Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Viernes 22 Febrero del 2019
cielo claro 19°

El Sindicalismo

Respuesta inmediata

Juan Ayala Rivero

Los más de 135 mil trabajadores de la Ciudad de México, nuevamente dieron la cara el 16 de febrero, tras registrarse el temblor de 7.2 grados que sacudió a la capital, al desplegarse a lo largo y ancho de las 16 delegaciones para que los servicios continuaran ofreciéndose sin demora a los nueve millones de capitalinos.

Se dice fácil, pero no interrumpir los servicios de suministro de agua potable, energía eléctrica, recolección de basura y que se mantenga en operación toda la red hospitalaria de la ciudad, es de tal envergadura que solo la experiencia y capacidad de reacción de los trabajadores hacen posible todo eso.

Por ejemplo, en el caso de los hospitales de la CDMX, las operaciones que se tenían programadas para muchos pacientes, se realizaron sin contratiempos. Por redes sociales circula información de que en pleno movimiento telúrico, personal médico realizaba una operación a un paciente y aún por la emergencia del fenómeno natural, continuó adelante pues su objetivo fue salvar una vida.

Una cosa que no hay que olvidar fue el tino que tuvo en días pasados el jefe de Gobierno de la CDMX, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, al no escatimar recursos financieros -12 millones de pesos- que debía Oaxaca para que siguieran operando sensores detectores de sismos que a la postre ayudaron, porque le dieron 72 segundos a los capitalinos para resguardarse después de que se activó la alarma sísmica.

Muchos capitalinos podrán pensar que es obligación de nuestras autoridades velar por sus gobernados, pero lo cierto es que fue un tino del gobernante capitalino voltear hacia los sensores detectores de sismos en territorio oaxaqueño, pues recordemos que el del viernes pasado tuvo su epicentro en Pinotepa Nacional.

Gracias a esas medidas acertadas de nuestro jefe de Gobierno, la CDMX está de pie funcionando al cien por ciento. Los servicios que presta continúan ofreciéndose sin demora pues los más de 135 mil compañeros, con su experiencia y conocimientos, saben qué hacer en situaciones de emergencia y los resultados, saltan a la vista.

El doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa ha sido muy claro al señalar que los servicios públicos que ofrece la ciudad a los nueve millones de personas por ningún motivo deberán suspenderse salvo por fuerza mayor, pero en la medida de lo posible, los trabajadores deberán poner en práctica toda su capacidad para restablecerlos lo más pronto posible y así se ha procedido.

En los tres sismos registrados en menos de cinco meses y medio; 7 y 19 de septiembre de 2017 y el del 16 de febrero, los más de 135 mil trabajadores de la CDMX respondieron con toda su capacidad para que los servicios no se interrumpieran y la metrópoli continuara de pie como todos los mexicanos queremos verla. Enhorabuena

Apoyo de los trabajadores

Juan Ayala Rivero

EN MOMENTOS DE EMERGENCIA, SIEMPRE HEMOS RESPONDIDO. PERSONAL MÉDICO de enfermería, paramédico y auxiliar del Gobierno de la Ciudad de México, brindaron todo su apoyo y solidaridad a los heridos por la explosión registrada en el poblado de Tlahuelilpan, Hidalgo, acudiendo al llamado de las máximas autoridades y de la dirigencia sindical.

Solidarios como siempre han sido, los 3 mil médicos y casi ocho mil enfermeras de la sección 12 y personal paramédico –camilleros, radiólogos y administrativo– de la sección 13, del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), dejaron atrás descansos, vacaciones y permisos para reportarse en toda la red hospitalaria, principalmente en el nosocomio de Tacubaya, donde se requería mayor atención pues ahí fueron hospitalizados los heridos por la explosión del ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo. Los agremiados al Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), tienen las instrucciones de brindar todo su apoyo a las autoridades y heridos que requieren atención, pues en momentos de emergencia los servidores públicos de la capital han sabido mostrar su solidaridad. Así ha sido, es y será.

Los trabajadores al servicio de la Ciudad así respondieron hace 16 meses, brindando toda sus solidaridad a los capitalinos que así lo requerían después del sismo registrado el 19 de septiembre de 2017.

Hoy no podía ser de otra forma la respuesta de los médicos, enfermeras, radiólogos, camilleros y todo el personal de apoyo que trabajan en la red hospitalaria de la CDMX, para brindar ayuda a sus hermanos cuando más la necesitan.

Por eso, todo el personal médico, de enfermeras, radiólogos, camilleros y administrativos se encuentran en su área de trabajo haciendo lo que saben hacer: brindar atención a todos los heridos por la explosión y estar atentos a desplazarse de ser necesario para ampliar la ayuda en tiempos de emergencia.

La unidad, el trabajo coordinado y solidario hacen posible que trabajadores y autoridades laboren coordinadamente para beneficio de quienes demandan ayuda en momentos realmente apremiantes.

Bono por la transición

Juan Ayala Rivero

LOS TRABAJADORES AL SERVICIO DE LA CIUDAD DE MÉXICO, DAMOS LA BIENVENIDA A LA DOCTORA Claudia Sheinbaum Pardo, como jefa de la gran urbe, sabedores de que es la primera mujer electa por el voto popular que asume el más alto cargo en la capital.

Pero el gozo de los 270 mil trabajadores; 170 mil agremiados en el Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), es mayor, porque, después de rendir protesta como jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, apapachó a la fuerza laboral, anunciando que mil 800 millones de pesos que obtendrá por ahorros, serán para aumentar salarios a los de base y nómina ocho, por arriba de la inflación estimada.

Los discursos de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México en el Congreso local y el Teatro de la Ciudad gustaron a la clase trabajadora, porque de forma inmediata fueron tomados en cuenta. Es decir que con ellos se llevarán a cabo los programas de Gobierno para la prosperidad y desarrollo de la gran urbe.

La política salarial y económica de la gobernante capitalina va de la mano con la del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador quien anunció que habrá aumentos salariales para todos los empleados que ganen menos de 20 mil pesos al mes.

En el Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), le damos la bienvenida a la medida y nos sumamos, porque nadie de los 170 mil percibe esa suma mensualmente.

Los trabajadores de la Ciudad de México, están convencidos de que trabajaran de la mano con la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, porque así lo ha demostrado tanto en el proceso de transición como en la asunción en el Congreso local.

Por su parte, los 170 mil compañeros se encuentran listos al llamado de la jefa de Gobierno para poner manos a las obras en la reconstrucción de la capital, bacheos, guarniciones y todos los demás servicios necesarios, para satisfacer la demanda de 9 millones de habitantes, más cinco que diariamente vistan la metrópoli.

Cero tolerancia vs la corrupción

Juan Ayala Rivero

EN DÍAS PASADOS EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, ANUNCIÓ que cuatro mil militares vigilarán áreas y sitios estratégicos de Petroleos Méxicanos para detener el robo de combustible, mientras se pone orden y se combate la corrupción que al interior de la paraestatal se practica cotidianamente.

Los 184 mil agremiados al Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), ven con buenos ojos y aplauden la medida del gobierno de López Obrador, sabedores que este tipo de medidas serán siempre para bien de la sociedad mexicana.

Hoy en día son ordeñadas de los ductos de Pemex mil pipas diarias, de las cuáles el 20 por ciento es por robo directo y el 80 por ciento por complicidades de funcionarios de la paraestatal.

Las pérdidas anuales en perjuicio de las arcas públicas es de 60 mil millones de pesos, equivalente a un tercera parte de construcción de refinería.

En todos las áreas del gobierno, local o federal, quienes trabajamos para ellos debemos entender que recibimos un salario quincenal para prestar un servicio a la comunidad.

Sin embargo, muchos servidores púbicos no han entendido que están para servir y no para servirse, y por eso la corrupción se extendió a la mayor parte del gobierno federal que hoy pretende eliminar la nueva administración.

El plan del Presidente de México es bien claro, cero tolerancia en el combate a la corrupción y quien sea sorprendido ejerciendo esta mala práctica que se vaya despidiendo de su trabajo, porque además tendrá que enfrentar a la justicia.

En la CDMX, los miles de trabajadores al servicio de la metrópoli, aprendieron desde 1997 a actuar a la altura de los retos y servicios que presta la urbe a nueve millones de habitantes más cinco que diariamente se encuentran en tránsito.

La institucionalidad, solidaridad y unidad son el sello de los miles de trabajadores para recolectar diario más de 12 mil toneladas de basura, realizar trabajos de desazolve, poda de árboles, reparación de luminarias, etcétera.

La CDMX, solidaria

Juan Ayala Rivero

HECHOS NO PALABRAS. EN ÉPOCAS DE EMERGENCIAS, LOS TRABAJADORES AL SERVICIO de la Ciudad de México, en unidad, han demostrado que son solidarios con las personas que necesitan y requieren ayuda cuando más se necesita.

Hace una semana, los trabajadores de las secciones 12 y 13 del Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), de médicos, enfermeras, camilleros, radiólogos y personal de apoyo, demostraron que cuando son requeridos hacen a un lado lo que están haciendo para acudir al llamado de las autoridades y de sus representantes sindicales para presentarse a sus áreas de trabajo y prestar ayuda a los afectados por algún fenómeno natural.

En esa ocasión fue por la explosión de un ducto de Pemex, en la comunidad de Tlahuelilpan, Hidalgo, donde poco más de cien personas perdieron la vida y muchos resultaron con diversas quemaduras en sus cuerpos y que tuvieron que ser trasladados vía aérea a diversos hospitales de la Ciudad de México para recibir atención médica.

La plantilla de médicos, enfermeras, camilleros, radiólogos y personal de apoyo de inmediato desplegaron su fuerza y conocimientos para atender a los heridos.

Esto no es nuevo. La solidaridad de los trabajadores al servicio de la Ciudad de México la han mostrado en muchas otras ocasiones. El 19 de septiembre de 2017, después del sismo que dejó sin vivienda a miles de capitalinos, mostraron su lado humano acudiendo a tender sus manos a los damnificados.

Desde entonces se han dedicado a realizar tareas de escombro de edificios derrumbados, trasladar el cascajo a áreas fuera de la ciudad y al mismo tiempo ofrecer los servicios de recolección diaria de más de 12 mil toneladas de basura, distribución permanente y constante del agua potable, reparación de luminarias, de baches y vigilar sitios estratégicos para ofrecer más servicios a 9 millones de habitantes, más cinco que diariamente se encuentran en tránsito.

Por todo ello, los trabajadores al servicio de la ciudad han demostrado que cuando son requeridos, al unísono responden en unidad y solidariamente.

A disfrutar con la familia

Juan Ayala Rivero

Un porcentaje de los más de 135 mil trabajadores del GCDMX disfrutan esta semana de vacaciones, pues también tienen derecho al esparcimiento junto con los suyos, de acuerdo con la nueva cultura laboral implementada por el doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Gracias a su sensibilidad, las trabajadoras tienen universidad en su trabajo y los viernes tienen derecho a salir a las 3 pm para dedicar tiempo a los suyos.

También, en la medida en que se preparan académicamente, pueden acceder económicamente ya que el gobierno reconoce sus niveles educativos para que tengan un mejor poder de compra.

Las condiciones generales de trabajo a raíz de las reformas laborales, permiten a los más de 135 mil trabajadores de la ciudad certificar sus conocimientos con el propósito de obtener mejores perspectivas económicas.

Hace 15 años estas prestaciones eran impensables, pero hoy con la voluntad de nuestras autoridades, reconocen el aporte de su fuerza laboral para que la metrópoli no se detenga y que los servicios que presta como agua potable, recolección de basura, reparación de luminarias, servicios de salud y otros aun en días de guardar, se mantengan sin interrupción para beneficio de 9 millones de habitantes.

Se dice poco, pero los trabajadores capitalinos, son gente calificada que responden a las necesidades de la CDMX, día y noche los 365 días del año.

En los últimos 5 años, trabajadores de la mano de las autoridades capitalinas, hemos demostrado que cuando se trabaja coordinadamente por un objetivo, los resultados se palpan a favor de los habitantes y en consecuencia, los agremiados obtienen su recompensa saliendo de vacaciones para convivir con los suyos.

Todo esto es gracias la cultura laboral promovida por el jefe de gobierno de la CDMX, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, quien desde el inicio de su gobierno no vaciló en apoyar a la juventud con más dotación de becas y a los trabajadores con un aumento salarial de hasta un 32% y otras prestaciones en reconocimiento a la gran labor que realizan a favor de nuestra gran urbe. En hora buena.

Tenemos memoria

Juan Ayala Rivero

EN 80 AÑOS, EL SUTGCDMX SE HA CARACTERIZADO POR SU SOLIDEZ, COMPAÑERISMO Y UNIDAD

Pero sobre todo por los hombres que dedicaron su vida para erigir una organización sindical, que protegiera a los trabajadores en su libre forma de pensar, organizarse para obtener prestaciones sociales y salarios dignos, así cómo votar y ser votados.

Los miles de trabajadores al servicio de la Ciudad han sido institucionales porque han trabajado de la mano con los gobiernos en turno, sin importar el color.

El objetivo de los enemigos del sindicato, son claros, controlarlo para debilitar la administración de Claudia Sheinbaum. Al interior del SUTGCDMX así lo ven, por eso no permitirán que personas ajenas, que tuvieron cuentas con la justicia o que obedecen a intereses partidistas, quieran desestabilizar al sindicato.

Quiénes buscan crear juegos artificiales fuera del SUTGCDMX, es porque cuando ostentaron un cargo nunca velaron por los intereses de los compañeros, siempre buscaron el beneficio propio y al ser llamados a rendir cuentas no pudieron comprobar los patrimonios obtenidos.

Muchos años después, esas mismas personas que defraudaron a sus compañeros, vienen a hablar de honestidad, a ofrecer lo que nunca cumplieron cuando tenían una responsabilidad sindical.

Al interior del Único, recordamos cómo hace más de 15 años se perdió el 85 % de nuestras presentaciones sociales y el salario no creció en relación a los trabajadores del gobierno federal.

Quienes hoy vienen a prometer grandes beneficios a los compañeros, les pedimos que enumeren las conquistas laborales obtenidas durante el tiempo que representaron a la organización sindical.

Los trabajadores al servicio de la Ciudad, no se dejarán engañar. La unidad y fortaleza de 185 mil trabajadores, son suficientes para enfrentar y rechazar a quienes buscan desestabilizar al SUTGCDMX, porque no están dispuestos que “títeres” vuelvan hacer lo de hace 15 años que entregaron todas sus presentaciones sociales y permitieron que sus salarios fueran congelados. Nunca más.

El salario mínimo

Juan Ayala Rivero

Twitter/ @juanayalariver0

En días pasados fuimos testigos de que la Confederación Patronal de la República Mexicana, encabezada por Gustavo de Hoyos, se sumó y abanderó la propuesta que nuestra gran poderosa organización sindical (SUTGCDMX), ha venido impulsado desde hace cuando menos cuatro años, de aumentar el salario mínimo para más de siete millones de trabajadores que reciben esta mini percepción.

Más de 140 mil trabajadores en la CDMX, vemos con buenos ojos que el sector patronal nos secunde y proponga aumentar el salario mínimo a 95.24 pesos para el próximo año, pues sería hacerle un poco de justicia a los millones de mexicanos que viven en pobreza alimentaria.

Hay testimonios en diferentes medios de información y de organizaciones sindicales –entre ellas el SUTGCDMX– de que junto con el Gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa, empezamos a proponer desde diferentes foros la importancia de aumentar el salario mínimo a pesar del escepticismo de algunos sectores productivos del país y hasta de las propias autoridades laborales, quienes siempre alegaron que hacerlo causaba inflación.

Las variables económicas nos dieron la razón de que no es cierto, pues el incremento que se autorizó a mediados de este año demostró que no se registra ningún espiral inflacionario, y por el contrario se beneficiaron a más de siete millones de mexicanos y de paso aunque poco se reactivó el mercado interno de nuestra economía.

Ahora bien, el hecho de que otros sectores productivos del país, muestren interés por abanderar la medida, es indicativo de que todos buscan mejorar las condiciones económicas de millones de mexicanos que por años han carecido de más básico.

Apenas ayer, desde la Cámara de Diputados, la legisladora federal Evelyn Parra Álvarez, se sumó a nuestra propuesta urgiendo al presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), Basilio González Núñez, a cumplir con lo que establece el artículo 123 constitucional de que los trabajadores mexicanos deberán contar con un salario digno para satisfacer sus necesidades básicas.

Nosotros desde hace más de cuatro años venimos impulsando esa medida, es decir, desde diferentes foros hemos propuesto la desaparición de la Conasami, ya que hoy en día ya no responde a los intereses de los trabajadores y lejos de beneficiarlos su presencia los empobrece.

Hemos propuesto a las autoridades laborales del país y al poder legislativo que la Conasami sea sustituida por un Comité Evaluador que año con año estudie las variables económicas y, con base a ello, se otorgue un aumento salarial dos o tres veces más al índice inflacionario anual esperado, para de esa forma recuperar el poder de compra de la clase trabajadora y evitar que los precios de los productos básicos lo elimine

Jóvenes mejor preparados

MÉXICO, D.F., 10JULIO2013.- El Fideicomiso Educación Garantizada del Distrito Federal, realizó el Primer Encuentro Prepa Sí, Ciudad de México. el cual reunió a decenas de estudiantes de nivel bachillerato para realizar consultas respecto al mejoramiento de las actividades estudiantiles y sociales en la Ciudad de México. FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM
Juan Ayala Rivero

LA EDUCACIÓN A DISTANCIA SE PODRÍA APROVECHAR PARA LLEVARLA A LAS 16 DELEGACIONES

La educación es básica, fundamental para una nación, pues la preparación académica de su población es sinónimo de prosperidad, desarrollo y crecimiento económico con mejores salarios para la base trabajadora.

En el noble Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la CDMX (SUTGCDMX), los más de 184 mil agremiados han entendido eso y por eso se actualizan académicamente, gracias a la colaboración del Gobierno capitalino para ascender en sus estudios, certificarse, ascender de nivel y de esa forma poder acceder a un mejor salario.

Los trabajadores están convencidos de que la educación a distancia aprovechando los adelantos tecnológicos, es una herramienta fundamental para que sus hijos puedan estar nuevamente en las aulas y terminen sus estudios que por alguna razón dejaron truncos.

De esta manera, sería fundamental la ayuda del GCDMX y las delegaciones quienes podrían coadyuvar con espacios educativos, maestros o asesores para que los jóvenes hijos de trabajadores pudieran terminar sus estudios de primaria, secundaria o nivel media superior.

Los trabajadores de la ciudad durante sus recorridos en las tareas que desempeñan, notan que miles de jóvenes esperan una oportunidad gubernamental para retornar a las aulas y continuar con sus estudios, sabedores de que solo a través de esta medida podrán salir adelante.

Por su parte las autoridades gubernamentales deberán comprometerse a garantizar que los estudios que lleven cabo los jóvenes capitalinos tendrán validez oficial y reconocimiento a donde se presenten a solicitar trabajo.

De ser así, Gobierno, sociedad y trabajadores habrán dado un gran paso para crecer el grado de escolaridad de nuestra población, sabedores de que entre mayor educación, mayor será la prosperidad en un país de grandes contrastes, pero con oportunidades de progresar.

Las autoridades deberán llevar a cabo una mejor difusión y disponibilidad de espacios educativos como los CEBETIS o escuelas públicas los fines de semana, con maestros capaces de estar frente a un grupo para empezar a combatir el rezago educativo que ha sido uno de los grandes pendientes de las autoridades.

Para recuperar el esplendor

Juan Ayala Rivero

TRABAJADORES DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO MANIFESTARON SU SATISFACCIÓN

Porque a cerca de 8 meses y medio de los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, han acudido a todos los llamados de las autoridades gubernamentales, ya sea para desazolvar, reparar luminarias, recolectar basura, brindar servicios médicos, reparar tuberías de suministro de agua y hasta retirar cascajo.

En el rubro de escombros con el retiro de cascajo, es un duro trabajo para miles de compañeros que no se ve pero se continúa haciendo como condición para iniciar la reconstrucción, para que la gran urbe recupere su esplendor.

Los miles de compañeros dedicados al retiro de escombro, porque en esos lugares es imposible la utilización de maquinaria pesada, saben y conocen su compromiso con la ciudad y por eso se mantienen realizando esas tareas adicionales después de cumplir con su trabajo diario en las áreas que les corresponde.

Para los 184 mil agremiados al noble Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la CDMX (SUTGCDMX), existe un compromiso doble, laborar para que los servicios que presta el GDF no sean interrumpidos y caminar de la mano con el gobernante en turno sin importar su signo partidista. Hay que recordar que todos los que laboramos para la capital somos institucionales.

Además, los miles de trabajadores saben que no basta con que los servicios se mantengan sin interrupciones, sino que abonen al desarrollo, crecimiento y prosperidad de una ciudad cosmopolita.

Esa es otra tarea que llevan a cabo los miles de compañeros. Sabemos de sobra que para el bienestar de la ciudad, sus más de 9 millones de habitantes y más de 5 millones de otras entidades de la República que nos visitan, no existen sábados y domingos, pero eso es lo de menos porque así ha sido durante muchos años y así seguirá siendo durante la segunda década del siglo XXI. En hora buena, el selló del SUTGCDMX y sus miles de agremiados ha sido, es y será el trabajo, y así se mantendrá en los años por venir.

¿Y los salarios?

Juan Ayala Rivero

Las pre campañas de los presidenciables cada día suben de tono, dicen, proponen y prometen de todo a los mexicanos para obtener sus votos, sin embargo ninguno – Meade, Anaya y Obrador– ha dado a conocer un compromiso para la clase obrera mexicana.

Es decir, ninguno de los que ansían despachar en Los Pinos a partir del 1 de diciembre próximo, ha declarado en sus discursos que cerca de 60 millones de trabajadores tendrán garantizada su estabilidad laboral, que habrá mejores salarios para recuperar el poder de compra perdido por más de 50 años.

Para los precandidatos a la Presidencia de la República, los cerca de 60 millones de mexicanos que representan la fuerza laboral del país, son invisibles, pues tal parece que ninguno quiere comprometerse a abanderar un programa para mejorar sus perspectivas económicas. Les piden que voten por su proyecto de nación, pero no han hecho un solo compromiso de aumentar los salarios, reducir las cargas financieras vía impuestos y ampliar las prestaciones sociales que en algunos sectores son fundamentales para hacer frente al raquítico salario que perciben.

Al contrario, hemos sido testigos de que los aspirantes presidenciales quieren desplazar a los trabajadores hacia otros lugares de la República Mexicana, bajo el argumento de descentralizar la función pública.

Hay que recordar que la austeridad republicana aplicada de 2000 a 2006, congeló salarios, desapareció prestaciones sociales, dejó a la deriva la realización de los servicios básicos para el buen funcionamiento de la Ciudad de México y obligaba a los trabajadores a jubilarse con 3 mil 500 pesos al mes, hoy se corre el riesgo de hacerse realidad en todo país.

Lo más grave es que hoy se quiere enviar a varias secretarías de estado a Querétaro, Veracruz o Quintana Roo, con el riesgo de que miles de empleados se queden sin trabajo, retornen a la CDMX y pasen a formar parte de la economía informal.

Por ello, para bien de la clase obrera nacional ,esperamos que ya en campaña, los candidatos presidenciables agreguen en sus discursos, compromisos claros y serios a favor de la recuperación salarial de cerca de 60 millones de mexicanos que enfrentan pobreza alimentaria.

Miles de trabajadores ya conocen a los candidatos que se desempeñaron en diversas áreas de la función pública, sus propuestas hasta ahora han sido poco serias para la clase trabajadora nacional. Los mexicanos que se desempeñan en las fabricas, industrias o en las áreas de gobierno necesitan propuestas más serias de los presidenciables.

De seguir esa tendencia, la fuerza laboral de nuestro país estará fastidiada y lejos de acudir a votar por algún candidato, abonara para que triunfe el abstencionismo y eso a nadie le conviene. Los aspirantes tienen la última palabra.

Orgullosa unidad

Juan Ayala Rivero

El programa de reconstrucción de la Ciudad de México, no ha pasado desapercibido para los más de 135 mil trabajadores de la ciudad, pues continúan con sus labores diarias en las diferentes áreas encomendadas para el bienestar y confort de los nueve millones de habitantes, sin contar los que transitan o vienen a trabajar, pero que viven en municipios conurbados de la capital.

En el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), nos sentimos orgullosos de la unidad, pero también del compromiso que tenemos en nuestras respectivas responsabilidades para continuar con los trabajos de reconstrucción de nuestra gran capital, después de haber sido afectadas miles de familias por el temblor del 19 de septiembre de 2017.

Los más de 135 mil trabajadores de la Ciudad de México, actúan de la mano con el Gobierno capitalino, por lo que independientemente de la ley de reconstrucción, esperan el llamado para consolidar los trabajos donde sean requeridos y así más pronto terminar de edificar o reconstruir los bienes inmuebles afectados por el sismo.

En los tiempos de emergencia, los trabajadores capitalinos siempre han actuado como uno solo para apoyar a los habitantes.

Es decir, desde el 19 de septiembre de 2017, los trabajadores de la ciudad se avocaron a restablecer los servicios en energía eléctrica, agua, drenaje, salud y recolección de basura, entre otros.

Hoy sabemos que miles de hermanos capitalinos afectados en sus viviendas esperan ayuda de las autoridades centrales y delegacionales.

Nosotros realizamos tareas de escombro, acarreo de cascajo y de limpieza de las zonas afectadas. Estamos en espera de más instrucciones de nuestras máximas autoridades para trabajar de la mano con ellas.

La Carta Magna local

Juan Ayala Rivero

El pasado 5 de febrero, la Constitución de la Ciudad de México cumplió su primer aniversario. El jefe de Gobierno capitalino, Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa; el coordinador de los trabajos para la carta magna, Porfirio Muñoz Ledo; el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y diputados constituyentes, fuimos testigos del gran reconocimiento de este gran logro con cerca de 100 años que no podía concretarse.

Se dice fácil, pero basta leer el artículo 10 de la Constitución de la Ciudad de México, para notar que los derechos de los trabajadores están garantizados.

Así, mientras a nivel nacional las empresas terciarias u outsorcing avanzan con la complacencia de las autoridades federales y de las centrales obreras que se dicen defensoras de los derechos laborales de sus agremiados, la Ciudad de México con su Carta Magna, se colocó a la vanguardia, pues por el simple hecho que un mexicano del estado de la república que sea preste sus servicios en la metrópoli sus derechos estás bien protegidos.

En el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), los más de 135 mil afiliados reconocen la valía de las Condiciones Generales de Trabajo con las autoridades capitalinas, que se consolidan con lo plasmado en la Constitución en materia laboral.

Los avances alcanzados a nivel constitución benefician a todos los trabajadores por igual, independientemente del sindicato local al que estén afiliados, sin embargo, es importante precisar que quienes aportamos propuestas y participamos en la redacción no nos equivocamos y los resultados poco a poco se verán reflejados.

Un año de nuestra Carta Magna local es poco tiempo, sin embargo, será necesario armonizar las leyes secundarias en materia laboral con la constitución para que los logros como seguridad social y prestaciones sean una realidad y no los pierdan los miles de trabajadores que prestan sus servicios en la Ciudad de México.

Los constituyentes que aportamos un granito de arena para que la Constitución fuera una realidad, hoy no reciben el reconocimiento que se merecen, sin embargo, “estamos conscientes” de que nuestras aportaciones fueron con miras a que la clase trabajadora no perdiera salarios ni prestaciones sociales y se logró y eso a final de cuentas es lo que importa.

El tiempo pondrá a cada quien en su lugar. Cuando la Constitución se aplique en todo su esplendor en la Ciudad de México y los trabajadores capitalinos se den cuenta de que no perdieron ninguna prestación social, entonces los constituyentes estaremos satisfechos de que no nos equivocamos y de que siempre apostamos al bienestar de la nuestra gran metrópoli y su gente.

El Médico que hará historia

Juan Ayala Rivero

El pasado viernes 12 de enero, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa, dio a conocer el Plan para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de las zonas dañadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

El Plan de reconstrucción consta de 45 acciones, divididas en 11 ejes, a ejecutarse en seis etapas con programas bien delimitados para la reconstrucción de las viviendas.

El Plan incluye la realización de seis censos, los cuales arrancarán durante esta semana, para conocer con exactitud el grado de gravedad en las zonas afectadas.

Desde el Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), queremos mandar el mensaje, de que nuestro jefe de Gobierno no está solo, que lo respaldan más de 350 mil compañeros para emprender las tareas de reconstrucción cuando los programas, planes y directrices así lo determinen.

Recordemos que los trabajadores de la CDMX, siempre han estado alertas en situaciones de emergencia, respondiendo de inmediato en las tareas de rehabilitación para que los más de nueve millones de habitantes no sufran del suministro de energía eléctrica, agua potable, camiones recolectores de basura, así como atenciones médicas en la red hospitalaria.

Los trabajadores estaremos pendientes al llamado que no haga el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Doctor Miguel Ángel Mancera, para emprender juntos las tareas de reconstrucción en beneficio de los miles de capitalinos que perdieron sus viviendas por el movimiento telúrico del 19 de septiembre del año pasado.

Y ya que de compromisos y reconocimientos hablamos, tenemos que aceptar el gran trabajo que nuestro gobernante capitalino ha realizado en materia de salud en la Ciudad de México.

El pasado 8 de enero, el Doctor Mancera nos compartió que el programa El Médico en Tu Casa que traspasó fronteras, será un legado de su administración porque ha demostrado su eficacia en materia de salud para los capitalinos y de otras entidades de la República.

El Doctor Mancera encabezó el día de la enfermera expresando que en la red hospitalaria de la capital no hay discriminación porque el 40 por ciento de los derechohabientes provienen del Estado de México y otras entidades federativas.

Es decir, que “el amigo de los trabajadores”, reconoció la labor que realizan cada día 8 mil 800 enfermeras y enfermeros quienes han hecho posible El Médico en Tu Casa que hará historia porque, seguirá funcionando para beneficio de millones de personas.

Desde el SUTGCDMX, nos congratulamos por el homenaje y reconocimiento que el doctor Mancera hizo al gremio de enfermeras y enfermeros.

La reconstrucción

 

Luego de los sismos ocurridos durante el mes de septiembre en la Ciudad de México, la respuesta ciudadana y de los trabajadores de la capital, no se hizo esperar para reincorporarla a la normalidad, aunado a ello se puso en marcha un programa de reconstrucción.

Los más de 240 mil trabajadores de la Ciudad de México, estamos comprometidos como siempre lo hemos hecho, respondiendo en situaciones de emergencia para con la fortaleza de todos para poner de pie nuevamente a nuestra gran metrópoli.

Es un reto muy importante, pero lo vamos a vencer, estamos en espera de las disposiciones para que con los recursos asignados, se lleve a cabo esa labor de reconstrucción, donde participaremos seguramente todos los trabajadores, poniendo en primer plano la seguridad de las personas, tratando de que las acciones tengan como propósito que seamos preventivos y que en un futuro nos ayuden a adelantarnos a las contingencias derivadas de los fenómenos naturales.

Es decir, las acciones que emprendamos con miras a ser preventivos, se verán reflejadas en el futuro y eso nos lo agradecerán las futuras generaciones.

En lo que respecta a los servicios, estos operan hoy en día al cien por ciento, estamos trabajando y eso se refleja en la satisfacción de los capitalinos.

Un tema importante es el agua, principalmente en las delegaciones Tláhuac, Iztapalapa e Iztacalco, donde está escaseando.

Hacemos nuestra aportación, siempre respondiendo a las exigencias ciudadanas.

Hemos hecho hincapié de la gran necesidad de renovar la red hidráulica, pues las tuberías ya dieron su vida útil y ahora con el movimiento telúrico registrado, simple y sencillamente los daños sumados con las fugas se ampliaron.

Entonces, esos trabajos deberán llevarse a cabo para modernizar la red tan importante para suministrar permanentemente el vital liquido a los habitantes, independientemente de los problemas que enfrenta el sistema Cutzamala, que abaste con un 30 ciento a la gran urbe.

Por ello es de vital importancia dar a conocer a la opinión pública que nosotros seguiremos trabajando para que el Valle de México no carezca del vital líquido, pero no solo eso, sino que no tenga problemas con el alumbrado, que los servicios médicos en la red hospitalaria del GDF operen al cien por ciento, así como la limpieza que un ejército de trabajadores levanta a diario más de 12 mil toneladas de basura.

Otro punto primordial es la recuperación de documentos personales y patrimoniales, por lo que los trabajadores de esa área estarán listos para aportar su experiencia y solidaridad.

Entonces pongámonos a trabajar, en estos momentos es cuando más nos necesitan nuestros hermanos damnificados. Mostraremos que estamos a la altura de lo que demandan los capitalinos.

Listos a nivel local y federal

Juan Ayala Rivero

Se declaran preparados para ser protagonistas con la gestión de Sheinbaum y AMLO y enarbolar las tareas de un buen gobierno para beneficio de los mexicanos, los próximos seis años.

Los trabajadores al servicio del estado han trabajado con los gobiernos en turno, a nivel CDMX y nacional sin importar los colores partidistas, porque el objetivo es brindar los servicios que presta el estado a millones de compatriotas en materia administrativa, fiscal, digital, finanzas, energía eléctrica, agua, drenaje y otros donde son el rostro de las autoridades, locales regionales y nacionales.

Los empleados federales le toman la palabra al próximo presidente de México, AMLO, quién en sus discursos recuerda que el tiempo de campaña terminó y ahora está en la ruta de la reconciliación.

En el noble SUTGCDMX, sus agremiados son institucionales y leales a las tareas de gobierno, por ello se suman al llamado de la reconciliación, para trabajar de la mano con las próximas autoridades en bien de una sociedad cada vez más demandante de los servicios que presta el estado.

Es cierto, la nueva administración pública federal anunció una restructuración burocrática, con la descentralización de dependencias y organismos gubernamentales descentralizados a diversas entidades federativas.

Los trabajadores al servicio del estado piden ser tomados en cuenta en las áreas sustantivas, al contar con la capacidad suficiente para realizar las labores propias del estado ante la sociedad.

Los trabajadores al servicio del estado, siempre han estado comprometidos con los servicios que brindan a millones de personas, por lo que institucionalidad y reconciliación, serán la mejor fórmula para cumplir las demandas de quienes nos solicitan.

Fortaleza de la CDMX

Juan Ayala Rivero

Ellos siempre han estado comprometidos con la ciudad. Su sello primordial es la institucionalidad, gracias a esa virtud la metrópoli opera las 24 horas del día, los siete días de la semana los 365 días de año.

Es inquebrantable esfuerzo de los trabajadores para realizar las tareas que requieren los servicios que demandan 9 millones de personas diariamente, más 9 que permanentemente visitan la ciudad.

Se dice fácil pero desde su nacimiento hace cerca de 90 años, el noble Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX) y sus afiliados siempre han sido institucionales y gracias a eso la metrópoli ha salido adelante.

Los cerca de 185 mil compañeros se caracterizan por ser solidarios, y así lo han demostrado ante diversas contingencias que ha enfrentado nuestra hermosa Ciudad de México a los largo de muchos años.

Inundaciones, encharcamientos, deslaves, desazolves, temblores; fenómenos naturales que afectan a los capitalinos, pero ahí han estado los trabajadores al servicio del Gobierno de la Ciudad de México, para ayudar a sus hermanos, prestar sus servicios y normalizar las actividades.

Solo basta decir que en los sismos del 57, 85 y 2017, los primeros en brindar auxilio a los grupos más necesitados y vulnerables han sido los trabajadores del GDF. Esa es su mística, su afán de ayudar a los demás, no van a cambiar ni lo van hacer.

Los trabajadores afiliados al SUTGCDMX, son ajenos a la política, su esfuerzo se concentra a servir a los capitalinos, más allá del gobernante o partidos políticos.

La ciudadanía reclama servicios médicos, de agua, energía eléctrica, luminarias, recolección de basura y otros, las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 días del año, sin importar las inclemencias del tiempo ni el color que gobierne.

Con su profesionalismo, honradez, experiencia y conocimientos los diversos ejércitos de trabajadores desde las áreas que les corresponde se esmeran en realizar las tareas para servir a quienes le dan vida, desarrollo y prosperidad a una ciudad que nunca duerme.

La gran ayuda silenciosa

Juan Ayala Rivero

A LOS 184 MIL AGREMIADOS DEL SUTGCDMX, LOS UNE EL TRABAJO, LA UNIDAD Y LA SOLIDARIDAD

Han pasado siete meses y medio del sismo del 19 de septiembre de 2017 en la CDMX, con miles de capitalinos afectados. Ante los daños causados, los 184 mil trabajadores del GCDMX no se han quedado con los brazos cruzados.

La vida para miles de trabajadores del GCDMX cambió porque muchos también sufrieron daños y otros vieron como un familiar registró pérdidas.

Desde hace más de 220 días del registro del movimiento telúrico, los 184 mil trabajadores pusieron en práctica su experiencia para mantener vigentes todos los servicios que presta el Gobierno de la Ciudad a nueve millones de capitalinos y más de cinco que diario vienen a visitar la metrópoli.

Los agremiados al noble SUTGCDMX, dejaron bien claro que eran, son y serán ajenos a todo tipo de política. Su única política, reiteraron, es trabajar para que todos los servicios se encuentren en optimas condiciones para los millones de habitantes de la gran urbe.

Los 184 mil trabajadores de la ciudad son institucionales, se rigen bajo una ética sindical que difícilmente la traicionan. Ellos fueron los primeros en acudir al auxilio de nuestros hermanos en desgracia cuando el temblor de la noche a la mañana dejó sin hogares a miles de capitalinos.

Hasta la fecha miles de trabajadores de diversas secciones del SUTGCDMX, prestan sus servicios fuera de horario de labores. Ellos adquirieron un compromiso con la ciudad y con los damnificados y lo están cumpliendo.

El retiro de escombro, derrumbes de paredes y otras tareas de obra negra, para la reconstrucción de las zonas dañadas no se ven ni traen reconocimientos, pero eso no les importa a los compañeros que realizan esta labor.

Los trabajadores quieren aportar sus conocimientos y fuerza de tarea para ayudar a que la Ciudad de México se ponga de pie a corto plazo.

Sheinbaum cumple palabra

Juan Ayala Rivero

BUEN INICIO DE AÑO HA SIDO PARA LOS 184 MIL TRABAJADORES AL SERVICIO DE LA CIUDAD DE MÉXICO, porque a dos días de haber comenzado 2019, recibieron 2 mil pesos en vales de despensa por concepto del bono de transición.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, se comprometió a entregar el “bono” antes de que asumiera el cargo y ahora lo hizo realidad.

Con este apoyo, los trabajadores podrán enfrentar con éxito la cuesta de enero.

La propia gobernante capitalina en su momento dio su a aval para que se diera el incentivo a todos los trabajadores al servicio de la Ciudad de México, pero bajo el concepto de transición y no sexenal, porque sería como rendirle tributo a los gobernantes que se iban.

Los más escépticos hoy se ven obligados a reconocer que el bono de transición fue una excelente medida de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México. Pero cobra mayor relevancia que se haya dado en los primeros días de enero, porque los trabajadores inician el año con los bolsillos vacíos, pero con la ayuda de 2 mil pesos en vales para despensa, les garantiza ir más allá de la quincena.

A nivel federal, los trabajadores al servicio del estado reciben una parte de su aguinaldo antes del 20 de diciembre y la otra en la primera quincena de enero, y los resultados han sido muy buenos, porque cuentan con recursos económicos para enfrentar con éxito la cuesta de enero.

Este logro ha sido posible, gracias a la sensibilidad mostrada por la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, hacia la base trabajadora.

Conocedora del tema, sabe que los trabajadores cuando son incentivados rinden mejor en las labores que desempeñan para ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos.

Ya lo demostró en días pasados cuando anunció un aumento del 5 por ciento arriba de la inflación estimada para 2019, para los más de 80 mil policías que hay en la ciudad. Enhorabuena, en beneficio de la metrópoli.

Los derechos, garantizados

MÉXICO, D.F., 14DICIEMBRE2012.- Juan Ayala, líder del Sindciato Único de Trabajadores del Gobierno del Distrito Federal (SUTGDF), durante la comida anual con los empleados del gobierno local, la cita fue en el deportivo del sindicato. FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM
Juan Ayala Rivero

EL 5 DE FEBRERO, LA CONSTITUCIÓN DE LA CIUDAD DE MÉXICO CUMPLIÓ SU SEGUNDO ANIVERSARIO.

En la jefatura de Gobierno y el primer congreso capitalino se congregaron constituyentes, autoridades y quienes la hicieron posible.

Se dice fácil, pero basta leer el artículo 10 de la Constitución de la Ciudad de México, para notar que los derechos de los trabajadores están garantizados.

Mientras a nivel nacional las empresas terciarias u outsourcing avanzan con el impulso de cúpulas obreras que se dicen defensoras de los derechos laborales de sus agremiados, la CDMX con su carta magna, se colocó a la vanguardia, pues por el simple hecho que un mexicano de cualquier estado de la República preste sus servicios en la metrópoli sus derechos están protegidos y garantizados.

En el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), los 184 mil afiliados reconocen la valía de las Condiciones Generales de Trabajo con las autoridades, que se consolidan con lo plasmado en la Constitución en materia laboral.

Los avances alcanzados benefician a los trabajadores por igual, independientemente del sindicato local al que estén afiliados, sin embargo, vale precisar que quienes aportamos propuestas y participamos en la redacción no nos equivocamos y los resultados se verán reflejados a favor de miles de capitalinos que representan la fuerza laboral de la ciudad.

Dos años para nuestra carta magna local es poco tiempo, sin embargo se trabaja desde el congreso capitalino para armonizar las leyes secundarias en materia laboral con la Constitución para que los logros como seguridad social y prestaciones sean una realidad y no los pierdan los miles de trabajadores.

Los constituyentes que aportamos un granito de arena para que la Constitución fuera una realidad, hoy no reciben el reconocimiento que se merecen, sin embargo “estamos conscientes” de que nuestras aportaciones fueron con miras a que la clase trabajadora no perdiera salarios ni prestaciones sociales y se logró y es a final de cuentas lo que importa.

Se tienen altas expectativas

Juan Ayala Rivero

LOS TRABAJADORES DE LA CDMX, HAN PARTICIPADO EN TODAS LAS TAREAS QUE SE REQUIEREN.

En días pasados, fuimos testigos de la realización de una consulta ciudadana para decidir el rumbo del Aeropuerto Internacional de la CDMX y de paso de los miles de empleos que genera, directos e indirectos.

El ejercicio ciudadano fue una señal de que en el futuro así se tomarán las desiciones importantes para nuestro país.

Qué bueno, porque eso quiere decir que pronto los 185 mil trabajadores del Gobierno de la CDMX juntos con los del resto del país, podrían participar para determinar un aumento salarial que resarza parte del poder de compra perdido desde hace más de 40 años.

Bienvenida la democracia con la participación de todos los mexicanos.

Los trabajadores de la CDMX, han participado en todas las tareas que se requieren para que la gran urbe mantenga su ritmo de crecimiento.

Ahora que las consultas ciudadanas las vamos a practicar de forma cotidiana, los trabajadores esperan con ansias que la revolución les haga justicia.

Los bajos salarios y la pérdida de prestaciones sociales, son cada día más comunes entre la clase trabajadora, sin embargo, sus expectativas son grandes, porque durante el sexenio que está por empezar, esperan que sean tomadas sus propuestas para mejorar su nivel de vida.

Si los gobiernos entrantes, local y federal, realmente buscan que desciendan los índices delictivos, aumentar los salarios y generar nuevas plazas de empleo deberán estar en sus agendas.

Otros programas preventivos para desinhibir los índices delictivos serán bienvenidos, sin embargo, que un trabajador perciba un buen salario para sacar adelante a su familia, lo alejará de cualquier tentación. Además será la mejor forma de reactivar el mercado interno.

Antes las autoridades neoliberales argumentaban que los aumentos salariales generaban inflación, hoy esa variable ha sido desechada.

Tiempos mejores para los trabajadores. Bienvenida la democracia.

El gran reto del agua

Juan Ayala Rivero

La Ciudad de México enfrenta el reto de ofrecer el servicio de agua potable a sus nueve millones de habitantes sin demora ni pretexto. Así ha sido por muchos años con la participación de miles de trabajadores con su mano de obra.

Sin embargo, es preciso que los capitalinos conozcan que 40% del agua se fuga por lo viejo u obsoleto de la tubería, y eso es lamentable porque mientras miles de litros de agua se van al drenaje, millones de personas que viven en zonas marginadas de la gran urbe carecen del recurso natural.

Las autoridades han dado a conocer que para reparar las fugas de agua se requieren cuando menos 25 mil millones de pesos, dinero que se requiere si se busca que millones de capitalinos ya no carezcan del vital líquido.

Es este sentido los trabajadores del noble Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), están listos para poner en práctica toda su experiencia y conocimientos laborales para reparar las fugas o cambiar los 25 mil kilómetros de tuberías que se utilizan para la distribución.

Los trabajadores del GDF, tienen claro que realizar las tareas de rehabilitación es un gran reto y también un orgullo porque permitirá que ya no se desperdicie más del 40% del agua y que más capitalinos tengan acceso a ella.

Esos son realmente los objetivos; que más capitalinos tengan acceso al agua potable y evitar que se vaya al drenaje después de haber sido traída desde muy lejos a la capital de la república.

Los más de 184 mil trabajadores capitalinos han demostrado por años que están capacitados para realizar todas las labores que se requieran para que el Gobierno de la CDMX ofrezca sin demora los servicios a los nueve millones de personas.

Esa ha sido la mística de los trabajadores del SUTGCDMX, lealtad, unidad y trabajo, cuando así lo requieran las autoridades capitalinas, porque final de cuentas es para el bienestar de los capitalinos de los cuáles miles forman parte. Que así sea.

De la mano con el GCDMX

Juan Ayala Rivero

A escasos días de que los capitalinos acudan a las urnas a emitir su voto para elegir al próximo jefe de gobierno de la Ciudad de México, los 184 mil trabajadores de la metrópoli, como nunca decidieron unirse ante la andanada de críticas, asedios y persecuciones de que han sido objeto por mandos medios de diversos partidos políticos.

Hoy más que nunca los trabajadores del GDF, han mostrado su respeto por las y los candidatos de todos los partidos  de todos los colores, sabedores de que ellos se deben a los nueve millones de personas que habitan las 16 delegaciones, más cinco millones de personas que  a diario nos visitan.

Es decir que su mente, conocimiento y fuerza laboral están dedicados a que no falte el agua potable en los hogares, que los camiones recolectores de basura pasen a tiempo y permanentemente, a desazolvar, reparar miles de luminarias, fallas eléctricas y sobre todo que se mantengan en servicio las 24 horas las atenciones médicas en la red hospitalaria de la CDMX.

Cosa de recordar que las labores más difíciles y pesadas dentro del universo del GDF, las han sacado adelante los trabajadores de la Ciudad de México y un claro  ejemplo es el retiro de miles de toneladas de cascajo que han retirado en zonas afectadas por el sismo, desde finales del año pasado.

Esas son sus verdaderas razones que mueven a los trabajadores capitalinos, por lo que es injusto que se les quiera culpar y responsabilizar por situaciones y decisiones que son ajenas a ellos.

Los agremiados al noble Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), se deslindan de cualquier acción o decisión que no son de ellos.

Eso sí, todos estarán obligados a acudir a las urnas el domingo primero de julio  a emitir su voto, por el partido y los candidatos que así convengan a sus intereses.

La libertad y pluralidad que se vive y respira en el SUTGCDMX, garantiza que todos, absolutamente todos  los 184 mil trabajadores podrán ejercer su voto como mejor les convenga, a final de cuentas todos somos institucionales y gane quien gane,  trabajaremos de la mano con el gobierno en turno para beneficio de los nueve millones de capitalinos.

Así lo han hecho durante décadas  y en esta ocasión no será diferente.

Los ceses, injustificados

CIUDAD DE MÉXICO, 05SEPTIEMBRE2016.- Juan Ayala, líder del Sindicato de Trabajadores del Distrito Federal, en el evento "Más Hospitales y Servicios ISSSTE-CDMX", en la explanada del Monumento a la Revolución. FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM
Juan Ayala Rivero

EL PASADO MIÉRCOLES 9 DE ENERO, MÁS DE CINCO MIL TRABAJADORES VOLUNTARIOS Y DE NÓMINA 8 se manifestaron afuera de Palacio Nacional, para hacer del conocimiento del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador que de la noche a la mañana perdieron su empleo bajo la acusación, sin sustento, de que son operadores políticos y aviadores.

Nosotros desde la dirigencia sindical, estamos obligados velar por los intereses de los trabajadores y más si los ceses, fueron injustificados.

Los trabajadores al servicio de la Ciudad de México, le apuestan al buen entendimiento con los 16 alcaldes y las autoridades de la capital.

Por eso resultó extraño que miles de trabajadores voluntarios y de nómina 8 de diversas alcaldías, pero principalmente de Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón, hayan sido cesados sin mediar palabra, concesión o diálogo.

Aceptamos las medidas de austeridad de los gobiernos, federal, estatal y de las alcaldías, sin embargo, pedimos que esa austeridad no descanse en los hombros de los trabajadores, dejándolos sin sustento y de paso a cuando menos cuatro integrantes más de familia.

Desde el Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), brindaremos la asesoría laboral necesaria a todos los agremiados que les quiten sus empleos, pues atentan contra su integridad y la de su familia, dejándolos en el desamparo de un día para otro.

Por otra parte, queremos anunciar que la dirigencia sindical está abierta al diálogo con las autoridades de todos los niveles. Lo que nos preocupa y ocupa es que cesen los despidos injustificados y los que fueron despedidos sean recontratados, porque de esa forma se cumplirá con los compromisos de campaña de los gobernantes y de paso evitar que los programas de austeridad descansen en los hombros de quienes menos tienen.

Los trabajadores al servicio de la gran urbe están conscientes de que tienen un compromiso con 9 millones de habitantes, más 5 que diariamente transitan.

La recolección de basura, distribución de agua potable, reparación de luminarias y otras tareas propias de la ciudad se realizan con el propósito de brindar confort y bienestar a los capitalinos.

Alertas ante los traidores

Juan Ayala Rivero

También por su institucionalidad, libre forma de pensar y unidad dentro y fuera de la organización sindical.

Los compañeros son seres pensantes que muy difícil se dejan manipular, por lo que nadie se atreve a convocarlos a un mitin para decidir su destino o lo que tienen que hacer en sus responsabilidades diarias para satisfacer la demanda de 9 millones de capitalinos, más cinco que diariamente visitan la gran urbe.

Los 185 mil compañeros no se dejarán sorprender por traidores, esquiroles, corruptos que fueron juzgados por la justicia poniéndolos tras las rejas por medrar con las “hojas rojas” contra los trabajadores de escasos recursos económicos y venta de plazas sin haberlas y nunca cumplirles a quienes les dieron miles de pesos por obtenerlas.

Esos redentores, juzgados por la justicia por esquiroles y corruptos vuelven a hacer lo mismo, ofrecer plazas a los compañeros que acudan a la manifestación en el Monumento a la Revolución el próximo jueves en la tarde. Los compañeros deben estar alertas, porque en primera esos “traidores” al SUTGCDMX, expulsados desde hace varios años, perdieron sus derechos sindicales, y en segunda la entrega de plazas no se da a voluntad ya que quienes las obtienen es porque cumplieron con todos los perfiles que se requieren.

El SUTGCDMX, se ha distinguido porque a sus agremiados en ninguna forma se les coarta su forma de pensar y menos de decidir quiénes son sus representantes sindicales. Por eso, no se dejarán sorprender por quienes fueron defenestrados por lucrar con las necesidades de sus propios compañeros.

Los 185 mil trabajadores del SUTGCDMX, decidieron continuar progresando, por lo que por ningún motivo permitirán retrocesos con más compras de equipos de futbol para satisfacer intereses personales y que los dejen a la deriva con el riesgo de que pierdan sus conquistas laborales obtenidas con tanto sacrificio en los últimos diez años.

Mujeres, trabajadoras y abnegadas

Juan Ayala Rivero

A lo largo de su historia, el noble Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), se ha caracterizado por su democracia interna y la equidad de género. Con seguridad podemos decir que casi el 50 por ciento de la fuerza laboral en la organización sindical son mujeres.

Es decir que cerca de 67 mil 500 mujeres son agremiadas del SUTGCDMX, son aguerridas, trabajadoras y con propuesta que las ha colocado como el motor de la organización sindical y de la gran capital por su labor que realizan.

Pero eso no es todo, de ese total de mujeres trabajadoras, el 90 por ciento son jefas de familia, madres solteras, es decir que realizan doble tarea para sacar a sus hijos adelante.

Para ellas ese doble compromiso con la vida y la sociedad, las compromete más con su trabajo, son luchonas, esmeradas, abnegadas y ponen el ejemplo de entrega en el trabajo.

Falta menos de un mes para que celebremos el día de la madre, pero en el SUTGCDMX, todos los días les reconocemos su compromiso y esmero por las tareas que realizan en la recolección de basura, servicios de salud a los miles de derechohabientes en la red hospitalaria de la Ciudad de México, atención a los capitalinos por los servicios que presta el gobierno capitalino y otros.

En pocas palabras, las cerca de 68 mil mujeres trabajadoras se han convertido en el motor de desarrollo de la gran urbe. Sin ellas no se podría entender el buen andar de los todos los servicios que presta el gobierno a los nueve millones de capitalinos y cinco más que trabajan o visitan la metrópoli.

En el SUTGCDMX lo sabemos y por eso reconocemos el trabajo de nuestras compañeras trabajadoras. Reconocemos el aporte de su fuerza laboral y por eso estamos comprometidas con ellas.

Saben por quién votar

Juan Ayala Rivero

La efervescencia política que se vive en el país, pero concretamente en la Ciudad de México, no perturba en nada a los más de 165 mil trabajadores al servicio del Gobierno capitalino, porque desde hace más de 20 años les ha quedado claro por qué candidato van a votar.

Sin embargo, los agremiados al Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (UNTGCDMX), no son desmemoriados, pues reconocen que el gobernante los ha apoyado salarialmente así como en materia de prestaciones sociales que al transcurso de los años se convierten en perspectivas remunerativas que sirven para paliar los bajos salarios.

Por esa razón sería irresponsable no reconocer lo que el actual jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, ha hecho a favor de los más de 165 mil hombres y mujeres al servicio de la ciudad.

Cosa de recordar que durante esta gestión, fue otorgado un aumento salarial del 32. 07 por ciento. Incremento salarial jamás otorgado por una administración pasada.

Pero eso no es todo, por vez primera las mujeres trabajadoras recibieron como prestación social 2 mil pesos anuales por concepto del Día Internacional de la Mujer.

Además los trabajadores dos viernes al mes terminan sus labores a las tres de la tarde para que convivan más con sus hijos y esposas.

Asimismo, los trabajadores gozan de un permiso de tres días con goce salarial cuando sus esposas dan a luz.

Pero hay más. Hoy en días los agremiados afiliados al glorioso Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, pueden acceder a mejores niveles salariales a través de un certificado que les sirve como comprobante de que realizaron los cursos de capacitación.

Todos, absolutamente todos los trabajadores tienen derecho a esta novedosa prestación social, a final de cuentas es un esfuerzo individual para acceder a mejores niveles salariales.

Honor a quien honor merece, pues la nueva cultura laboral para la Ciudad de México, permite a todos los trabajadores al servicio de la gran urbe capacitarse, elevar sus niveles de conocimiento y preparación con la garantía de que van a mejorar sus condiciones salariales.

Por esa razón, la efervescencia política que vive la metrópoli no los distrae de sus tareas diarias para que más de nueve millones de capitalinos accedan al agua potable, energía eléctrica, servicios de salud, recolección de basura y otros servicios básicos.

Por todo eso, los trabajadores estarán en plena libertad y de conciencia por qué candidato emitirán su voto el próximo primero de julio.

Unidad y coordinación

Juan Ayala Rivero

Han sido y son su sello durante décadas y así será en los años por venir, pues no tiene porque ser de otra manera.

Acostumbrados están a realizar las labores que corresponden al Gobierno de la Ciudad para que sus habitantes accedan a los servicios que presta sin problema alguno.

El gremio desde sus orígenes se ha distinguido por ser ajeno a la política, sus labores arduas y permanentes le impiden dedicarse a la “grilla”, sin embargo siempre han trabajado de la mano con los gobiernos en turno, sin condicionamiento alguno y sin buscar el debilitamiento de una de las dos partes.

La experiencia de muchos años de duro trabajo en la capital le han enseñado a los miles de trabajadores que la unidad y coordinación con el Gobierno reditúa excelentes resultados para los habitantes, que son a los que nos debemos. Están convencidos que al realizar juntos las tareas que les corresponden cada uno desde su trinchera, al final del día habremos cumplido nuestra obligación y los capitalinos nos calificarán cuando acudan a cualquier oficina de Gobierno a solicitar o quejarse por un mal servicio.

Después del 1 de julio, los miles de trabajadores al servicio de la Ciudad de México, se declararon listos para ir de la mano con el Gobierno que la ciudadanía eligió que la gobierne durante los próximos seis años a partir del 5 de diciembre próximo.

En el gremio hay trabajadores conocedores en trabajos de escombro y retiro de cascajo.

Si el próximo gobierno tiene como prioridad la reconstrucción de la Ciudad de México, los trabajadores están listos para ayudar en las tareas y garantizar que se culmine al cien por ciento.

La solidaridad, institucionalidad y trabajo, son la carta de presentación de 185 mil trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, y así lo han demostrado durante décadas de lucha, siempre de la mano de los gobernantes en turno. Que así sea.

Trabajadores, institucionales

Juan Ayala Rivero

PARA LOS 185 MIL TRABAJADORES ES IMPORTANTE MANTENER SUS FUENTES DE EMPLEO

Las autoridades del próximo gobierno que inicia funciones el 5 de diciembre próximo, anunciaron en días pasados que tienen planeado ahorrar 10 mil millones de pesos anuales con el recorte de personal de la alta burocracia, honorarios y el exterminio de “aviadores”.

Hay que recordar que el Gobierno de la Ciudad de México tiene 322 mil registros, entre policías, trabajadores que laboran día y noche para brindar los servicios públicos que demandan 9 millones de habitantes, más cinco millones de tránsito, más los que operan la red del STC-Metro y otros.

El Gobierno capitalino ejerce 82 mil millones de pesos al año para el pago de nómina, prestaciones sociales y otros rubros. De hacerse realidad el descenso del presupuesto de 82 mil a 72 mil millones de pesos a partir de 2019, los trabajadores al servicio del Gobierno de la Ciudad de México, esperan que sus prestaciones sociales sean respetadas y que los aumentos salariales sean por encima del índice inflacionario, como viene sucediendo en los últimos 12 años.

Los recortes financieros que lleva a cabo un gobierno, federal, estatal o local, siempre causa incertidumbre entre la base trabajadora porque es el grupo más endeble, ya que vive de su trabajo y quedarse sin él, de un día para otro significa desestabilización en su hogar.

Por eso para los 185 mil trabajadores es importante mantener sus fuentes de empleo.

Además sería deseable que las nuevas autoridades conozcan las carencias y limitaciones con las que laboran los trabajadores para recolectar diario 13 mil toneladas de basura que genera la urbe, reparar miles de luminarias, desazolvar drenajes, coladeras y otras áreas prioritarias, poda de árboles entre otros servicios.

Aún con todas esas carencias y limitaciones, los trabajadores se encuentran unidos, cada uno en sus áreas de trabajo, al final de cuentas han sido, son y serán institucionales.

Un sindicato a toda prueba

Juan Ayala Rivero

Por cerca de nueve décadas los Trabajadores afiliados al Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Distrito Federal (hoy Ciudad de México) SUTGCDMX, han tenido que sortear problemas climatológicos, financieros, de división, fracturas, solidaridad y reordenamiento con los gobernantes en turno.

Esa serie de dificultades en vez de debilitar a la base trabajadora y a su sindicato, los ha fortalecido y unido para enfrentar cada día nuevos retos que tienen que ver con la distribución de agua en las 16 delegaciones, recolección de miles de toneladas de basura, tareas de desazolve, reparación de luminarias y hasta retiro de escombro cuando la situación lo amerita.

Durante ese tiempo los trabajadores al servicio de la CDMX, han pasado por tres movimientos telúricos que han dejado huellas profundas en la metrópoli; 1957, 1985 y 2017, sin contar otros que han traído consigo la solidaridad de los mexicanos.

En todos ellos los trabajadores han mostrado de lo que son capaces cuando de trabajar por la Ciudad se trata.

Los afiliados al SUTGCDMX, han tenido la fortuna de mostrar su solidaridad cuando los habitantes de la gran urbe los necesitan, con la reparación inmediata de las instalaciones averiadas y tareas de escombro donde las máquinas no pueden maniobrar por falta de espacio.

Eso sucedió inmediatamente después del sismo del 19 de septiembre de 2017, al mostrar los trabajadores del Gobierno de la CDMX toda su experiencia acumulada, poniendo a disposición de los nueve millones de habitantes, mas cinco que diariamente nos visitan, sus capacidades laborales y técnicas, para normalizar los servicios en el menor tiempo posible.

Desde entonces llevan a cabo tareas de retiro de escombro en las zonas dañadas en las alcaldías de Xochimilco, Tláhuac, Coyoacán e Iztapalapa, para que los predios queden en óptimas condiciones para la construcción que las nuevas autoridades pondrán en marcha cuando asuman sus tareas de gobierno a partir del 5 de diciembre próximo.