos y ni tan viejitos de la ANDA, a llevarles un poco de alegría a los mayores de la asociación. También sigue recolectando juguetes y víveres para los damnificados del temblor y, por si fuera poco, estos días estará dando función en el teatro del Pedregal, con su éxito Una familia de diez. No sé de dónde saca tantas pilas, siempre anda contento y es muy buen anfitrión.

Todavía sacó tiempo para recibirnos y regalarnos a cada invitado una caja de galletas muy especiales, hasta con el nombre de cada uno como detalle.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Ya nos dijo que para Reyes nos espera para partir la rosca. Y así seguimos celebrando este maravilloso 2017 y nos preparamos para recibir el nuevo año con puras celebraciones, con queridos amigos y grandes anfitriones, como Jorge Ortiz de Pinedo y su esposa Gaby. Nos leemos el viernes en El manual de la buena esposa.

Fiestononón de Carla Estrada

Raquel Bigorra

“¿En dónde estás?”, me preguntó Laura Bozzo en un efusivo abrazo cuando me vio entrar a la fiesta de cumpleaños de Carla Estrada. “Ahora en el teatro, Laura”, le dije. Me di cuenta que me hacía referencia a dónde me iba a sentar cuando me contestó: “Vente a sentar con nosotros, estoy con Magda Rodríguez”.

Nos lanzamos al cumple de mi querida Carla después del maravilloso sold out que tuvimos en A oscuras me da risa. Todas las butacas vendidas. ¡Qué bendición! Salí con un dolor de pie, tremendo. Hasta de várices. Ya son 43, me canso de subir y bajar escaleras, pero con la emoción del éxito en el teatro y que Carla me había mandado mensaje para reconfirmar, nos lanzamos a las 11 de la noche. Me fui directo a la barra y después de tomarme un vodka me subí al escenario a gozar con los mariachis y la festejada. También se subió Luz Elena González, quien iba con un vestido de transparencias espectacular y Rosa Gloria Chagoyán. Par de hermosas. El mariachi se lo trajo Pablo Montero de sorpresa, y vaya que la homenajeada se conmovió cuando Pablo le cantó Las mañanitas. Después se siguió a dedicarle varias canciones mientras René Strickler y Harry Geithner coreaban las canciones.

Le siguió la Internacional Sonora Santanera, y que me saca a bailar mi querido amigo diseñador y exbailarín Gustavo Matta, así que aproveché y me eché mis buenos pasillos. También mi buen chal con mi querida madrina Mina Muñiz, quien es muy amiga de Carla. El Coque se quedó en casa, pero mi madrina ahí estaba. La mujer de Mauricio Herrera, Luhanna, se subió al escenario con el compositor Alejandro Jaén a cantar un par de canciones. Nosotros nos la pasamos haciéndole burla a Mauricio, pues había que recogerle la baba por los ojos de amor y admiración con los que la miraba. Qué maravilla. Carla invitó hasta a sus compañeras de la primaria, lo sé porque resultaron ser mis vecinas y me contaron el chisme. Dicen que cada año las invita al festejo y nunca fallan.

Llegó el productor de teatro Sergio Gabriel y no paró de abrazar a Carla cuantas veces pudo. Querendón y bello que es. Ya quedamos en armar una fiesta en casa de puras costillas barbecue como las que vende en su famosa cadena de restaurantes. Liz Clapés con su maravillosa voz apantalló a más de uno en el convivio. Hanny con su esposo estaba en la mesa de Mauricio Herrera y Martha, la querida exesposa de Polo Polo. Es una mujer encantadora, enseguida nos hizo lugar para compartir un rato. Nosotros finalmente nos sentamos con Luz Elena y Bernie, su esposo. Los maridos se pusieron a platicar mientras nosotras no paramos de bailar y chismear.

Carla aventó la casa por la ventana en su cumple. Nosotros nos fuimos a las 3:30 a.m. y el salón donde hizo la fiesta seguía repleto de gente y con el mejor ambiente. Eso es lo importante, celebrar rodeados de amigos, que es la gente que te quiere.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Feliz cumple, Carla querida. Lluvia de bendiciones para ti y que sigan las alegrías en tu vida. Te queremos mucho. El festejo estuvo fabuloso.

Nos leemos próximo viernes en El manual de la buena esposa.

¡Qué meyo me da la bruja!

Raquel Bigorra

Twitter/ @rbigorra

Vaya que está fantástica mi querida Ceci Galliano como la malvada madrastra de Blancanieves. La actriz y también conductora tuvo que entrarle a la producción con tal de que no se viniera abajo el proyecto que venían trabajando desde hace un tiempo. El estreno a prensa y amigos el pasado domingo fue todo un éxito. Tengo que reconocer que con la actuación de la Galliano, qué meyo me da la bruja.

En el teatro Moliere, donde se están presentando, me encontré con Natália Subtil y la bella Mila. Cargué un ratito a la muñequita de un año y está igualita a Sergio, su papá. El abuelo, Sergio Mayer, las invitó a ver la función. Llevó también a sus hijas. Estaban junto al muy agradable Alexis Ayala. Me cae tan bien. Me estuvo contando de Solo para mujeres, que anoche, por cierto, estrenaron.

Tuve que preguntarles que, con el par de cuerpos que tienen, por qué él y su socio Sergio Mayer no le entraban también al espectáculo, pero me dijeron que prefieren solo producirlo. El que sí está en el elenco es mi compadre Juan Ángel Esparza, que trae unos brazotes y un cuerpote tremendo. Iba con mi comadre, Carmen Muñoz, y mi bella ahijadita Cosette, que cada día está más hermosa. Ahí estuvo cotorreando un ratito con mi Rafaella. Las primitas, cada que las juntamos, son las más felices.

Acá entre nos, les cuento que Televisa estrenó Buenas vibras para competirle a Enamorándonos pero al rating no le hizo ni cosquillas. Mi comadre y todo el equipo comandado por Magda Rodríguez hicieron los mejores números de audiencia de todo este año. Así que Enamorándonos sigue dominando las tardes. ¡Felicidades!

En la alfombra me encontré a Ramiro Fumazoni y a su bella esposa, Jessica Mass. Ambos están guapísimos y sus gemelos, ni se diga. Me contaron que ya están viviendo en Polanco. Tuvieron que mudarse después que su depa en la Condesa quedara dañado tras el sismo.

Laura G no podía dejar de apoyar a su gran amiga Ceci, así que estuvo muy animada con su hijita Lisa. Sergio Catalán acudió con su esposa y familia, y estaba muy contento de ver su sueño hecho realidad. Él escribió las canciones de la puesta y dirigió escena también, al igual que Mauricio Castillo.

No se pierdan la crónica que hará Daniel Bisogno de esta reunión de amigos

Germán y Freddy Ortega, Los Mascabrothers, estuvieron apoyando a nuestro gran amigo Julio Alegría, quien interpreta a un conejito muy simpaticón.

Guapísimos Marcus Ornellas y Ariadne Díaz. Confieso que me quedé con las ganas de verlos de Príncipe y Blancanieves, pero como padrinos de la función a prensa, quedaron de lujo.

El Borrego Nava y su esposa Silvana estaban emocionados de verle la carita de felicidad a su hijita Renata. Es que en la obra el público infantil interactúa con la malvada bruja y hay que ver cómo le gritan a Ceci cada que les pregunta si vieron a Blancanieves.

Marjorie de Sousa llegó partiendo plaza y acaparó todas las cámaras y micrófonos. Por cierto, cuando me tocó ser cuestionada por la prensa por el incidente violento de Eduardo Yáñez en una alfombra roja en Los Ángeles, se me soltó la lengua. Para nada estoy de acuerdo con que el actor golpeara al reportero, lo repruebo. Pero reconozco que a veces hay que meditar y llegar muy zen a cierto tipo de eventos. Yo, que me considero bastante light, me ha tocado que reporteros me digan el nombre de otra compañera para sacarme de mis casillas o hacen preguntas acerca de un ex delante del marido. Momentos incómodos que le hacen pasar a uno. Cabe señalar que no todos están buscando la nota amarilla, pero esto es parte del show. Ni modo, a respirar hondo ante las preguntas incómodas y seguir adelante.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Renata Notni y Horacio Pancheri son Blancanieves y el apuesto Príncipe de la obra que produce y actúa mi querida Ceci Galliano. No dejen de llevar a los chamacos al teatro Moliere; más les vale no pensarlo mucho, pues ya anunciaron que estarán una corta temporada. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.

¡UPS, se me salió!

Vaya rumbita que armamos en un restaurante japonés una buena banda de amigos. Normalmente nos juntamos aquí en casa, pero salir a armar el desorden fuera, también se disfruta. Nos dieron las dos de la mañana a mi amorcito, mis compadres Bisogno y Cris, nuestros queridos Adal Ramones y Karlita, Germán Mascabrother, Angélica, su esposa y a su servidora. Nos les cuento más porque mi compadre levantó la mano para contarles a ustedes, queridos lectores de BASTA!, cómo estuvo la fiesta. Yo salí como araña fumigada tomando puro sake. Me adelanto por si mi Bisogno me da el quemón en su columna, yo mejor me ventaneo solita. Se supone que debería esperar a la pluma de mi compadre, pero ¡up’s, se me salió!

 

Arleth Terán tiró la casa por la ventana

Raquel Bigorra

Qué buena fiesta se aventó Arleth Terán, para festejar el primer añito de León Alexander. El niño es un muñeco y bien portado, que no daría usted crédito. En un roof garden con juegos, mesitas muy bien puestas y un equipo de animadores, nos citó la actriz. Ahí llegamos la bola de amigos con los chamacos.

Rafaella se la pasó bomba jugando con Isabella, la hija de Martha Julia. Isa es un año mayor a mi niña, pero también está en la etapa de quererse vestir de princesa. “Vengo de Blancanieves” , me dijo. Rafaella se apuró en aclarar que ella andaba de Elsa. Ahí anduvieron en los juegos mientras los hijos de Arath de la Torre, hacían de las suyas. Todo orgulloso me contó Arath, que su hija Gala ya va a la secundaria, mientras jugaban sus hijos con Enrique, el pequeño de su hermano Ulises. Por cierto, qué cuerpazo el de Angelique Montalvo. De veras que ahora las mamás no son como las de antes. Enseguida recuperan el cuerpo y andan en tacones como si nada. Muy guapa que lucía la venezolana y Ulises todo feliz de la esposa guapa y familia bella que tiene. Hablando de familia, ahí estuvimos Elizabeth Álvarez, Arleth Terán y yo, comentando lo difícil que es formar y mantener una familia. No es imposible, pero vaya que es difícil. Por eso dice Elizabeth, que a la hora de tomarse la foto, le dice a Jorge Salinas, su marido, que se ponga y sonría que es un orgullo. Sus gemelos estuvieron subiéndose a los juegos y hasta Rafaella y Máxima, se echaron su duelo de miradas. Resulta que la niña confundió a Alejandrito, el hermano de Rafaella, con uno de sus hermanos grandes que viven en Perú. Así que parece que Rafaella celosa, le fue a reclamar con la pura vista. Me dijo Jorge, que ahora se van todos de vacaciones a la playa. Me encanta Elizabeth, cómo une a Jorge también con sus hijos que no viven en México, formando una verdadera familia. Karla Pineda, llegó con su hijito Emmanuel y muy linda estuvo compartiendo con todos. Es padrísimo mirar atrás y recordar en los tiempos en que Arath, Arleth, Elizabeth, estaban trabajando durísimo para hoy verlos convertidos, no solo en los actores y profesionales que son, sino también en padres y madres de familia. Eso es lo que más me emociona.

¡A gozar que el mundo se va a acabar! Gracias a la Terán por invitarnos a un festejo tan especial y ser la misma de siempre. Transparente, compartida y neta. Felicidades al guapísimo de León Alexander, por este 1er añito. Dios te bendiga guapo. Nos leemos el próximo viernes en El Manual de la buena esposa.

Lo que se vivió en la fiesta del Juguetón

Raquel Bigorra

Juntar 17 millones de juguetes se dice fácil, pero vaya que no lo es. El Juguetón es la campaña social más grande del mundo y yo tengo la suerte de estar muy cerca del creador y motor de esta labor enorme. Desde que llegué a Azteca, hace más de 7 años, tuve la fortuna de que mi primer productor fuera Jorge Garralda. De ahí nació una amistad y una admiración enorme por este hombre que siempre está dispuesto a trabajar por los demás.

Ni él ni su equipo descansan en Navidad ni Año Nuevo. Ahí están en Azteca clasificando y recolectando juguetes. Es una labor titánica. Después de 23 años, esta es una fiesta a la que nos hemos sumado todos. El Gobierno, empresas, ciudadanía en general y cada una de las instalaciones de Azteca en toda la República Mexicana se da a la tarea de recibir y salvaguardar los juguetes que el público trae con la seguridad de que serán entregados a millones de niños el 6 de enero.

Este año me tocó nuevamente conducir el banderazo de salida de los camiones. Ahora junto a Ernesto Laguardia. Ernesto estaba muy emocionado de poder formar parte del Juguetón y ahí me contó que nos quieren juntos para un nuevo proyecto, pero que también Carla Estrada lo quiere para hacer una participación especial de la serie que graba de la vida de Silvia Pinal. Ya le dije que todo se acomoda. Miren el caso de Omar Fierro, hace su programa de Qué hay de comer en el canal A+ de TV Azteca y al mismo tiempo graba en Mazatlán la nueva novela de Nicandro Díaz. Hace unos días me compartió unas fotos con el elenco y me dijo que estaba feliz de trabajar con tantos amigos de toda la vida.

Siguiendo con el Juguetón, al día siguiente del banderazo de salida me invitaron a conducir el concierto del Juguetón con grandes invitados. Mi comadre Carmen Muñoz, muy entusiasta, me contó que Magda Rodríguez sí se despidió de todo el equipo de Enamorándonos y que los nuevos productores también se reunieron con el equipo, antes de tomar la batuta, para presentarse y decirles a todos que están abiertos a escucharlos. Muy profesionales los productores de MasterChef, Hernán Albarenque y Alejandro Esquivel, llegaron para sumar. El programa sigue en el gusto de la audiencia y ahora nos dan la oportunidad al público de conocer un poco más a los amorosos, gracias a los nuevos testimonios que nos han compartido.

En el equipo de conductores estaba El Capi y muy simpático me dijo que ya tiene todo listo para su boda. ¡Enhorabuena! La guapísima de Liz Lombó y Juan Barragán de Al extremo, estuvieron también muy contentos y bailadores al ritmo de CD9. Estos chicos que son un verdadero fenómeno entre el público juvenil son lo máximo. Al término del programa en vivo les pedí que le regalaran otra rola ya fuera del aire, y bien lindos se quedaron en el escenario para deleitar sobre todo a las niñas y chavas que llegaron con toda clase de pancartas y playeras haciendo alusión al grupo. También cantó Nadia, Lemon Grass y hasta los Shulos de Enamorándonos, quienes subieron a La Bebeshita al escenario y vaya gritos de emoción que se escuchaban entre el público. Ahí estuvimos bailando banda también con Jorge Guerrero. El cantante y su banda cada año apoyan al Juguetón y participan en todos los conciertos de clausura.

Me tocó también compartir con Luis García, quien está muy emocionado con el Mundial de Rusia. Está cerrando temporada de Cambio de juego junto a Tania Rincón y Martinoli. Los cambios se deben a que toda la artillería pesada se va a Rusia, así que ya nos sorprenderán con nuevos contenidos. Por cierto, a la que me dio mucho gusto encontrarme en el evento del banderazo de salida y también en el súper fue a mi querida Tania Rincón. La conductora con la sonrisa más linda de la tele es imagen de Scotch Brite. Así que ahora que tengo tiempo de hacer el súper, recoger a mi hija en la escuela y hasta bañar a mis mascotas, la veo posando muy contenta anunciando en el súper las famosas esponjas. ¡Felicidades!

No puedo dejar de compartirles la emoción que nos da haber superado gracias a México la meta que nos puso nuestros jefe Benjamín Salinas. Logramos juntos más de 17 millones de sonrisas. Los niños en toda la República recibieron a los Reyes Magos gracias al Juguetón. Fue así como en la noche del banderazo y en el concierto de clausura, talento, ejecutivos de la empresa y público en general estuvimos celebrando este gran logro.

¡A gozar, que el mundo se va acabar! Que alegría poder constatar una vez más la generosidad de México y de la gente buena como Jorge Garralda, Óscar Hernández, su productor de tantos años y de cada uno de los miembros de ese equipo maravilloso de A quien corresponda. Ahora después de cumplir la misión espero que me inviten como cada año a la fiesta de la producción, donde mi querido Jorge nos invita a unos ricos tacos a todos. Vamos por más y a seguir superando la meta. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.

Más mexicana que nunca

Raquel Bigorra

Cubana de nacimiento, mexicana por elección. Así las cosas en la vida de esta mujer que les escribe. Cómo no haber dado El Grito el 15 en familia. Traje mariachis, canté más de una ranchera. Me tomé mis tequilas y, lo más importante, pasé la noche rodeada de amigos, al grito de ¡Viva México!

Después del sismo que vivimos el pasado 19 de septiembre, pienso seguir celebrando aún más el ser mexicana. Ver cómo este país se ha unido y nos hemos abrazado para ayudar a los que perdieron un techo, a un ser querido, me hace ponerme de rodillas para darle gracias a la Virgen por estar hoy aquí.

Este miércoles les voy a contar cómo estuvo El Grito en casa. Llegó mi queridísimo Chabelo con su amada esposa Tere, quien siempre trae las manos llenas. No pueden faltar dos o tres botellas de Asti y un postre. Ahora nos trajo torta de uvas que estaba para chuparse los dedos. Mi Tere es la primera que manda Whatsapp cada vez que tiembla: Hija, ¿están bien?

Ya me contó que ella se aferra al tocador de la recámara, mientras don Xavier trata de calmarla, diciéndole que todo va a estar bien.

 Rebecca Jones llegó con Ana Celia Urquidi después del llamado de Las malcriadas. Tengo que felicitar a ambas, a Ana Celia por la maravillosa producción de la serie que apenas esta semana regresó a las 9:30 en Azteca 13. Estrenaron el lunes de la semana pasada con tremendo éxito y después del temblor, tuvieron que dejar de transmitirla para darle paso a la cobertura especial de Azteca Noticias.

El casting es maravilloso, la producción realizada casi en un 100% en exteriores, el libreto, dirección, actuación, todo me parece de una gran factura. Rebecca está maravillosa interpretando a la directora de Dulce Hogar. Después de ver la historia ya no me dan ganas de invitarla otra vez a la casa. De veras que esa Catalina Basurto tiene mala entraña. Gracias a Dios que la Jones es un encanto

También nos acompañó Shanik Aspe y su esposo Mau. Mi Shanik fue de las primeras en llegar y vaya que se lució cantando con los mariachis. Tengo que comentarles que tanto ella como su esposo han estado trabajando durísimo en los centros de acopio. Mauricio hasta fue a donar sangre y mi amiga lo mismo la veías en la Cruz Roja que en el súper comprando víveres para donar.

Jas Devael no falla en nuestros convivios. Se vino guapísimo de negro con todo y moño. Cantó divino y, como siempre, me hace sentir muy bonito cada que me dedica una canción.

Armando Araiza, un rey. No se anima a cantar pero lo disfrutamos mucho en la plática. Las dos últimas veces que ha venido lo acompaña su amiga Cristina y ya nos hemos vuelto fans de la pareja.

Mi compadre Bisogno ahora sí agarró el micrófono y mientras la comadre Cris, nada más lo grababa en el celular, Daniel se aventó sus buenas rolas cuando vio que poco a poco todos nos animamos a cantar con Chabelo. Cabe apuntar que antes aflojamos garganta con unos mezcalitos.

Mi madrina Mina, la esposa del Coque Muñiz, llegó con Marisol, su hija. La Rafaella fue la más feliz pues le trajo de regalo una cobijita que ella misma tejió con sus manos. Me contó Teresita, quién es su vecina en San Antonio, que allá anduvo la chamaca buscando hilo del fino, para tejerle en gris y rosa, la cobija a mi chiquitica.

Aquí anduvo en medio de la fiesta caminando como fantasmita la niña, con la colcha en la cabeza. Cómo no amar a los Muñiz con estos detalles.

Pero la que sin duda se llevó la noche fue Laura Zapata. El porte, la voz y la interpretación de Laurita nos tenía a todos con la boca abierta. Sabemos que ha grabado y es cantante, pero cuando la tienes enfrente interpretando La Llorona, hay que ponerse de pie y aplaudirle. Con decirles que después de disfrutar a Laura, nos achicamos, y no nos atrevíamos a echar gorgorito. Hasta que ella misma nos invitó a todos a cantar La diferencia. Fue así como hoy guardamos un maravilloso recuerdo de esa noche. Mi Bisogno, Chabelo, Jas Devael, Shanik, Laura Zapata y esta que les escribe, compartimos el micrófono y al son del mariachi, nos unimos por este amor a México que no solo aflora el 15, sino, todos los días. Aún más en momentos como estos que vive el país.

Tengo que reconocer que todos le han entrado a la ayuda. Laura se fue en un camión a Morelos a llevar agua, alimentos y ropa a familias damnificadas. Me siento muy orgullosa de mis amigos. Puedo con orgullo decir que todos aman a este país que hoy siento más mío que nunca.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Aprendamos a vivir el aquí y el ahora. Sigamos siendo solidarios y compartidos en las buenas, como el 15 de septiembre que todo es fiesta y alegría, y en las malas, como después del temblor del 19 de septiembre. México está de pie y sin duda vamos a reconstruirlo. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.

Rumbita y bohemia para sonreír en casa da

Raquel Bigorra

Benito Castro contando anécdotas es una maravilla. Ya van dos fiestas seguidas que lo disfrutamos en casa y es lo máximo. La primera fue la fiesta china donde se fue a las 6:30 a.m. y la más reciente fue el jueves santo que de santo no tuvo mucho. Me contó de Olga Guillot y sus amores, mientras interpretaba canciones de René Touzet. Así nos agarraron las 3 de la mañana, todos coreando La noche de anoche, al piano. René se la escribió a la cubana en una madrugada. Me dijo Benito que la conoció en una fiesta y al día siguiente ya le estaba cantando la canción que le había inspirado. Tiempo después se casaron, así que salió efectivo René.

Benito trajo de invitado al maestro y pianista Miguel Ángel Díaz y la bohemia se puso buena. Ya no me acordaba que había yo grabado con Gualberto Castro una canción en un disco que hizo con Lolita Ayala, Talina Fernández, Pedro Ferriz de Con y otros comunicadores. Estuvimos juntos en un Teletón cantando las canciones de ese disco especial. Cada que me acuerdo lo rodada que estoy hasta me da miedo. Estuvimos recordando cuando Miguel me enseñó el arreglo de “La noche y no llegas”, ¡qué barbaridad! Mira que la gozamos.

Antes de la bohemia, donde también cantó Debbie, la bella y talentosa hija de Benito, y mi paisano Lenny de la Rosa, quien por cierto venía de dar función en Mentiras, el musical, y pues echamos bailongo. A las 11 llegó el trío de música cubana y Arielito y yo aprovechamos para echar unos pasos. No darían ustedes crédito del ritmazo de Albertano. Se me hace tan raro verlo sin toda la producción del personaje de Albertano. También a José Luis, quien hace a Resurrección. Es increíble cómo cambian ya transformados. Los dos son ocurrentes y dicharacheros pero en personajes superan todo.

Llegó Wendy Braga con su mamá, quien la está visitando de Mérida, Armando Araiza y también mí querido compadre Bisogno y su esposa Cristina. Ellos no bailaron, pero cerraron la puerta, como digo yo. Fueron los últimos en irse y eso sí que me da gusto. A mi marido Alejandro le encanta que los veamos, pues Daniel siempre nos hace reír muchísimo con sus ocurrencias.

Veníamos muertos de dar función de A oscuras… pero no podíamos dejar de festejar. Fue así como nos reunimos en casa todo el elenco de la obra y brindamos al son de mojitos y música de mi tierra.

Moros y cristianos, plátanos fritos, carne de puerco al horno, casquitos de guayaba con queso crema, coco rallado y mermelada de guayaba roja. ¿Se les hizo agua la boca? Yo también le volvería a entrar a un platón cubano como el que disfrutamos en casa.

¡A gozar que el mudo se va a acabar! Celebra la vida que solo se vive una vez. Festeja como celebramos los compañeros del teatro y el cola’o de Lenny de la Rosa. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.

Chapoy a ritmo de zumba

Raquel Bigorra

Vaya semanita movida que he tenido por el estreno de Contacto, mi nuevo programa. Lo de hoy son las redes y hay que actualizarse. Así que no he parado. Anoche estrenamos en Facebook live en @rbigorra y tuve de invitados a un elenco que ni en sueños imaginé poder juntar.

Fey vino con su guitarra y nos regaló momentos únicos con su gracia y voz. Pablito Ruiz en el piano, Cepillín desde las alturas y Fernando Lozada, nos puso nerviosas a nosotras las mujeres. Resu, trajo el toque de comedia. Y nada, que me siento muy afortunada. Pero sin duda, fue la Chapoy la que se llevó mi momento de la semana. No daba yo crédito de cómo movió las caderas a ritmo de zumba. Fui a Ventaneando de promoción y en la plática salió que me hice instructora de zumba.

De la nada, la señora me dijo que diera una demostración. Estábamos en vivo y yo empecé a sudar de los nervios. Juré que yo iba a hacer unos pasos y mi compadre Bisogno me seguiría, para apoyarme. Cuando me doy cuenta que la patrona estaba de pie y moviéndose con tremendo sabor cuando sonó la música de Merenglass. Después se escuchó en el foro la de J. Lo, El anillo. Esa coreografía en zumba es menos movida pero más sexy, pensé que Pati abandonaría la sesión, cuando la oigo decir: “Ay Dios”, pero me siguió el paso. Esa es la diferencia de las estrellas. Se divierten haciendo su trabajo y en vivo, todo se vale. Siempre he sido fan de la señora por la carrera constante que ha llevado, ahorita ya, haga de cuenta que es mi ídolo.

Qué maravilla que después de tantos años de carrera siga yendo a trabajar para entretener e informar al público. De veras salí gratamente sorprendida con el gran momento que pasé en Ventaneando. Por eso y más, son los número 1 del espectáculo. También tengo que decir que al elenco lo percibí feliz y contento. Linet con su pancita hermosa, la guapa Choco y la siempre divina Mónica Castañeda. Pedrito andaba de viaje y justo mi compadre regresaba de vacaciones. Y sí se le extrañaba y mucho. Todos son un amor. Incluyendo a Ernesto, la mano derecha de la Chapoy, que vi desde lejos también echarse sus pasos de zumba.

Cabe comentar, que el contoneo de la Chapoy tuvo muchísimas vistas en internet y lo que era un espacio que me hicieron el favor de brindar, para promover Contacto, se convirtió en una tarde muy divertida.

¡A gozar que el mundo se va a acabar! Vamos a atrevernos como la Chapoy. La señora no sabía qué era zumba, pero no por eso se iba a perder la oportunidad de aprender algo nuevo. Pero sobretodo, se divirtió y la gozó. Que no se nos olvide que a eso vinimos. Nos leemos el viernes en El manual de la buena esposa.

 Feliz cumpleaños

FOTO: Instagram

 

Raquel Bigorra

Un cumpleaños le lle­vé a mi marido a la doble de Marilyn Monroe en México. Enfunda­da en joyas y el icónico ves­tido blanco, salió a cantarle Happy birthday, tal cual lo hi­ciera la rubia unos años atrás a John F. Kennedy. Otro año le mandé a construir un pas­tel para salirle de sorpresa. Fui por mi lencería muy fi­na, pero el numerito no pu­do concretarse cuando Ale­jandrito, el hijo de mi esposo, me dijo que quería salir con­migo dentro del pastel. Sa­limos los dos, sí, pero la len­cería tuve que guardarla pa­ra más tarde. Igual estuvo muy bonito el momento.

Otro año me lo llevé con su familia a un hotel en Cuerna­vaca. Después llegó el trío a cantarle de sorpresa al cuar­to y la rumba terminó en la madrugada. Ahí fue donde me hice hermana de una cu­ñada y me convertí en madri­na de una sobrina. Esas co­sas que pasan cuando una está con el corazón henchi­do de tanta vida que celebrar.

Llevamos 8 años juntos y me vuelvo loca por festejarlo, aun­que mi marido es de esos hom­bres que por la cara que pone, uno no sabe si le da gusto o no tanta algarabía. Pero no me lo tomo personal. Después de re­galarle una moto, la que él que­ría, hace unos 4 años en uno de sus cumples, me dije a mi mis­ma: Celébralo en grande y no es­peres a la reacción facial para mo­tivarte al año siguiente. Yo sé que en el fondo, a él le doy gusto, aunque su cara no me lo diga.

Por eso, cada año, segui­mos intentando sorprenderlo.

Este año me lo llevé a San Francisco a pasar el fin de se­mana. Estas escapadas son jus­tas y necesarias. Dejamos a los niños y nos fuimos como un par de chamacos a caminar por las empinadas calles de la ba­hía más linda de California.

Nos metimos en un club de blues y el cantante de la ban­da, como si yo le hubiera dicho que Alejandro estaba de cum­ple, vino con todo y guitarra a cantarnos y tocar para nosotros. El salón estaba lleno, pero el músico estrella de la noche ja­ló una silla y nos dedicó el show.

Nos fuimos de compras. Nos tomamos un helado de choco­late en una esquina. Entramos por unas chelas a una barra y es­tuvimos chachareando en Haight Ashbury, el barrio de los hippies.

Nos comimos unos delicio­sos rollitos primavera en el Barrio Chino y en medio de una festividad hasta danza­mos con los dragones de fue­go que bailaban en medio de la calle. Suerte que tuvimos.

Aprovechamos cada instan­te para tomarnos de la mano y consentirnos. No nos pudimos resistir a la belleza del Golden Gate y allí, en el famoso puen­te estilo Art Decó, pasamos un buen rato tratando de capturar la mejor foto. Llegaron los Blue Angels a sobrevolar la bahía. Re­sulta que se llevaba a cabo la Se­mana de la Armada en San Fran­cisco, así que tuvimos la dicha de ver la especie de suertes que hicieron los pilotos sobre Alca­traz y el Golden Gate. ¡Fue un regalazo! Ambas celebraciones, las del Barrio Chino y también la de los aviones sobre la bahía, solo ocurren una vez al año. Có­mo el cumple de mi amorcito.

¡A gozar, que el mundo se va a acabar! Muy bendecida me siento por tener este amor que me hace suspirar. Lo seguiré ce­lebrando cada año con una sorpresita diferente. “Per­dóname que no soy tan ex­presivo”, me dice. Y yo, pen­sando cómo agasajarlo mien­tras apaga las velitas.

Ya de regreso en Méxi­co nos fuimos los cuatro a ce­nar. Entre los besos y apapa­chos de Rafaella y Alejandri­to brindamos por un año más de vida y cerramos con bro­che de oro el festejo. La vida es una, así que si te nace sor­prender, no dudes en hacer­lo. Se siente maravilloso. Nos leemos el próximo viernes en El manual de la buena esposa.

 

 ¡UP’S, SE ME SALIÓ!

Estoy muy feliz porque el programa hermano de Cocineros mexicanos en Argentina tendrá una edición especial nocturna. Después de ver cómo hacemos el nuestro, los creadores decidieron modificar el formato y se llevarán a la noche el programa tal cual lo hacemos en Cocineros mexicanos. Cocineros con una conductora.

Así que enhorabuena, y qué maravilla que nos vean y les guste lo que hacemos de este lado del Bravo. Se supone que no debería contarles que también habrá Cocineros hispanos en Univision y que esta familia culinaria, crece y crece, pero.¡Up’s se me salió!

El Sol me eclipsó y de paso… Netflix también

Raquel Bigorra

Yo como usted, también he dejado de ver la televisión. Ando más metida en las redes sociales, que al fin y al cabo, es entretenimiento. En Twitter me enteré de la serie de Luis Miguel. Domingo en la noche, a las 9pm, para ser exactos, se estrena capítulo. Es por ello que de 9 a 12 de la noche los temas más comentados en redes fueron acerca del cuarto capítulo de El Sol.

La gente hablaba de Mariana Yazbek, la fotógrafa y primera novia de Micky, de Stephanie Salas, la mamá de su hija Michelle, de El Negro Iñárritu, y de la canción Miénteme como siempre. Algo está pasando, me dije. La serie está gustando. Ah, también Luisito Rey, el papá del cantante fue tendencia.

Los usuarios estaban haciendo unos entripados y corajes que no daba yo crédito de cómo manifestaban molestia por lo que sufría Micky en la historia.

Cómo yo no sé andar en Netflix, tuve que pedirle ayuda a mi marido. Y ahí me tienen de corridito viendo los cuatro primeros capítulos. Me di una enganchada tremenda.

Mientras yo disfrutaba acostada, Alejandro me tenía loca hablándome de algunas incoherencias e imprecisiones en la historia. Es ficción, le dije. Esta entretenida, qué más da, si así pasaron las cosas o no. Ayer se pronunció Stephanie Salas y El diamante negro, amigos de Luis Miguel, a quienes la serie no favorece mucho. Al dejar a uno como el chismoso y a la cantante como que era la que estaba detrás de los huesos de El Sol. Los dos ya hicieron pública su postura y compartieron algunos detalles de cómo ocurrió la historia en realidad.

Se puso bueno el argüende, porque lógicamente ya los que seguimos la serie, queremos que den las 9 de la noche del domingo para ver el próximo estreno y ver hacia donde gira la historia.

Lo confieso. Estuve muy entretenida con la serie de Luis Miguel. Yo soy de las que le gusta sentarse o acostarse a ver la televisión. Me gusta ver las imágenes en pantalla grande. He sacado las de varias pulgadas a meses sin intereses con tal de poder disfrutar a mis anchas de los programas de entretenimiento y de las buenas historias.

Hacía mucho tiempo que nada me atrapaba. Pero ahí les va, Luis Miguel me hizo que me quedara en Netflix y me di una desvelada tremenda viendo varios capítulos de La Corona, una serie que cuenta la historia de la reina Elizabeth, maravillosa.

Cada vez hay más gente viendo Netflix. Yo me sentía excluida cuando mis amigos empezaban a recomendarme series. Así que ya le entré a la moda del streaming.

No me atrevía a entrar a Netflix, porque sentía que estaba traicionando a la tele. Pero es que la tv me traicionó primero a mí y a millones de televidentes. ¡A gozar que el mundo se va a acabar! Ya me urge que sea domingo a las 9 p.m. ¿Tú ya viste la serie? Nos leemos próximo viernes en El Manual de la buena esposa.

Basta! para que te enredes

49,909FansMe gusta
87,075SeguidoresSeguir
3,979suscriptoresSuscribirte