Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Lunes 27 Mayo del 2019
nubes rotas 19°

Palacio Nacional

Espaldarazos de AMLO

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
Avatar

“Es un honor que nos acompañe Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad (de México)”, expresa el presidente Andrés Manuel López Obrador. Así inicia su conferencia mañanera el viernes pasado.

Está concluyendo la que, quizá, sea la semana más complicada que haya tenido Sheinbaum desde que inició su gobierno, el 5 de diciembre. Quinto día de contingencia ambiental en la casi paralizada zona metropolitana del Valle de México.

Sheinbaum necesitaba el espaldarazo presidencial. Reaccionó tarde a la contingencia y no enfrentó a los medios de comunicación sino hasta el jueves. Una conferencia en toda la semana.

Es el día 168 del gobierno de López Obrador. La conferencia presidencial 115. En estos meses, el encuentro mañanero ha sido fundamental para la pasarela de los cercanos al presidente.

Cuando enfrentan un problema, una crisis, aparecen en la mañanera para el espaldarazo presidencial. Es la señal clara de que quien se mete con ellos, se mete con el presidente.

La semana pasada, también espaldarazo para el vocero presidencial, Jesús Ramírez: “Entonces, me apoyo mucho en los servidores públicos. Lo mismo en el caso de Jesús para la campaña. Y así hay servidores públicos extraordinarios en el gobierno que están ayudando mucho”, dice López Obrador el martes. En días previos se le criticó mucho que sus conferencias son un montaje.

Ramírez apareció en escena martes y jueves en la mañanera, para el mismo tema.

El otro espaldarazo es para Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación. Martes y Viernes. En ambos días, en dos ocasiones, el presidente habrá de referirse a él así: “Es un profesional, que es sensible, que es una gente honesta…”.

¿Así o más claro?

Transparencia a capricho de AMLO

(Twitter) Obrador les informó que se avanza en el ejercicio presupuestal y que los ingresos del gobierno caminan bien.
Avatar

Ayer ocurrió un milagro en Palacio Nacional: el presidente Andrés Manuel López Obrador apareció las cartas que la Oficina de la Presidencia de la República declaró “inexistentes”.
Exhibido quedó que la transparencia y el acceso a la información que el ciudadano tiene garantizados en los artículos 6 y 7 Constitucionales hoy está a capricho del presidente; a sus tiempos políticos y no a los derechos de la sociedad.

Me refiero a las cartas que AMLO envió al Rey de España y al Papa Francisco; también a la que recibió del ex presidente Felipe Calderón. Al pedir copias de las tres misivas en la Plataforma Nacional de Transparencia, la Presidencia me respondió: “inexistencia de la información solicitada”.

Ayer le pregunté al presidente, en su conferencia: “¿En verdad no existen estas cartas, como lo responde la Oficina de Presidencia? ¿O hay alguna estrategia para no entregarlas o una estrategia dilatoria para entregar las cartas?

Respondió: “Yo di a conocer aquí que íbamos a esperar a que se asentaran las cosas, a que se serenaran los ánimos por la polémica que generó la carta al rey. Y en eso estamos. Hay elecciones todavía en España, creo que a finales de este mes ya; a partir de ahí para ser muy cuidadosos de las formas, vamos a dar a conocer la carta al rey…

—Por transparencia, perdón, presidente, ¿por qué no las entregan?, ¿por qué responde la Presidencia que son inexistentes?

—No sé, pero yo hago el compromiso con ustedes de darlas a conocer a principios de junio, si les parece. Es una cuestión de respeto, de diplomacia….

La de Felipe Calderón, dijo, la va a hacer pública el lunes, prometió.

Transparencia a capricho y en los tiempos del presidente.

AMLO: cartas inexistentes

(Tabasco HOY ) El mandatario, confió en que quienes rechazaron la propuesta analicen de nuevo su posición.
Avatar

Son tan famosas, que pareciera un absurdo atreverse a decir que no existen las cartas que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador al rey de España y al papa Francisco en marzo pasado, así como la que dijo haber recibido por parte del presidente Felipe Calderón.

Claro que es un absurdo, y proviene de la Oficina de la Presidencia. En solicitudes de información que presente en la Plataforma Nacional de Transparencia, respondieron la “inexistencia” de las tres misivas.

A finales de marzo, hice la primera petición de información (0000500097719) de las cartas al Rey y al Papa, en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). El 29 de marzo respondió: “… se transmite que la instancia que pudiera tener la información de su interés, es la Oficina de la Presidencia de la República”.

Hice la misma solicitud (0210000085919) en Palacio Nacional. El 2 de mayo respondió así: “El Comité de Transparencia de la Oficina de Presidencia resolvió confirmar la inexistencia de las cartas”.

Y le devolvieron la pelotita a la Cancillería: “…se comunica que el sujeto obligado que pudiera proporcionarle la información de su interés es la Secretaría de Relaciones Exteriores”.

Sobre la carta que López Obrador dijo el pasado 8 de abril haber recibido de Calderón, la Oficina de la Presidencia también la declaró la “inexistencia”, en la solicitud de información 0210000100619. “…Que la Secretaría Particular del presidente manifestó que, derivado de una búsqueda exhaustiva y razonable en sus respectivos archivos, no se localizó evidencia documental que atienda el requerimiento del interesado”.

Obvio ocultan información. ¿Pues no que muy transparentes?

La huidiza Josefa

Avatar

Nerviosa, la secretaria del Medio Ambiente, Josefa González Blanco, elude a los periodistas que la quieren entrevistar en Palacio Nacional. Sueltan preguntas sobre las acciones que está emprendiendo el Gobierno Federal ante una de las más delicadas contingencias ambientales en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

Sólo atina a responder: “Que todos seamos más conscientes de la contaminación que producimos”.

Emprende la huida. Los reporteros le insisten en el tema. Sigue caminando. Parece no importarle que está obligada a informar a la población sobre esta delicada situación en el Valle de México y las acciones que está emprendiendo el Gobierno para reducir los graves riesgos.

Frente a la insistencia, cual si fuera un gran favor, González Blanco se detiene y hace un comentario de sólo 30 segundos. Habla del nombramiento del nuevo coordinador ejecutivo de la CAME. “Tenemos una terna, es una persona con un gran perfil, el perfil es estupendo”, dice. ¿Terna de uno?

González Blanco encabeza la dependencia encargada de las políticas ambientales en todo el país. Es la responsable de que funcione la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME), que establece las medidas a aplicarse en esta temática.

Ante la apatía del Gobierno Federal, la CAME está acéfala desde hace más de tres meses. Hoy la opera el subsecretario de Gestión de la Semarnat, Sergio Sánchez.

En Palacio Nacional, González Blanco también se reunió con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, por el tema de la contingencia.

Sheinbaum informa después, en un video en sus redes sociales, que se está atendiendo la situación. Nada más. Desde el lunes no ha concedido entrevistas ni conferencias de prensa.

AMLO hace lo que quiere

Avatar

¿AMLO es un hombre que escucha recomendaciones o críticas de sus cercanos? No, es un hombre que oye con respeto a sus colaboradores y después hace lo que quiere. Confía en sus propias decisiones y, en la mayor parte de los casos, tiene razón, aunque existan opiniones en sentido contrario. De no ser así ya se hubiera desprestigiado totalmente frente a su equipo. A veces se equivoca y sus errores son costosos.

Aunque podría parecerlo, la descripción anterior que se hace del presidente Andrés Manuel López Obrador no proviene de sus adversarios políticos; tampoco de analistas que lo critican; ni de periodistas, el vox pópuli y menos mía.

El primer párrafo de esta columna es una cita textual de la página 215 del libro “AMLO, Con los pies en la tierra”, la biografía autorizada de López Obrador, escrita por José Agustín Ortiz Pinchetti y publicada en marzo de 2018, cuando era candidato.

López Obrador está a tal grado de acuerdo con esa biografía, que escribió el epílogo. Y en la contraportada del libro, su anotación: “No dejo de recomendar este libro…”

Ayer le pregunté que si hoy como presidente, ¿actúa o sus decisiones las toma conforme a lo que describe Ortiz Pinchetti, o ahora escucha más a sus colaboradores?

En esencia, me dijo esto: “Siempre escucho y no sólo a los colaboradores, creo yo, no es para presumir, que soy el servidor público que más escucha al pueblo… Y no me entra por un oído y me sale por otro…”.

Después, volví a consultar con tres altos funcionarios que tratan temas con él directamente. Me dijeron que la descripción de Ortiz Pinchetti está más viva que nunca.

Con disfraz de conferencia

(HOY)
Avatar

Durante los cuatro años y medio que Andrés Manuel López Obrador ofreció conferencias de prensa como jefe de Gobierno del Distrito Federal, entre diciembre de 2000 y junio de 2005, fueron estrictamente eso: conferencias de prensa.

En todo ese tiempo, jamás se usaron para actos políticos, festejos. Cuatro personas garantizaban que sólo entraran periodistas.

En estricto sentido, una conferencia de prensa es un encuentro sólo con fines informativos, que encabezan una o más personas, a título personal o como representantes de organizaciones o instituciones.

Sólo invitan a periodistas, para que recojan la información que ahí se difunde y hagan cuestionamientos.

En esa lógica, las “mañaneras” son más show que conferencias de prensa. Y se siguen desvirtuando: el último reporte del analista Luis Estrada, indica que hasta hace unas 3 ó 4 semanas se permitía a 11 ó 12 periodistas hacer preguntas. Ahora sólo se concede hacer cuestionamientos a 6 ó 7 personas, la mitad periodistas y la mitad paleros, que hacen preguntas a modo y el presidente llega a tardar hasta 20 minutos en su respuesta.

Hoy, López Obrador aprovecha eso que llama “conferencia” para actos políticos: firmas de convenios, cátedras de historia, promesas de gobierno, ideologización, festejos.

En esta lógica, está a discusión que López Obrador sea el único presidente en el mundo que todos los días hace una conferencia de prensa. El debate debe ser si la mañanera se parece más a La Hora Nacional, a Siempre en Domingo, a Late Show o incluso a Aló Presidente.

López Obrador está en todo su derecho de hacer el programa que quiera. Pero que no lo disfrace de “conferencia de prensa”.

Fobia a Televisa

Avatar

Un par de semanas después de que fue cesado como director del Canal 14 del Sistema Público de Radio y Televisión del Estado Mexicano (SPR), Fernando Coca fue recibido por el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

AMLO le dijo que se habían equivocado quienes lo destituyeron. Le reconoció el apoyo histórico a su movimiento (desde 1995). Y le ofreció reincorporarlo a la 4T, en una secretaría de Estado.

La destitución de Coca se dio a conocer en los medios el lunes 8 de abril, aunque el cese por parte del titular del SPR, Jenaro Villamil, ocurrió el 28 de marzo. Días después, el nuevo nombramiento: Leticia Salas (quien de 2007 a 2014 fue directora del Canal del Congreso, gracias al impulso de Felipe Calderón). Hoy es amiga del vocero presidencial, Jesús Ramírez.

Por esa amistad, ese lunes 8, me aseguran fuentes de Palacio Nacional, López Obrador, molesto, reconvino a Ramírez, pues consideró que se alió con Villamil e incurrieron en rudeza innecesaria contra Coca, un leal a su movimiento. Ramírez afirma que no hubo tal regaño. “Es algo totalmente falso”, me dijo ayer. Es evidente que Villamil nunca quiso a Coca en Canal 14, por dos razones: no era de su equipo y por su amplia trayectoria en Televisa, empresa a la cual el titular de SPR y sus aliados le tienen fobia.

Tan es evidente, que el pasado 23 de enero, cuando López Obrador anunció que propondría al Senado a Villamil para encabezar el SPR, éste aludió una lamentable frase de Emilio Azcárraga Milmo.

“Ya no más una televisión para una clase media jodida, que no va a salir de jodida como dijo un clásico”, dijo Villamil ese día frente a AMLO.

Yeidckol, en reversa de la 4T

Avatar

Desde diciembre de 2017, Yeidckol Polevnsky, ya como presidenta en funciones de Morena, decidió cerrar el partido a la ciudadanía: ordenó que ni una sola afiliación más.

Millones de ciudadanos que apoyaron activamente la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, y muchos de esos más de 30 millones que votaron por él, se quedaron con las ganas de tener una credencial de Morena.

Esto viola flagrantemente el artículo 41 de la Constitución, que establece que los partidos políticos son un ente de interés público, y deben estar permanente abiertos al escrutinio y a la participación ciudadana.

Es una muestra de cómo Yeidckol ha conducido a Morena, en sentido contrario de la 4T. Contrario a lo que enarbola AMLO: estar cerca del pueblo, escucharlo. Morena se está convirtiendo en una especia de partido comunista, maoísta, como el Cubano. Sólo unos cuantos, una nomenklatura decide: Yeidckol, Martí Batres, Marcelo Ebrard, los principales.

A quienes disienten, los mandan al paredón. Violan sus derechos Constitucionales a la libre expresión. Ahí el caso de Alejandro Rojas Díaz Durán, a quien por buscar la Presidencia de Morena, pretenden expulsar. Absurdos los argumentos: que hizo “manifestaciones que se encaminan a realizar una falta a la moral, intimidad o se moleste públicamente a una tercera persona”. ¿Se referían a Yeidckol, cuando llamó “sabandijas”, “rastreros, “chapulines” a sus compañeros de partido?

¿Qué sigue? ¿Proscribir la libre expresión de la Constitución? Ahora Yeidckol quiere sancionar a Ricardo Monreal, líder de los senadores de Morena. Ello fracturaría a Morena y se acabó la 4T.

¡Ojalá alguien se anime!

Avatar

Hace unas semanas, le pregunté a un alto funcionario del Gobierno Federal si era cierto que los dados estaban cargados a favor de Ricardo Salinas Pliego para que ganara la licitación de la concesión de 50 mil kilómetros de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Su respuesta fue sorprendente: “¡Ojalá alguien se anime!”

Pareciera un apetitoso negocio. Es una de las dos redes de fibra óptica que existen en el país. Es la más grande. Llega al 95% de las poblaciones, todas en las cuales hay energía eléctrica. No la usan para telecomunicaciones.

La otra es la de Telmex, de Carlos Slim, que no cubre todo el territorio, ni siquiera en las grandes ciudades.

Quien gane la licitación tendría que hacer el tendido de cable fibra óptica de lo que se llama la “última milla”: de la central eléctrica a las viviendas y comercios, a quienes les vendería el servicio. Ese sería su negocio.

A cambio, daría internet gratuito en plazas públicas, escuelas, hospitales y los centros integradores de servicios del Gobierno Federal, unos 10 mil, en igual número de comunidades. El concesionario tendrá que dar mantenimiento a la red.

Las bases de la licitación se publicaron el 12 de marzo pasado. La licitación sería a finales de junio.

Parece que no ha cobrado el interés que esperaría el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Tan es así, que apenas el viernes pasado, dijo que si se declara desierta la convocatoria, no descarta la creación de un organismo de Estado para operar esa fibra óptica y llevar a todas las comunidades del país el servicio de telefonía e internet. Ojalá alguien se anime.

AMLO: el nuevo ‘memorandazo’

Avatar

De nueva cuenta, el presidente Andrés Manuel López Obrador se le adelantó al Poder Legislativo con un “memorandazo”. Esta vez, se anticipa a la creación de la Ley Federal de Austeridad Republicana.

Esa iniciativa se ha aprobado sólo en la Cámara de Diputados. Falta el Senado. El memorándum (que no fundamenta ni motiva en Ley alguna), lo dirige a “los servidores públicos del Poder Ejecutivo del Gobierno Federal”, para que “de manera respetuosa” lleven a cabo mayores medidas de austeridad.

Mario Di Costanzo, exdiputado federal por el PT, e integrante de la Comisión de Presupuesto, ya hizo el análisis del alcance de los recortes. Me lo compartió. Algunos destacados: despedirán unas mil 500 personas (directores generales adjuntos), cuyo salario es de 103 mil pesos mensuales.

El ahorro será de unos mil 854 millones de pesos. Como ejemplo de esas plazas, en la Segob hay 151, en Hacienda 129, en SCT 81, en la SEP 81, y así. Los recortes de todas las partidas alcanzan unos 6 mil 500 millones de pesos.

Equivalen al 0.7% del gasto total en el primer trimestre del año. A quien más le recorta es a Segob: 535 millones. En el ahorro de combustibles, el más afectado es el SAT, lo que impactará en menos inspecciones. A la UAM le quita 18 millones para compra de útiles, y 14 millones al IPN. Reduce 30% el gasto en Comunicación Social (monitoreo y difusión de mensajes sobre programas y actividades, y promoción de venta de servicios).

Le quitan 995 millones de pesos. Esos son subcapítulos de la partida 3,600, “Servicios de Comunicación Social y Publicidad”, del cual se aprobaron 4 mil 711 millones para este 2019.

Carta de Carlos para AMLO

Cuando el pasado jueves, Carlos Domínguez, hijo del periodista del mismo nombre asesinado en enero del año pasado en Nuevo Laredo, acusó ante el presidente Andrés Manuel López Obrador que existe impunidad en el crimen de su padre, hubo un tema que no tocó. Ayer me lo platicó. Se trata de una carta (me dio copia) que, afirma, le entregó a un cercano colaborador de López Obrador, el 5 de abril de 2018 (fechada el 4 de abril), en la que acusa que el exalcalde de Nuevo Laredo, en ese momento ya cercano a Morena, Carlos Canturosas, “es el autor intelectual del homicidio de mi padre”. En esos días de campaña, López Obrador recibía cientos de cartas todos los días. Ayer preguntamos en la oficina del Presidente y nos aseguraron que la carta mencionada “no la recuerdan”. En aquel mitin del 5 de abril, López Obrador dijo: “… se hizo una encuesta para ver quién nos iba a representar en Laredo, y tan luego lo supieron los de la mafia del poder, empezaron a perseguirlo a él (Canturosas) y a su familia. Le decimos a Carlos que cuenta con nosotros, que tiene todo nuestro apoyo…”. Es de dominio público que el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, detesta a Canturosas. Desde el jueves, Carlos Domínguez ha recibido por diversas vías amenazas de muerte. Está desplazado. No puede radicar en Tamaulipas. Ese mismo día, Canturosas envió un mensaje de audio en redes sociales, en el que afirma: “El gobernador del estado mueve a este muchacho para calumniarnos. Es una cuestión fabricada por la Procuraduría”. El contexto de esta polémica: en Tamaulipas están en campañas. Habrá elecciones de diputados el próximo 2 de junio.

AMLO: escoltas a discreción

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Un viejo aliado del hoy presidente Andrés Manuel López Obrador fue quien lo propuso. Pero aunque le beneficia al primer mandatario, lo planteó con cierta mordacidad: “…no creemos ni en los excesos del derroche, ni en las estridencias, pero tampoco creemos que la simulación permita crear tragedias”.

Sí, Dante Delgado, el propietario de MC, que postuló a López Obrador a la Presidencia en 2006 y 2012, pidió que se agregara un artículo a la reforma que eliminó al Estado Mayor Presidencial de la Ley Orgánica del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicanos.

Y quedó como el Artículo Cuarto Transitorio, avalado el martes sin un voto en contra: “Considerando que el Presidente de la República debe ser salvaguardado en su integridad física, se propone crear un cuerpo de seguridad para el presidente, a cargo de la Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana e integrado en lo necesario por miembros de las Fuerzas Armadas permanentes”.

El artículo concluye: “La Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana deberá expedir un reglamento para ese cuerpo e integrarlo en un plazo máximo de 60 días”. Es muy vago. Deja la puerta abierta para que el Ejecutivo decida a voluntad, a discreción.

Antes que se votara, Félix Salgado, senador de Morena y presidente de la Comisión de la Defensa Nacional, intervino para apoyar tal artículo. Pero aclaró que después tendrá que aprobarse una Ley para reglamentar el cuerpo de seguridad de quienes van a proteger al presidente. Seguro Obrador no moverá un dedo para tener ese cuerpo de seguridad.

Nada lo obliga. Sólo dice que “se propone crear un cuerpo de seguridad”. Y como Félix Salgado bien conoce a AMLO, vaticina: “Yo creo que no lo va a utilizar”. Pero antes tienen que aprobarla los diputados.

Traicionaron a AMLO

Los dos senadores morenistas que se ausentaron de la votación en lo particular, y por ello no se aprobó la reforma constitucional en materia educativa, prefirieron traicionar al presidente Andrés Manuel López Obrador, que votar en contra de los intereses de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Ellos son Lucía Trasviña y Salomón Jara, que presumen ser lopezobradoristas y amigos de la presidenta en funciones de Morena, Yeidckol Polevnsky.

El primer caso, de Salomón Jara, es el más grave, porque sí estuvo presente en la votación general que obtuvo 95 sufragios y sí se aprobó; pero se ausentó a la hora de sufragar en lo particular, y se rechazó porque requerían 82 votos y obtuvieron 81.

El futurismo político, la razón por la que Jara, senador por Oaxaca, se ausentó. Ambiciona ser gobernador de esa entidad, donde la sección 22 de la CNTE tiene una presencia absoluta. Si se pelea con ellos, se acababan sus posibilidades de gobernar allá.

Por otro lado, la senadora Lucía Trasviña, de Baja California Sur, muy cercana al coordinador de Programas Sociales para el Desarrollo del Gobierno federal en aquella entidad, Víctor Manuel Castro, un veterano líder de la CNTE. Ella ni siquiera fue a la sesión.

Según fuentes del Senado, Trasviña no envió notificación alguna de licencia médica, como sí lo hizo el senador morenista Juan José Jiménez.

El PRI votó en contra en lo particular porque no se aceptó establecer la prohibición de vender plazas de maestros. Ayer, AMLO confió que la minuta volverá a ser votada a favor por los diputados, y volverá al Senado para aprobarse, porque sí irán los ausentes. Quieren que la reforma salga el 15 de mayo, día del maestro.

AMLO: ganar sin insultar

Avatar

Me atrevería a afirmar que en México no existe un político de los tiempos modernos que, como el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador, haya enfrentado tanta adversidad y tal cantidad de golpes (a veces con sustento, muchas más difamatorias), de la mayoría de los medios de comunicación, durante más de 30 años.

En los tiempos que el grupo político de Roberto Madrazo tuvo el poder absoluto en Tabasco, diarios y revistas de aquella región publicaron de López Obrador cualquier cantidad de infamias. Bastaba inventar un declarante para hacer una nota principal atribuyéndole cualquier infundio.

A nivel nacional, la historia se repitió en los años siguientes, con especial acento desde 2004, y de manera brutal en 2006. Luego siguió.

Si se revisa la historia de López Obrador desde la oposición, su postura ante esos ataques nunca fue jamás quedarse callado. En buena medida por eso ganó en 2018.

Pero desde el 1 de diciembre López Obrador ya no es aquél líder opositor apabullado por el poder en turno. No. Es el presidente de la república. El hombre más poderoso del país.

Por eso ahora sus palabras tienen un peso brutal, del tamaño del poder que representa. Un calificativo (que no es ejercer su derecho de réplica) como “prensa fifí” o “prensa conservadora” hacia un periodista o un medio de comunicación, es tirar línea a sus millones de seguidores (aunque él niega que los azuce).

Por eso en redes sociales, sus seguidores insultan, agreden, ridiculizan, difaman a todo aquel que tiene el atrevimiento de criticarlo, cuestionarlo. Hasta amenazas de muerte.

“Podemos ganar fácilmente el debate, está papita, sin insultar”, dijo ayer. Pues que así sea.

“Acto privado” en plaza pública

Avatar

Este fin de semana, la gira de trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador fue quizá la más cuidada de todas, por parte de los equipos de logística, estatales y federal.

Primero, el viernes, la enorme seguridad que rodeó a López Obrador en Minatitlán, Veracruz. Su llegada fue como él describió el miércoles que ocurría en el pasado: “¿No se acuerdan cuando pasaba un presidente, cuántas camionetas? A lo mejor hay alguna imagen por ahí: era una, otra, otra, otra, 10 camionetas…”. Así más o menos se vio en el video que circuló en internet de su llegada a esa conflictiva ciudad veracruzana.

Al día siguiente, en la plaza central de Matías Romero, Oaxaca, un mitin totalmente controlado. Sólo dejaron entrar a empleados de los municipios morenistas y militantes de ese partido.

Esto, por el temor de que hubiera protestas contra López Obrador. Decidir que los periodistas de la fuente presidencial que cubrían la gira no podrían llegar a la plaza central de Matías Romero. “Acto privado”, el argumento.

¿López Obrador convirtió en privada una plaza pública y le prohibió la entrada a los medios? El temor de López Obrador: el proyecto ferroviario del Corredor Transístmico enfrenta fuerte resistencia en la región. Temían que hubiera protestas y salieran en los medios.

López Obrador sabe que hay miles de personas en varios pueblos de la región que no van a ceder sus tierras, que en su mayoría son ejidales (de uso común). El primero que intentó y fracasó en la construcción del Corredor Transístmico fue Benito Juárez. Habrá que ver si AMLO puede lo que no logró su icono

¿Y si el compadre fuera Peña?

Avatar

¿Qué habría ocurrido si durante el gobierno de Enrique Peña o Felipe Calderón, por poner como ejemplo a los dos últimos presidentes, hubiesen entregado un contrato de 221.6 millones de pesos a su compadre?

Mínimo, la oposición comandada por Andrés Manuel López Obrador habría presentado una denuncia ante la Procuraduría General de la República, por tráfico de influencia, en contra del presidente y del funcionario que haya firmado el contrato.

Hoy, no pasa nada por dos razones. Primera: prácticamente no existe oposición. Están desunidos, desorganizados. No hay quién los encabece. La segunda: hoy López Obrador es gobierno, desde donde parece que no ven tan mal estos contratos.

El diario Reforma publicó ayer que la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) le adjudicó una licitación por 221.1 millones de pesos a Grupo Bio Pappel, de Miguel Rincón Arredondo, compadre de López Obrador. Molesto, en su conferencia, sin mediar pregunta (algo así como a explicación no pedida culpa manifiesta), AMLO se lanzó contra el medio por la publicación.

“No le quiero dar ningún motivo a los conservadores, a la prensa fifí, porque no somos iguales”, expuso. Parece que nos hace un favor cancelando el contrato de su gobierno con su compadre, que si no es ilegal, manda la señal de que es igualito a los de antes.

Simple y sencillamente, López Obrador está obligado a rescindir ese multimillonario contrato porque prometió que nada de amiguismos, nada de tráfico de influencias, nada de corrupción. Por eso votaron por él más de 30 millones de personas. AMLO lo puede anular muy fácil, con uno de esos memorándums que tanto le gustan. ¿O no?

AMLO: de Bandos a ‘memorandazos’

(Tabasco HOY)
Avatar

Ayer, un deja vù en la Cámara de Senadores: legisladores de Morena se quejaron de las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador para presionar al Congreso a que le apruebe sus iniciativas. Dicen que ponen en riesgo los frágiles acuerdos que se han alcanzado. Y hay que iniciar casi desde cero.

Eso mismo ocurría con otro presidente: Vicente Fox. Al inicio de su mandato, aprovechaba el gran respaldo social (que le duró más o menos un año) para presionar al Congreso, y rompía los acuerdos.

Ayer, López Obrador amenazó con otro memorandazo interno, si es que el Congreso no aprueba a la brevedad la Ley de Austeridad, para que en los hechos se aplique ésta. La semana antepasada, envió un memorándum (por cierto, sin fundamento legal), para que no se aplicara la “mal llamada” reforma educativa de Peña.

El anuncio ayer del memorandazo molestó a la oposición. Le mandó mensajes al coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, de que los tiempos del Congreso son del Congreso, no del Presidente.

Por lo pronto, Monreal ya amarró la aprobación de las cuatro leyes para la Guardia Nacional, en la primera quincena de mayo. Lo que no está nada fácil son las reformas constitucionales de Consulta Ciudadana y Revocación de Mandato.

Pero si no salen, pues ya AMLO podría ir preparando otro memorandazo, como aquellos Bandos que utilizó como jefe de Gobierno (porque no lograba reformas legales), algunos de los cuales, por cierto, desataron la construcción desenfrenada de vivienda y la escalada de su precio comercial porque generó el gran negocio de la especulación inmobiliaria.

El petate de la consulta

(Foto: Agencia)
Avatar

El presidente Andrés Manuel López Obrador suele decir que era extraño y absurdo que los delitos de corrupción en México no fueran considerados como graves, a pesar de que este ha sido el principal mal del país, que se ubica en el lugar 135 del mundo en deshonestidad.

Pero también es extraño y absurdo que López Obrador lleva años señalando la grave corrupción en el país, con destacado acento en la administración de Enrique Peña, y ahora en el gobierno, a cinco meses de haber iniciado, no haya un solo funcionario o ex funcionario en proceso penal por corrupción.

Parece que López Obrador no quiere tocar ni con el pétalo de un citatorio a la gente de Peña y menos a éste. Tampoco a los ex presidentes Salinas, Zedillo, Fox y Calderón. Incumplió con hacer la consulta en marzo para que el pueblo decidiera si debe enjuiciarlos.

Ahora, AMLO dice que va a realizar una encuesta para que la gente decida si debe realizar una consulta para que la gente decida si debe enjuiciar a los expresidentes. ¡Es en serio! Así de confuso. Sí, una encuesta para una consulta.

López Obrador sabe que esa consulta fue la elección del 1 de julio pasado, cuando más de la mitad de los votantes lo hicieron en contra del régimen de corrupción que representaron esos ex presidentes.

El pueblo ya decidió: deben ser enjuiciados. Tal parece que sí existe ese pacto de impunidad con Enrique Peña Nieto, a cambio de que lo dejara ganar. Y a los otros expresidentes, puro sustito con el petate del muerto. Bueno, el petate de la consulta.

Resultados, en 11 meses

MORELIA, MICHOACÁN, 03ENERO2019.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de México y Germán Martínez Cazares, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante la inauguración de las oficinas del Instituto Mexicano del Seguro Social y la presentación del Plan 2018. FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM
Avatar

En su visita a Veracruz, que marcó por cuarta ocasión la realización de la conferencia de prensa mañanera fuera de la capital, el presidente Andrés Manuel López Obrador evidenció dos debilidades que, sin embargo, podría convertirlas en fortalezas. La primera: solicitó más tiempo. Pero primero reconoció la grave realidad – eso sí, ante la insistencia de los periodistas– de la inseguridad y la violencia. Ya no más decir que de un día a otro se reducirán los índices delictivos. Al contrario. Pidió seis meses más –ya lleva cinco– para que se empiecen a ver resultados. O sea, 11 meses. Casi un año de su gobierno.

No tenía de otra mas que reconocer y pedir tiempo, porque en el primer trimestre del año se incrementaron 8.9% los homicidios dolosos. Y este fin de semana ocurrieron hechos graves, de profundo impacto social, como el multihomicidio de 14 personas en Minatitlán, Veracruz; o el asesinato del muralista potosino Héctor Domínguez, su padre y hermano, y dos mujeres y un bebé acribilladas en Comalcalco, Tabasco. La tierra del presidente. La otra debilidad: le ha fallado uno de sus gobernadores, de los de Morena. En al menos tres ocasiones, durante la conferencia de prensa, respalda a Cuitláhuac . Tan mal está la situación que hasta le levanta el brazo. “Tiene el apoyo del pueblo”, dice AMLO.

El colega Alejandro Aguirre, veracruzano, en entrevista con Luis Cárdenas, de MVS, alerta: “Tanto espaldarazo a Cuitláhuac, sin resultados, le va a salir contraproducente”. Debe dedicarse más al gobierno y menos a la socialité. Sigue la luna de miel, por 6 meses

Se acaba la luna de miel

MÉXICO, D.F. 22AGOSTO2012.- Andrés Manuel López Obrador, candidato del Movimiento Progresista a la Presidencia de la República y la periodista Sanjuana Martínez durante el Festival por la Democracia, Dignidad y Libertad de México que se realiza en el Zócalo capitalino. FOTO: RODOLFO ANGULO /CUARTOSCURO.COM
Avatar

Durante la campaña electoral 2018 e incluso en los primeros días después de asumir el poder, el presidente Andrés Manuel López Obrador planteó, como si fuera muy sencillo, que serenaría al país, cual si sólo se requiriera voluntad política para lograrlo.

Le vendió a la gente que acabaría con la violencia que heredó de 12 años de lo que llamó una estrategia fallida. Su discurso fue convincente y le ayudó para ganar más de 30 millones de votos.

Pero ahora la realidad le demostró a López Obrador que no basta un decreto de “me canso ganso” para obtener resultados. No va nada bien: el primer trimestre de 2019 ha sido el más violento en la historia del país.

Y son sus cifras, sus estadísticas. Nada de que un “compló”. Son 8 mil 737 homicidios dolosos entre enero y marzo, un incremento del 8.9% respecto del mismo periodo del año anterior. O sea, 97 homicidios diarios, seis más que los 91 registrados promedio de enero a noviembre de 2018.

Pero además, hechos de un gran impacto social, como el multihomicidio de 14 personas en Minatitlán, Veracruz; o el asesinato del muralista potosino Héctor Domínguez, además de su padre y su hermano.

AMLO tiene ya un verdadero ejército de más de 300 mil elementos para enfrentar el crimen. El tiempo ya se le acabó. Los resultados deben venir ya. La Guardia Nacional es la última oportunidad. Después de eso, parece que ya no hay nada. El segundo informe trimestral de López Obrador, a presentarse en junio, es la fecha límite para que la gente vea avances estadísticos y, sobre todo, de percepción. La luna de miel se acaba.

Expediente AMLO, abierto

(Foto: Agencia)
Avatar

El país entero debería conocer los expedientes que elaboraron las áreas de “inteligencia” o espionaje político de quienes han sido presidentes de México. ¿Te imaginas lo que puede decir de Luis Echeverría, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Enrique Peña?, por referirme a los que están vivos.

Hay un avance. Por ahora cualquier ciudadano puede consultar una parte del expediente del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador. Está en el Archivo General de la Nación (AGN), donde ya desclasificaron una versión pública.

Una parte ya es conocida. El propio gobierno de López Obrador lo filtró –aunque diga que su gobierno no filtra documentos– hace un mes y medio a un diario.

La recién desclasificada, es una segunda parte, de 63 fojas, elaborada por la Dirección Federal de Seguridad (DFS). Sólo comprende el periodo del 14 de junio de 1979 al 13 de septiembre de 1983. La etapa en la que López Obrador fue director del Instituto Nacional Indigenista.

Esto es parte de la respuesta, a una solicitud de información de u ciudadano, no por iniciativa de la AGN.

Una parte de esa información nunca será pública. La AGN la clasificó como “datos personales de carácter sensible”. Cuando hagan público el expediente, va a ir testado: se mancha con tinta negra para que no pueda leerse la información sensible.

Hacer pública toda esta información, incluida la de los ex presidentes citados, no es una labor automática del AGN, sino que tiene que mediar una solicitud de información ciudadana. Pues ya: atiborrar de ésas solicitudes de información.

Memorándum político

Avatar

Un par de horas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la emisión del Memorándum para frenar la aplicación de lo que ha señalado como “mal llamada reforma educativa”, se puso en evidencia que el documento no tiene soporte legal.

El ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío posteó en su cuenta de Twitter: “Acabo de leer el Memorándum recién emitido por el Presidente. Carece de fundamentación y motivación. No se cita una sola norma jurídica. Es autorreferente en cuanto a su autoridad. Fácilmente impugnable jurídicamente”, dijo.

El comentario de Cossío cayó como balde de agua en Palacio Nacional. Tanto, que iniciaron una operación política para respaldar el infundado documento de AMLO.

El Memorándum lo emitió López Obrador porque no ha podido sacar su iniciativa de reforma constitucional, enviada a Cámara de Diputados desde el 12 de diciembre.

En el Memorándum, López Obrador instruye a las Secretarías de Hacienda, Gobernación y Educación a “dejar sin efecto de inmediato” todo lo que establece la reforma peñista. “Lo único que nos vamos a reservar es el manejo de las plazas y la nómina”, según él.

El líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, sin mencionarlo explícitamente así, consideró que el Memorándum es más una postura política, sin alcance legal. “Da línea a operación educativa, responde al compromiso de la 4T”, calificó Monreal.

Así, por ahora sigue en promesa la eliminación de esa reforma de Peña. Difícilmente saldrá en el periodo que termina el 30 de abril. Pero ya el Memorándum sirve para darle algo a los maestros el próximo 15 de mayo.

Transparencia pendiente

Avatar

El hecho que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador haya transparentado los salarios de casi un millón y medio de funcionarios y empleados sin duda es un avance.

Aunque no es novedad, sí agiliza y presenta de manera sencilla y amable al ciudadano, la posibilidad de tener tal información. Se agregan en la transparencia a más de un millón de empleados.

Ya se podía saber cuánto ganaba un funcionario o empleado, pero se requería de un par de pasos adicionales: primero saber el cargo para encontrar la clave presupuestaria o salarial. Ya después revisar sus remuneraciones, que igual venían desglosadas, como ahora.

Sin embargo, en materia de transparencia sobre los servidores públicos, hay un pendiente muy importante que debería considerar López Obrador.

Resulta que es común que algún exfuncionario público del gobierno federal, que fue sancionado e inhabilitado para trabajar en esa instancia, se contrate en la administración de un municipio, estado, Poder Legislativo, Judicial o incluso entidades autónomas. Los ciudadanos no podemos saber si existe una sanción o inhabilitación a nivel federal, porque cuando se solicita por la vía del portal de Transparencia ante la Secretaría de la Función Pública información al respecto, la dependencia los protege, y se niega a responder. Ojalá López Obrador sea enterado de esto e instruya a la dependencia para que no oculten los nombres de los malos funcionarios y se evite que, estando inhabilitados a nivel federal, puedan laborar en otros niveles de gobierno.

Una Guardia sin trampolín

CIUDAD DE MÉXICO, 27MARZO2019.- Imagenes distribuidas por la presidencia de la República de los nuevos uniformes Guardia Nacional. Los cuales comenzaran a utilizarse en mes y medio según informe. FOTO: GOBIERNO DE LA REPÚBLICA /CUARTOSCURO.COM
Avatar

Por supuesto que el criterio de trayectoria fue muy importante para designar al comandante de la Guardia Nacional y a los representantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y a la de Marina (Semar) en el Estado Mayor de la corporación.

Para jefe de la Guardia, AMLO nombró al general brigadier en proceso de retiro, Luis Rodríguez Bucio. Y como representantes de la Sedena y Marina, el también general en proceso de retiro, Xicoténcatl Núñez, y el contralmirante en retiro, Gabriel García Chávez.

El perfil de los designados también se corresponde con otras consideraciones que se hicieron, de carácter político y jerárquico.

1) Sentar el precedente de que militares en activo pueden comandar la Guardia.

2) No dejar espacio a que esa posición pueda ser utilizada como una especie de plataforma para una eventual aspiración a convertirse en titular de la Sedena o la Semar.

3) Por lo anterior, designaron a generales de brigada y a un contraalmirante. Con este grado, no cubren el requisito para encabezar la Sedena o la Semar. Deben ser generales de división y almirantes.

4) Y por lo mismo generales en proceso de retiro, y un contraalmirante en retiro. Ello los imposibilita para encabezar la Sedena o la Semar.

5) Los generales de brigada y el contralmirante, por formación, le guardarán respeto a la superioridad de todos los generales de división y almirantes.

6) Desde febrero pasado, militares y marinos en retiro pueden usar sus condecoraciones y obtener ascensos. Es un incentivo para que los designados quieran seguir laborando, cuando la ley ya les permitiría i

Morena puede perder Puebla

Avatar

Cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador dice que no se está inmiscuye en Morena, su partido, hay que creerle. Seguro que si se metiera, no habría esa grave confrontación interna.

El cargo de presidenta del partido le ha quedado enorme a Yeidckol Polevnsky. No puede gobernar a Morena. Además, el Tribunal Electoral la ha exhibido haciendo trampa.

Primero fue en Tamaulipas, donde ordenaron a Morena repetir la selección interna de candidatos. Yeidckol permitió que se violentaran los estatutos del partido para permitir registrar a casi puro infiltrado del gobernador panista Francisco García Cabeza de Vaca.

Ayer, un caso más delicado: le ordenaron a Morena que explique en un plazo máximo de 48 horas las razones por las cuales decidió que Miguel Barbosa fuera el candidato a la gubernatura de Puebla, cuando sólo aventajó al senador Alejandro Armenta en uno de los cinco aspectos que se midieron, el de nivel de conocimiento.

Armenta ganó en los otros cuatro factores: cercanía con la gente, honestidad, buen candidato y que la gente manifestó que sí votaría por él.

El panorama se le complica a Morena en Puebla. Desde ayer ya no tiene candidato, en plena campaña electoral. Serán varios días perdidos, porque después que el partido le responda al Tribunal, éste deberá analizar si la decisión de designar a Barbosa estuvo apegada a los estatutos del partido.

Lo que parece inminente es que el Tribunal va a revocar la candidatura de Barbosa y quizá designe directo a Armenta. O también puede ordenar que se reponga el procedimiento. En este último escenario, Morena se quedaría sin candidato al menos una semana. Inminente derrota, con cargo a Yeidckol.

Carta privada al rey

FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM
Avatar

El presidente Andrés Manuel López Obrador debería iniciar en Palacio Nacional la investigación para encontrar a quien filtró el borrador de la carta que le envió al rey de España, Felipe VI, el pasado 1 de marzo.

Esa misiva se envió directamente de las oficinas de López Obrador al Palacio de la Zarzuela. No pasó por la Cancillería, como se había presumido. La llevó un representante, un propio del jefe del Estado mexicano, al jefe de Estado español.

Se trató de una misiva privada, no pública. La enviada al Papa Francisco también lo fue: en mano propia la entregó el canciller Marcelo Ebrard, como él mismo dijo.

Las misivas debieron haberse escrito en Palacio Nacional. Solicité a la Cancillería me entregaran copia de ambas cartas. Me respondieron, vía la Unidad de Transparencia, oficio número UDT-2628/2019, que esa dependencia no las tiene. “La instancia que pudiera tener la información de su interés es la Oficina de la Presidencia”, dicen.

Integrantes del Servicio Exterior Mexicano (SEM) y senadores consultados, nos dicen que es común enviar misivas directo de jefe de Estado a jefe de Estado. Son comunicaciones privadas para que eventualmente puedan ser información reservada. Cuando los documentos pasan por la Cancillería, deben registrarse y hacerse públicos.

López Obrador dijo el miércoles que pudieron ser los españoles los filtradores del borrador. Y cuando se le preguntó cómo es que ellos podrían tener un borrador, comentó que pudo ser el acuse de recibo de la carta, que no llevaba firma.

Los expertos del SEM consultados afirman que cuando una carta la lleva un propio, jamás se pide acuse de recibo.

AMLO: hágase tu voluntad

Avatar

En el Senado de la República, topó con pared la iniciativa de Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, que propone crear la Tercera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y aumentar de 11 a 16 el número de ministros que la integran.

Parece que todo fue un amago de Monreal contra la SCJN, que se la debe: en 2017, con una chicanada, pretendió destituirlo como delegado de la Cuauhtémoc. También es una advertencia por si los ministros osan votar en contra de alguna decisión de la 4T.

Esta iniciativa también ayudó a que, más pronto que tarde, se haga la voluntad del presidente Andrés Manuel López Obrador: que no sean 18 los magistrados anticorrupción, sino tres, como lo solicitó el viernes pasado. “A ver si podemos reducir el número… que exista una (sala) en vez de que haya 18 (tribunales)”, sostuvo.

El primer paso será desechar los nombramientos de esos 18 magistrados anticorrupción, que para su ratificación envío Enrique Peña al Senado en 2017. Será pronto, porque un Tribunal resolvió un amparo en que ordena a esa instancia legislativa a que de manera inmediata desahogue tal procedimiento.

Tres magistrados eran para la Tercera Sección de Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA). Los otros 15 para la Sala Especializada en Materia de Responsabilidades Administrativas del mismo Tribunal.

Una vez desechados, López Obrador enviará sus tres nombramientos para ratificación, sólo de la Tercera Sección. Los otros 15 nunca los va a enviar, y buscará que se eliminen de la Ley. Se hará la voluntad de AMLO.

Fox: de ‘Lopitos’ a señor Presidente

Avatar

El sábado por la tarde, el ex presidente Vicente Fox posteó en su cuenta de Twitter: “A nombre personal y de mi familia, aprecio la pronta respuesta del Señor Presidente. Deseo paz y seguridad para mi país”.

Así, como “Señor Presidente”, se refirió Fox a Andrés Manuel López Obrador. Contraste total con la forma en que lo llamaba, recurrentemente, hasta hace unos días: “López”, “lopitos”, “mandilón”.

Por ejemplo, el 13 de marzo, Fox escribió en su Twitter: “Ahora sí que López se hace chiquito, se desaparece y se hace ‘Lopitos’. Una promesa y un compromiso más, INCUMPLIDO”, comentaba Fox por el aumento en los precios de los combustibles”.

Luego, el 28 de marzo le puso así: “Mandilon!! Chidos, LA PAREJA PRESIDENCIAL en acción. Recuerdan como jorobaron?”.

El cambio en la forma que Fox se refiere a López Obrador es simple: el sábado ordenó a la Secretaría de la Defensa crear una guardia de seguridad que proteja al expresidente y a su familia, “con eficacia, pero sin los excesos que mantenían antes del cambio de régimen”.

Esto fue en reacción a una acusación de Fox, de que el sábado un comando armado intentó entrar a su domicilio en el rancho San Cristóbal. Al día siguiente, desenmascararon su burda mentira. Sí había gente armada junto a su propiedad, pero se trataba de los guardaespaldas de una pareja que se hospedó en el hotel que está ahí junto.

Más en serio que en broma, a cada tuit de Fox hay que hacerse la pregunta: ¿Cuál de los dos escribió? No hay que olvidar que cuando era Presidente, era de dominio público que padece trastorno de personalidad bipolar. ¿Con cuál Fox hablo?

Triunvirato: de la A a la Z

FOTO: SCJN /CUARTOSCURO.COM
Avatar

La semana anterior ocurrieron varios hechos, ligados uno tras otro, sin duda parte de una estrategia para obtener el control de la Suprema Corte y avance la “Cuarta Transformación”.

Protagonistas: los titulares de dos de los tres Poderes de la Unión. Andrés Manuel López Obrador, del Ejecutivo, y Arturo Zaldívar, del Judicial. El tercero: Ricardo Monreal, aunque no representante formal del Poder Legislativo, es quien tiene el control.

Es una especie de triunvirato, cuya definición en el Diccionario del Español de México, editado por El Colegio de México, dice: “En la antigua Roma, conjunto de tres personas que ejercían el poder en el gobierno”… “Conjunto de tres personas que ejercen la dirección de una institución o que tienen gran relevancia en un determinado ámbito”.

En la historia de México, destaca el triunvirato de Nicolás Bravo, Guadalupe Victoria y Pedro Celestino, quienes asumieron el control del país en 1823, tras la renuncia de Agustín de Iturbide.

Los hechos concatenados la semana anterior: El lunes, Monreal se lanzó contra el Poder Judicial, por la corrupción que prevalece; el miércoles desayunó con López Obrador. El jueves, encuentro AMLO-Zaldívar, cuando ya se sabía que un tribunal ordenó al jefe del Ejecutivo enviar 18 ternas al Senado para elegir igual número de magistrados anticorrupción.

Después del desayuno AMLOZaldívar, en el Senado, Monreal presentó su iniciativa para crear la Tercera Sala (Anticorrupción) de la Corte. Y el viernes anunció que va a presentar otra iniciativa para eliminar el Consejo de la Judicatura Federal.

Debuta ‘gober’ en mañaneras

Avatar

Es la tercera gira de la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador. En la segunda más grande e importante zona metropolitana del país: Guadalajara, Jalisco. En febrero tocó Monterrey; la semana pasada Tijuana.

Es el escenario más grande que han montado, más incluso que en Palacio Nacional: el enorme comedor del Colegio del Aire, en Zapopan, donde egresan en promedio unos 400 pilotos para la Fuerza Aérea Mexicana. Las maniobras de despegues y aterrizajes se suspendieron unas horas, debido al protocolo de seguridad de la presencia de su comandante supremo. La escuela colinda con la Zona Militar 5.

Desde las 5am ya dispuestas unas 150 sillas para los periodistas. A la 7 en punto, el registro de Presidencia arroja casi 200 reporteros, camarógrafos y fotógrafos. Sin duda, la mañanera más concurrida de las 87 celebradas hasta ayer.

Por vez primera, López Obrador le presta el micrófono al gobernador anfitrión. El debutante: Enrique Alfaro. En 2012 su aliado, hoy uno de sus más fervientes críticos. Desaprovecha sus 5 minutos en la mañanera.

Al tocar el tema de seguridad ciudadana, Alfaro saca la expresión más falsa, pero muy (mal) recomendada por los asesores de imagen: “Yo sé que falta mucho por hacer…”. Después corrió con la suerte de que AMLO hasta lo defendió.

Durante la conferencia, de nueva cuenta gritos para llamar la atención del presidente y conseguir que te conceda el privilegio (lo e entre 200) de preguntarle. Al final ya es un griterío. En Tijuana fue lo mismo.

La siguiente parada de la gira mañanera, Veracruz, 22 de abril.