Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Martes 18 Septiembre del 2018
nubes rotas 19°

Economía Freak

El aborto, economía e impunidad

En Nueva York, una de las ciudades más violentas de Estados Unidos, disminuyó la delincuencia entre 1970 y 1990. Intrigado ante ese dato, el doctor en economía de la Universidad de Yale, John Donohue, buscó una explicación que no estaba relacionada al aumento de las penas contra los delincuentes, ni el aumento del número de policías, la tasa de empleo, el ingreso per cápita, ni el nivel educativo, ni mucho menos la tasa de pobreza.

El fenómeno también se replicaba en Los Ángeles. Stephen Levitt, economista del MIT y de la Universidad de Chicago, de la mano de Donohue, analizaron otros factores que no estaban en el radar de los sociólogos: el aborto. Estados con una reducción de la delincuencia se relacionaba con un alza en los abortos, entre 1970 y 1980, lo que se reflejaba en 1980, debido a que el promedio de edad de los delincuentes es entre los 18 y 24 años. De esa manera, los niños no deseados son más propensos a convertirse en delincuentes. Esos son los resultados de las estadísticas.

Claro, no se trata de concluir que el aborto es el camino para acabar con la delincuencia. En Estados Unidos, se apreció esa correlación, pero en México tendríamos que esperar hasta el 2027; unos 20 años después que en la Ciudad de México se aprobó al aborto cuyo embarazo lleva hasta 12 semanas.

Es importante recalcar que no se trata de estimular o promover el aborto con el fin de disminuir la tasa de delincuencia, sino simplemente es un dato que se detectó en Estados Unidos y que en México podría ocurrir. Sin embargo, aquí hay un factor que estimula la delincuencia: la impunidad, aunque los niños hayan sido deseados por sus padres para nacer.

Criminal explotación laboral infantil

No puede jactarse de ser civilizado un país donde la explotación laboral y sexual de sus niños es parte del paisaje. México, se encuentra en los primeros vergonzosos lugares de infamia social con sus infantes.

De acuerdo con los resultados del Módulo de Trabajo Infantil elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el número de niñas, niños y adolescentes entre 5 y 17 años de edad sumaron 29.3 millones. De estos, 3.2 millones (11%) realizaron trabajo infantil (62.75 hombres y 37.3 mujeres).

Hace unos años viajé al Medio Oriente y me sorprendió que en Israel el respeto y protección a los niños era extremoso. Ellos, de esa manera, protegen a sus futuras generaciones. Evitar que vendedores de drogas o delincuentes los acechen y, lo que es todavía más importante, ninguno sufre hambre o carencias.

Este año, Nayarit, gobernada por el panista Armando Echevarría tuvo la mayor tasa de explotación infantil con 19.7%; Zacatecas, de Alejandro Tello, 18.9; Campeche, con Alejandro Moreno, 18.1. Las tasas más bajas se observaron en Aguascalientes, con Martín Orozco, con 6.8; Baja California, de Francisco Vega, 5.9; Ciudad de México, de José Ramón Amieva, 5.4 y Querétaro, de Francisco Domínguez, 5.3%.

Lo que es peor, en encuestas oficiales realizados a los menores, estos justificaban su trabajo por motivos que van desde el pago de la escuela y gastos propios, 22.1%; el gusto de ayudar, 21.9; por aprender un oficio, 14.7; pagar deudas, no estudiar u otra razón, 12.8, y porque el hogar necesita de su aportación económica, 10.7%.

Un país que abandona a sus futuras generaciones para dejarlas a merced de la podredumbre, mal vivencia, crimen y drogas, es un Estado fallido.

Agua embotellada, necesidad social

Un estudio de Kantar WordlPanel, en 2016 señala que México se convirtió en el principal consumidor de agua embotellada a nivel mundial y en 2017 ocupó esa posición en América Latina.

La justificación es simple: el consumidor tiene desconfianza del agua de grifo mal llamada “potable” en todo el país. El año pasado, el 98% de los hogares mexicanos compraron agua embotellada, (mil 385 litros por hogar), un gasto anual de mil $315 por persona.

En comparación, países como Chile y Colombia, compran alrededor de 37 y 39 litros en promedio, respectivamente. Cada hogar mexicano suele consumir 80 garrafones de agua al año, modalidad más económica, 85 centavos por litro; la presentación de botellas individuales representa 9 veces más del costo, $7 por litro.

Ahora bien, de acuerdo al INEGI, en 2017 el 76.3% de los hogares mexicanos adquirieron agua embotellada o de garrafón, destinando por hogar un promedio de $52 semanales, o sea más de $2,700 anuales.

Pero el consumo sigue creciendo a un ritmo anual de 5%, lo que no se genera en otras industrias. En el 2015 el 70.8% lo consumía; en 2017 subió a 76.3%.

Quienes más agua embotellada consumen son la CDMX, Jalisco, Tabasco, Campeche, Yucatán, Durango, Chihuahua y Sonora.

El gasto de los mexicanos en agua embotellada supera los 48 mmdp, dinero que queda en manos de empresas purificadoras.

Curiosamente, lo que es un insulto a la inteligencia social, EU y los países europeos, sólo consumen agua cuando están en la calle, ya que en sus casas toman del grifo. Su gasto en ese renglón, es infinitamente menor.

Bancos, obstáculo al empleo

Sin orden de una autoridad y sólo por atribuciones “administrativas”, bancos cancelan cuentas bancarias a Casas de Cambio y otras empresas. Sin mediar juicio, ni medida precautoria de las autoridades hacendarias, en México se toman atribuciones que no les corresponde. Bancomer, de Eduardo Osuna, y Banbajío, de Carlos de la Cerda, se toma atribuciones que nadie le ordenó. Pisotea los derechos de los clientes de esos bancos y, por si fuera poco, sus directivos se creen eficaces por negar un instrumento que la Dirección de Inteligencia Financiera de Hacienda tiene para vigilar y controlar a infinidad de compañías.

La unidad de Inteligencia de la Secretaría de Hacienda, de José Antonio González, cuenta con instrumentos de control y son las cuentas de cheques, con las que tienen vigilados a empresarios que puedan lavar dinero o incurrir en algún delito.

Independientemente de ello, Bancomer y Banbajío, han afectado la operación de más de mil empresas de subcontratación mediante la cancelación de sus cuentas de manera unilateral, los intimidan y les exigen contratar despachos de auditores externos como condición para seguir teniendo el servicio. Lo peor del caso es que pretenden que otras instituciones bancarias se tomen las mismas atribuciones. Así afectan a más de 5.5 millones de personas, en su mayoría clientes cautivos de esos bancos, que van desde empresas hasta trabajadores; un negocio que vale alrededor de 6,000 mdp. Andrés Manuel López Obrador a través de su virtual secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, revisará esas actuaciones en los bancos. Al final de cuentas, el presidente de la Condusef, Mario Di Constanzo, prepara una carpeta con información detalla de los abusos de empresas del sistema financiero mexicano.

En la agenda de AMLO, banca y seguros

CIUDAD DE MÉXICO, 09AGOSTO2018.- Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, ofreció una conferencia de prensa a medios de comunicación en donde hablo sobre la reunión que sostuvo esta tarde con el presidente de México, Enrique Peña Nieto en Palacio Nacional. FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM

Las calificadoras están atentas ante las decisiones políticas y financieras que aplique el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

La victoria de AMLO le da margen de operación en su agenda legislativa. Según Standard & Poor’s, algunos de los principales desafíos que afrontará la administración de AMLO incluyen afrontar los altos niveles de corrupción, fortalecer el marco legal, impulsar el crecimiento económico y completar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Si el nuevo Presidente se aboca en resolver estos desafíos de forma eficaz, se expandirá el acceso a los servicios bancarios y de seguros, dos sectores materialmente sin grandes movimientos en la historia económica del país.

La nueva administración está proponiendo maneras de expandir la cobertura de los servicios bancarios. Una de ellas es ampliar el rol de la banca de desarrollo a fin de incorporar a los potenciales clientes de bajo ingreso y a las pequeñas y medianas empresas al sistema financiero, como lo ha propuesto el próximo secretario de Hacienda, Carlos Urzúa.

Aunque el sistema financiero de México se encuentra sólido, hay riesgos potenciales en el horizonte. Uno de ellos sería un resultado desfavorable de la renegociación del TLCAN, lo que podría provocar la caída del peso mexicano.

Aunque los bancos mexicanos tienen una exposición relativamente baja en moneda extranjera (alrededor de 15% del total de créditos), tal resultado podría provocar el avance de la inflación y presionaría la capacidad de ingreso de las familias, lo que daría como resultado una calidad de activos más débil. Además, sería perjudicial para el sector de seguros debido al potencial descenso de las inversiones en el país y de la demanda de estos productos.

Castigos a EU, adversos

Recientemente, la Secretaria de Economía bajo el mando de Ildefonso Guajardo, determinó imponer sanciones a Estados Unidos, luego que ese país calificó las exportaciones de acero mexicano como comercio desleal, por lo que impuso impuestos elevados.

Es una respuesta lógica ante la agresiva política comercial de nuestro socio más allá del Río Bravo. Sin embargo, esto tiene efectos contraproducentes ya que al final de cuentas le restará competitividad al sector acerero mexicano en América del norte, además que varios sectores nacionales se verán afectados, como el de la construcción, productos metálicos y automotriz.

De acuerdo a datos de la Cámara Nacional de la industria del Hierro y el Acero, obtenidos por la Cámara de Diputados, en México los sectores más afectados por los aranceles impuestos por México a productos de acero de EU son el de la construcción, el cual requiere del 61.5% de la producción total; el de insumos metálicos y el automotriz, que demandan 18.8 y 10.6 por ciento de la producción total, respectivamente.

Además, los productos más afectados son aceros planos y lámparas, al tener un impacto de dos mil millones de dólares anuales. México exporta 5.1 millones de toneladas de productos siderúrgicos y se importan 14.7 millones de toneladas, por lo que somos claramente deficitarios en materia siderúrgica. De ese tamaño es el impacto de la política proteccionista de Donald Trump que daña a nuestra industria.

Turismo sexual

Correo: vsanchezb@gmail.com

El turismo sexual hacia México, se convirtió en un factor de preocupación silenciosa de las autoridades de Migración y obviamente, de las policíacas. Incluso, los datos de la diputada Victoria Mercado Sánchez, que cuenta la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Cámara Baja, México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en turismo sexual infantil, sólo superado por Tailandia; además, es catalogado como fuente de tránsito y destino de trata de personas, de acuerdo con datos de la Comisión Unidos vs. Trata.

Este dado es más que alarmante debe frenarse y atacar las mafias dedicadas a ese tipo de “comercios carnales”.

Por si fuera poco, la Organización Internacional para las Migraciones comprobó que cada año se producen más de 600 millones de viajes turísticos internacionales, donde el 20% de paseantes buscan sexo. De este total, 3% confiesa tener tendencias pedófilas, es decir, que al menos tres millones de personas van por el mundo buscando relaciones íntimas con menores de edad.

Mercado Sánchez, mencionó que el destino turístico con mayor afluencia para el comercio sexual en México es Acapulco, “donde prácticamente se puede realizar cualquier tipo de fantasía, lo que ha provocado que pederastas extranjeros, principalmente de Canadá y Estados Unidos, lo visiten, debido a que las leyes son laxas”. A Acapulco le siguen Cancún, Guadalajara, Tapachula y Tijuana.

Es una cruel manera de administrar al país.

Agua embotellada, una necesidad social

Un estudio de Kantar WordlPanel, en 2016, dice que México se convirtió en el principal consumidor de agua embotellada a nivel mundial, y en 2017 ocupó esa posición en América Latina. La justificación es simple: el consumidor tiene desconfianza del agua de grifo mal llamada “potable” en todo el país.

El año pasado, el 98 de los hogares mexicanos compraron agua embotellada, aproximadamente mil 385 litros por hogar, lo que representa un gasto anual de mil 315 pesos por persona. En comparación, países como Chile y Colombia, compran alrededor de 37 y 39 litros en promedio, respectivamente.

Cada hogar mexicano suele consumir 80 garrafones de agua al año, modalidad más económica, 85 centavos por litro; la presentación de botellas individuales representa 9 veces más del costo, unos 7 pesos por litro. Ahora bien, de acuerdo al INEGI, en 2017 el 76.3% de los hogares mexicanos adquirieron agua embotellada o de garrafón, destinando por hogar un promedio de 52 pesos semanales, o sea más de 2,700 pesos anuales.

Pero el consumo sigue creciendo a un ritmo anual de 5%, lo que no se genera en otras industrias. En 2015, el 70.8% lo consumía; en 2017, subió a 76.3%. Los estados que más agua embotellada consumen son la Ciudad de México, Jalisco, Tabasco, Campeche, Yucatán, Durango, Chihuahua y Sonora.

El gasto de los mexicanos en agua embotellada supera los 48 mil millones de pesos, dinero que queda en manos de empresas purificadoras. Curiosamente, lo que es un insulto a la inteligencia social, Estados Unidos y los países europeos, sólo consumen agua cuando están en la calle, ya que en sus casas toman del grifo. Su gasto en ese renglón, es infinitamente menor.

La misteriosa alza del gas LP

vsanchezb@gmail.com

La Comisión Reguladora de Energía, bajo el liderazgo de Guillermo García Alcocer, se convirtió de un ente regulador y promotor de incrementos en precios de la energía, la mayoría de ellos sin justificación técnica, sino protección de las utilidades de los poderosos grupos de gaseros, por una parte, e incrementar la captación fiscal del Gobierno federal.

La información que sirve de base para incrementar los precios de gas, electricidad e incluso de los combustibles para vehículos, los guarda el Gobierno como secreto de seguridad nacional. No quieren justificar técnicamente esos incrementos, que son totalmente inflacionarios, debido a que “no tienen justificación” más que convertirlos en “recaudatorios”.

Un tema en especial, que se encuentra a discusión en la Cámara de Diputados, es el incremento del gas LP que es el que se vende en tanques portátiles y que se consume en el 80% de los hogares del país. El precio de este energético se ha incrementado más de 50% en cinco años, pues según cifras de Pemex, el promedio ponderado nacional del litro de gas LP en cilindro subió de 12.94 pesos durante 2013 a 19.99 pesos a mediados de enero de 2018.

A principios del 2017, particularmente en enero, el precio promedio nacional del gas era de 15.05 pesos por kilogramo y en los primeros días del 2018 fue de 19.56 pesos, situación que continúa agravándose en detrimento de la economía familiar.

Tus datos, al mejor postor

Correo: vsanchezb@gmail.com

Estimado lector, te has preguntado ¿cuánto valen tus datos personales? Tus datos comerciales valen alrededor de un dólar por persona; en el caso de tus datos políticos, en el mercado negro vale alrededor de 30 centavos mexicanos.

Por ello, se convierten en un jugoso negocio para empleados de bancos, tiendas comerciales y, obviamente del Instituto Nacional Electoral, que preside Lorenzo Córdova, y de los partidos políticos.

Millones de pesos a costillas de los mexicanos, se venden al mejor postor con total impunidad y sin que, hasta el momento, veamos a criminales en la cárcel.

¡Vaya cara dura! Los políticos se dicen sorprendidos por la cínica venta de bases de datos con información privada. El Instituto Nacional de Acceso a la Información, que lidera Francisco Acuña, en materia de datos personales es una nulidad.

Acuña hizo un llamado a las instituciones mexicanas para encabezar una “cruzada nacional” por la protección de los datos personales y la privacidad de los ciudadanos y unir fuerzas para erradicar y combatir las situaciones que hacen a México “un paraíso de bases de datos clandestinas”.

Se escucha sensacional, pero por qué no se presentan denuncias penales y se hace una investigación seria y formal desde la PGR, encargada a Elías Beltrán, sobre la venta del padrón electoral.

Los partidos políticos tienen copias del padrón y, como en el caso de Movimiento Ciudadano, lo venden hasta en los mercados sobre ruedas.

Importan pilas tóxicas de China

Importadores inescrupulosos que aprovechan deficiencias en el catálogo de sustancias peligrosas, traen al país más de 200 millones de pilas secas que contienen óxido de mercurio, incluyendo las que están incorporadas en aparatos.

Desde 2002 ya no se producen en México, por lo que su existencia en el mercado es, en su totalidad, de importación y la mayoría llega al país con permisos de importación y el pago de impuestos.

Aunque es legal la importación en el país, en otras naciones se siguen produciendo y exportando, a pesar de los graves daños a la salud de esos productos que se dejan en basureros a cielo abierto y cuyo contenido se va a los mantos freáticos; a agua que todos consumimos.

Debido a que México no se sujeta a medidas internacionales ecológicas que restringen la fabricación y comercialización de pilas que en su interior tengan mercurio, plomo o cadmio.

Desde 1990, estas pilas son catalogadas como una de las principales fuentes de liberación al ambiente de metales tóxicos. El óxido de mercurio, muy venenoso, se absorbe por inhalación en forma de aerosol, a través de la piel y por ingestión, generando malestares como irritación de ojos, piel y el tracto respiratorio; además, puede provocar insuficiencia renal.

El mercurio, cadmio y plomo son extremadamente peligrosos debido a sus peculiares características de movilidad, bioacumulación y sus efectos cancerígenos en seres humanos.

Las autoridades aduaneras no pueden justificarse por desconocimiento, ya que es del dominio público el daño a la salud y al ecosistema que dura más de 250 años.

Productos con azúcar, adictivos

Resulta totalmente incongruente que los productos sin azúcar sean más caros que los que llevan el dulce o el derivado de las frutas como la fructosa. Pero, este tipo de maniobras de los productores de alimentos, tiene un sentido que va más allá de un ahorro, sino una estrategia dirigida a quienes cuidan su salud.

Es un hecho, comprobado por la medicina, que grandes cantidades de azúcar y sal provocan daños severos en la salud de los seres vivos; desde los animales domésticos hasta los seres humanos.

Empresas refresqueras, panificadoras, mermeladas y otros productos, venden sus productos con altos contenidos de fructosa, fundamentalmente, producto que es similar al azúcar de caña, para adicionarlo a sus alimentos. De esa manera generar adicción a su consumo, lo que les deja más utilidades, pero provocan enfermedades en los seres vivos que van desde la diabetes, hasta el hígado graso que termina en cirrosis no alcohólica.

Esas mismas compañías agregan cantidades extraordinarias de sal y productos químicos que van desde colorantes hasta conservadores, que son cancerígenos y en el menor de los casos (que no deja de ser moral) hipertensión arterial. Aunado a lo anterior, vemos que monstruos corporativos incrementan brutalmente sus utilidades, mientras los sistemas de salud de los gobiernos tienen que destinar más y más dinero para atender enfermedades que ahora se les conoce como “crónico degenerativas”.

Esas empresas, como si fuera un gracioso regalo al consumidor, produce alimentos que no tienen conservadores, fructosa, azúcar, sal, hormonas animales y sintéticas, antibióticos. Sin embargo, los precios son exageradamente caros, a pesar que sus costos de producción son menores. El objetivo, es mantener cautivos a los consumidores.

Seguros, veta de negocio mediocre

En una entrega anterior de esta columna, te platique sobre la necesidad de impulsar la industria del Seguro, mediante mejores precios y educación. Ahora te platicaré de los datos duros.

Un estudio realizado por Seguros Sura México, liderado por Francisco Oliveros, revela que el 10% del segmento D+, declararon contar con un seguro de automóvil y el 40% de usuarios de seguros de auto superan los 55 años de edad. Los jóvenes están poco interesados en asegurarse.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra), más del 80% de los incidentes viales son prevenibles; aunque la tendencia ha ido a la baja en los últimos 10 años, datos de INEGI registran una media de más de 380 mil accidentes automovilísticos por año.

Los seguros de autos y gastos médicos es mayor en hombres que en mujeres. El 40% de hombres declararon contar con un seguro de autos, sobre el 30% de mujeres. Tendencia igual en el seguro de gastos médicos, donde el porcentaje de aseguramiento de hombres supera 2 puntos porcentuales al de mujeres, con solo 18% de penetración.

Es muy claro que los seguros, aunque suene estúpido, “no se usan hasta que se usan”. Sin embargo, cuando se usan, son un paliativo al sufrimiento por un imprevisto que va desde el daño material, hasta afectaciones a la salud y muerte, propia o de terceros.

Asegurarse para enfrentar enfermedades, accidente vehiculares o en el hogar, así como las propiedades, deben ser estimulados por las autoridades con apoyos fiscales. En la cultura del seguro, la responsabilidad es de las empresas, que quieren seguramente quieren un negocio enano.

Crédito concentrado en potentados

Aquel refrán popular que reza que el crédito es para quienes no lo necesitan, es completamente cierto. Ocho de cada diez pesos que otorgan los bancos al sector empresarial está concentrado en las grandes empresas del país, mientras que el resto se canaliza a los pequeños y medianos negocios.

Asimismo, los gobiernos de estados y municipios concentran el otorgamiento de créditos de tres bancos: Interacciones y Banorte, que preside Carlos Hank González, así como Multivalores, de Olegario Vázquez Raña. Se encuentra arriba de un billón de pesos en la cartera de créditos para instancias gubernamentales. No es malo el crédito, si se utiliza para fines estrictamente de inversión, ya sea en infraestructura o en sistemas para optimizar la administración pública.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a mayo pasado el crédito en las grandes compañías aumentó a un ritmo de 17%, mientras que para las Pymes creció a una tasa de seis por ciento.

Por si fuera poco, la información destaca que cayó 3.6 puntos porcentuales el crédito a pequeños negocios del país. Los créditos a las grandes registraron un crecimiento de 6.5%, con cuatro billones 917 mil millones de pesos.

De esa manera se estima que se registró un incremento de 12% en los préstamos a las empresas. Mientras esto ocurre, el crédito para quienes lo necesitan para afrontar problemas de liquides inmediata, las familias, no llegó a un crecimiento de un punto porcentual. Los analistas de bancos estiman que la tendencia se explica por la incertidumbre generada por el periodo electoral y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Impune venta de carne con clembuterol

La impunidad nos afecta a todos. Lo peor del caso es que ello genera problemas a la salud de miles de mexicanos que, de buena fe, consumen productos que tienen substancias totalmente tóxicas. Estas, que son prohibidas por las autoridades, las usan comúnmente y, debido a que no hay denuncias penales, se niegan a dejar de usarlas. Todo por ganarse unos cuantos pesos más, a lo que tienen derecho.

La Secretaría de Agricultura y Ganadería, la Sagarpa, emitió hace un par de años, un listado de 32 sustancias prohibidas para uso o consumo en la producción pecuaria, incluyendo el clembuterol.

Mis amigos chismosos me comentan que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), tuvo que elevar las sanciones y los controles de la Ley Federal de Salud Animal (LFSA).

De acuerdo la nueva disposición publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), quien no cumpla con la norma, recurra en su aplicación o presuma de su uso podrá ser sancionado con hasta 7 años de cárcel y una multa de hasta 50 mil días de salario mínimo.

La LFSA tipifica como delito el uso de las 32 sustancias en la engorda de ganado y aves. El listado de sustancias prohibidas para la producción pecuaria, incluye el clembuterol, cloranfenicol y el hexoestrol, entre otras. Además, queda prohibido el uso del Carbadox para todos los porcinos adultos.

Pollo, a precio inalcanzable

En las últimas semanas el precio del pollo se disparó a niveles que difícilmente una familia que percibe un salario mínimo al mes podría comprarlo para alimentarse.

La Profeco detectó que el precio al consumidor del kilogramo a granel de pechuga sin hueso y sin piel, alcanza hasta los 129.20 pesos en supermercados de la zona metropolitana de la Ciudad de México.

Esto despierta la inquietud del consumidor que con un salario mínimo vigente de 88.36 pesos al día no le alcanza para comprar un kilogramo de pechuga sin piel.

Legisladores federales y estatales, detectaron acaparamiento, especulación y encarecimiento de ese alimento vital en la dieta del mexicano, lo que podría provocar que el precio se dispare aún más.

La Unión Nacional de Avicultores estima que al cierre del presente año habrá un incremento en la producción del 3%, equivalente a un total de 6.3 millones de toneladas de alimento (pollo, huevo y pavo).

Además, en México, el consumo per cápita de pollo aumentó de 15.83 a 32.24 kilogramos de 1994 a 2017, respectivamente, y al cierre de 2018 se espera alcance los 32.88 kilogramos. Sin embargo, es una cantidad que debe incrementarse con el fin de mejorar la alimentación promedio de los mexicanos. El pollo es una fuente excelente de proteínas y hierro.

Es un alimento que sin piel, aporta el 64% de las calorías que proceden de la proteína, y el 31% de la grasa. Por ello, se convierte en una fuente alimenticia clave para todos los niveles económicos.

Por ello, debe cuidarse de especuladores que únicamente buscan ocultar el producto para incrementar su precio. Eso lo detectó la Profeco; ahora debe actuar en protección del consumidor.

Desordenado crecimiento

No se trata de una moda. Es una necesidad de la segunda década del siglo XXI, misma que se intensificará la próxima década. Se trata del comercio electrónico.

En México, no existen las medidas necesarias para proteger al consumidor, cuando se trata de empresas que sólo existen en la red, aunque estén dadas de alta ante la Secretaría de Hacienda.

Para los mexicanos, ya son comunes las expresiones de comercio en línea, e-commerce, Shopping mail, entre otros. Sin embargo, dónde reclamar.

Ya tenemos campañas especiales son: Hot Sale, Buen Fin y Hot Monday, además de los tradicionales Día de Reyes, el Día del Amor y la Amistad, el Día de las Madres, Back to school y Navidad, entre otros, donde se incrementa esa actividad comercial. Según la Cámara de Diputados, con datos de la Asociación de Internet, en 2016 el valor de mercado del comercio electrónico en México fue de 329 mil 85 millones de pesos, un incremento de 28.3% respecto de 2015. Esas estadísticas indican que de los compradores en línea en 2017, 51% tenía entre 18 y 34 años; 38%, entre 35 y 54 años, y 11%, 55 o más años.Los hombres son más propensos a comprar en línea que las mujeres, revela. Pero, si las compras en México van en aumento las internacionales son más recurrentes. En 2017, al alcanzar 67%. De este porcentaje, 75% fue en Estados Unidos; 40%, en Asia; 20, en América Latina, y 15, en Europa.

Por ello, es fundamental que las autoridades en el país protejan al consumidor mexicano.

CFE, robos de un monopolio

De los casi 42 millones de usuarios que tiene la Comisión Federal de Electricidad, seguramente el 90%, si no es que más, se quejan del servicio y las tarifas de la empresa gubernamental que es, al final de cuentas, un monopolio en el servicio de energía eléctrica.

La cadena de su servicio va desde la instalación de medidores, con cargo a los consumidores, hasta el cobro de tarifas diferenciadas bajo un esquema demagógico, impráctico y con evidentes abusos. No aplican esas tarifas en condiciones de igualdad a todos los mexicanos e incluso, con esas tarifas diferenciadas castigan a las clases medias

Estas son las que están hartas de los abusos de la empresa gubernamental, que dirige Jaime Hernández. Si vives en una colonia clase media, de inmediato cobran más por el servicio, aunque gastes mucho menos que una persona o familia en una colonia popular.

Con la llamada tarifa de consumo doméstico alta, mientras en una colonia pobre, por el mismo consumo, te cobran 150 pesos bimestrales, por vivir en una zona clase media, aunque no tengas recursos económicos, te cobran hasta 2,500 pesos bimestrales. Después, en un negocio sospechoso, la CFE tiene empresas privadas que, por concesión, cortan el suministro de energía eléctrica.

La CFE roba a sus clientes, no hay estímulos fiscales o descuentos para que el consumidor final genere su energía limpia (solar o eólica) y lo que es una aberración, distingue a mexicanos de primera, segunda y tercera para cobrarles el costo de energía.

El fracaso de los impuestos especiales

Quedó completamente demostrado que es insuficiente la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a cervezas y bebidas alcohólicas para cubrir costos por daños a salud pública. Incluso, en análisis de legisladores federales, en 2017, atención de cirrosis fue de 64 mil millones de pesos, 1.8 veces más que el cobro de ese impuesto. Lo más grave es que el dinero recaudado no se destina para informar a jóvenes y adolescentes sobre los daños del alcohol y las adicciones.

En los ocho años de vida, el IEPS a cerveza y bebidas alcohólicas tuvo un crecimiento anual real de 3.7 por ciento y recaudó 35 mil 8 millones de pesos, cantidad que representa 23.1% del IEPS no petrolero, sólo por debajo del aplicable a tabacos labrados que aportó 26% para este mismo año.

En contraste, durante 2017 el costo en atención a la cirrosis fue del orden de los 63 mil 733.7 millones de pesos, monto superior en 180% en comparación a la recaudación del IEPS a cervezas y bebidas alcohólicas, obtenido en ese mismo año.

Sugiere considerar el costo total de la atención de este padecimiento, pues en México podría ascender a 233 mil 911 millones de pesos al año, equivalente a 600% del ingreso obtenido por el IEPS a cervezas y bebidas alcohólicas.

Esto implica un severo golpe a las finanzas públicas porque son insuficientes los recursos para atender a más de 7 millones de mexicanos que sufren el daño a su salud por el consumo de alcohol.

Son intocables las fabricantes de alcohol que nadie se atreve a orientar sobre los daños del alcoholismo. Es una enfermedad contagiosa, que provoca severos daños a la salud, con efectos irreversibles.

La apuesta es el petróleo

Mientras la tendencia internacional es apostar por energías limpias a fin de disminuir las presiones presupuestales de los gobiernos y del consumidor en general, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pone en la brújula el petróleo.

Claro, ante la clara tendencia a la baja de nuestras reservas probadas de crudo, hay que aprovechar lo que puede ser un repunte del precio internacional de los combustibles de origen fósil.

Sí, es una decisión a corto plazo acertada, pero a largo plazo muy equivocada. La apuesta es explotar las reservas que se tienen en estos momentos e incluso recurrir a tecnologías como el fracking, que consiste en inyectar agua, nitrógeno o aire, para que se le de potencia a la salida de crudo a la superficie.

Esto lo están haciendo, desde hace más de 20 años, en Texas y otros estados de la Unión Americana. Sin embargo, en México apenas se pone en marcha esa tecnología que es menos costosa.

Incluso, en los debates del Congreso en los últimos años los partidos de izquierda como PRD y PT, se pronunciaron en contra del fracking. La justificación de esa postura es por el uso irracional de agua que en muchas regiones del país es necesaria para la supervivencia. El uso de agua es el método más barato, ya que el uso de nitrógeno, aunque es más efectivo, es más oneroso.

De manera paralela, es importante apostar por la venta a corto plazo del petróleo y a largo plazo el disminuir la dependencia de los combustibles de origen fósil como el gas natural y el petróleo. Tenemos amplias posibilidades de utilizar la energía eólica, hidroeléctrica y solar, entre otras que día a día, son más sofisticadas por el uso de agua de mar para motores de autos y camiones.

México cede ante farmacéuticas

Lo poco que se ha filtrado sobre la letra chiquita del acuerdo en principio del Tratado de Libre Comercio para Norteamérica, se descubren varios aspectos que son importantes y donde los negociadores dejaron la puerta abierta para avasallar a los empresarios mexicanos.

Sin embargo, una derrota grave fue el ceder ante la presión de las empresas farmacéuticas; ese gran pulpo internacional que exprime hasta el último centavo de los pacientes enfermos.

Una de las cláusulas del TLCAN versa sobre la protección de las marcas y patentes de diversos productos. Es importante, claro está, defender la propiedad intelectual. Sin embargo, en materia de medicinas, las grandes farmacéuticas se convierten en auténticos “Dráculas” que les chupan la sangre a los enfermos.

Según la letra chiquita del TLCAN los medicamentos biotecnológicos (los genéricos, pues) se protegerán por 10 años los derechos de explotación de la marca y los contenidos. Buscan eliminar una ley que existe en el país que, en caso de pandemias, por necesidad de salud pública o por razones de Estado, no puede explotarse la fórmula de un medicamento sin pagar las regalías a esas poderosas compañías.

Los medicamentos genéricos es la medicina de los pobres y de muchas personas que no pagan enormes sumas de dinero para tener una medicina de patente o de marca. En ese mecanismo, el sector salud se ahorra más de 10 mil millones de pesos y el golpe sería devastador para las finanzas del gobierno en materia de salud. Durante un tiempo lógico de 3 a 5 años, de protección de la patente a fin de que los inventores o propietarios de las mismas, tengan las utilidades necesarias para ese objetivo.

Tomar agua embotellada daña la ecología

En la entrega anterior de este artículo, te mencioné estimado lector el alto consumo de agua embotellada entre los mexicanos que nos convirtió en los líderes mundiales en ese renglón. Así nos convertimos en el objetivo de inversiones de grandes empresas purificadoras de agua.

Sin embargo, debemos sumar a todo lo que expliqué en ese artículo, los daños ecológicos con la enorme producción de botellas de PET. La desconfianza de la población en la calidad del agua del grifo, poca disponibilidad, y aplicación del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios a bebidas azucaradas y gasificadas, influyeron al boom del consumo de esos productos embotellados.

Un estudio de la Universidad de Guadalajara, destaca que el consumo por habitante es de 235 litros de agua embotellada, lo que implica un desecho de 21 millones de envases PET al año. En temporada de sequía, el desecho aumenta a 50 millones. Por ello vemos botellas de PET en ríos y mares del país. Limpiarlo representaría un enorme gasto que necesitamos erogar para evitar más daños al ecosistema. Se estima que se tiran al mar más 13 millones de toneladas de plástico, que tardan hasta mil años en desintegrarse.

De 9 mil millones de toneladas de plásticos generadas en el mundo, sólo 9% se recicla. Este es el planeta que dejamos y la solución es mejorar el sistema de distribución de agua potable en todo el país para disminuir el consumo de botellas de PET con agua.

Esto, es responsabilidad de los gobiernos Federal, estatales y municipales. Son obras que no se ven, ya que las tuberías están enterradas, pero se refleja en la salud física y económica de los mexicanos.

Despilfarro y corrupción con aeronaves oficiales

Gobiernos estatales, dependencias gubernamentales federales y estatales, así como gobiernos municipales, compran aeronaves supuestamente para el uso oficial y ahorrar en viajes. Sin embargo, esas aeronaves son usadas para fines personales de nuestra clase dorada, enquistada en la política.

La Ley de Responsabilidad Administrativas no establece limitaciones para el uso de vuelos privados y la compra de boletos para viajes internacionales. En ambos casos se usan aeronaves con las que realizan contratos de arrendamientos a largo plazo y con los más altos costos por el lujo con los que se viaja. En viajes en aerolíneas comerciales, utilizan primera clase y, las empresas aéreas, no le disminuyen un solo dólar. Todo a costillas del presupuesto de los mexicanos.

Por si fuera poco, esos políticos utilizan bienes de la Fuerza Aérea y helicópteros oficiales para viajes familiares. Realizan viajes que tienen costos que van de los 300 mil pesos, hasta el millón de pesos por persona.

Al revisar a Ley de Responsabilidades, en el artículo 54 en materia de las faltas administrativas graves de los servidores públicos, no se aprecia el uso de helicópteros y aviones para fines distintos de los que fueron adquiridos. Debería ser considerado como empleo indebido de recursos que son patrimonio del país.Hay burócratas que hasta han utilizado aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana para fines ajenos a su actividad, así como el uso de helicópteros oficiales para viajes familiares, como se ha denunciado en el Legislativo Federal.Gobernadores, diputados de legislaturas estatales y magistrados de los tribunales superiores de justicia locales, han sido descubiertos utilizando esas aeronaves. Incluso recientemente, el director de Conagua, así como el de Pemex y otras dependencias para fines familiares. No se sabe cuantas millonadas se pierden.

Los costos de la impunidad

Nadie podría establecer a ciencia cierta el costo de la impunidad en el país. Sin embargo, en México se estima que podría superar el billón de pesos. No es complicado revisar los daños que genera a la economía de los 130 millones de mexicanos, ya que no sólo afecta a los empresarios que sufren extorsiones o asaltos; de las personas que son asesinadas o heridas en atracos; de quienes son víctimas de asaltantes que impunemente y se ocultan entre los “decentes”. A todo ello se incrementan muchos factores que se inscriben en la economía negra de cualquier nación que va desde la esclavitud de hombres, mujeres y niños para trabajos o prostitución; la negligencia de médicos en sus actividades cotidianas que lesionan o matan a sus pacientes; de ingenieros o arquitectos que no cumplen con la reglamentación al construir, para ahorrarse unos pesos y llevárselos a la bolsa, aunque sus edificaciones se desplomen.

Por si fuera poco, a los administradores públicos que exigen dinero para cumplir con sus trabajos o de aquellos que se apoderan del dinero de los contribuyentes por el simple hecho que no están auditados. De maestros universitarios que roban recursos para investigaciones o simulan hacerlas para cobrar y repartirse con empleados privados desleales la “cuota”. La corrupción es un fenómeno que corroe a la sociedad y de ello se han colgado los discursos políticos; de aquellos que han demostrado incompetencia en la guerra contra ese flagelo social y que son también corruptos.

No aplicar la ley, es un factor que lleva a la impunidad y ésta la practican decenas de miles, quizá cientos de miles. Por ello, no es disparatado que sea más de 500 mil millones de dólares anuales lo que se pierde.

Lento crecimiento de la banca

Pese a las extraordinarias utilidades de la banca mexicana, el ritmo de crecimiento de la bancarización en todos los sectores es lenta. No sólo se trata de operaciones en los bancos, sino otros servicios que van desde las tarjetas de ahorro hasta los seguros, entre otros productos.

La cultura bancaria, derivada del nulo interés de las instituciones privadas y públicas es lo que mantiene en un retraso el servicio y, además, muy caro.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador empezará a cumplir con su mandato ante un sólido sistema financiero. Los bancos mexicanos muestran fundamentales fuertes gracias a una sólida rentabilidad producto de una sana calidad de activos y de un gran porcentaje de depósitos de bajo costo en su base de financiamiento. Además, los bancos se benefician de su amplia base de capital.

Pero, el crecimiento del PIB (la suma de todo lo que producimos) de México ha sido lento desde 2000, con un promedio anual de 2.2%. Un crecimiento que impide el desarrollo del país. Por su parte, el financiamiento se ha expandido a un ritmo promedio de 11%, pero alcanzó su tasa más alta de crecimiento nominal de 23% en 2007.

Pese a la fiesta por el cambio de gobierno, el crecimiento del país apenas superará el 2% en 2018-2021. Dada la fuerte correlación entre el crecimiento económico y el financiamiento otorgado por los bancos comerciales, crecerá entre 9% a 10% en 2018 y ligeramente por arriba de 10% en 2019.

México presenta un crecimiento económico inferior debido al bajo desarrollo en la productividad laboral, a los altos niveles de corrupción, y el ineficiente marco legal, el crecimiento del crédito se dará a un ritmo más lento que en otros países en América Latina.

Muy cara la vida sedentaria

La vida sedentaria es onerosa, no sólo para la persona que no hace actividad física, sino también para el Estado, ya que su gobierno tiene que aplicar programas contra obesidad y para curar enfermedades como la diabetes y ataques al corazón.

El 56.2% de los mexicanos de 18 años y más son inactivos físicamente, pero además sumamos que el 22.7% de los jóvenes entre 15 y 18 años también lo son, el fenómeno se vuelve explosivo para el país.

Las justificaciones de los mexicanos de vida sedentaria, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición son la falta de tiempo (57.9%) y el cansancio (16%). En 2016, 14% de los adultos no cumple con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de realizar, por lo menos, 150 minutos de actividad física moderada-vigorosa por semana.

En cambio, el 44.5% de la población adulta pasa más de 2 horas y media frente a la televisión; las mujeres son las que más tiempo pasan frente al televisor. Ahora bien, el 90% de los casos de diabetes mellitus se relaciona con el sobrepeso y la obesidad, lo que se ve reflejado en el número de muertes a consecuencia de este mal a nivel nacional que representa el 39%.

Por ello, los costos en el sector salud nacional por la diabetes superan los 85 mil millones de pesos al año, de los cuales, 73% corresponden a tratamientos médicos, 15% a pérdidas económicas por ausentismo laboral y 12% por disminución de ingresos por muerte prematura.

La inactividad no sólo la paga quien vive sedentariamente, sino todos los mexicanos y no hay políticas públicas que se enfoquen a disminuir ese flagelo que tiende a incrementarse.

¿Más protección a tu dinero?

¿Te sientes seguro con tu dinero en los bancos? La respuesta, según encuestas entre los usuarios de la banca es que “en términos generales”, si. Sin embargo, el número de fraudes a través del robo de identidad va en aumento y uno de cada 8 usuarios de los servicios, según la Condusef, ha sufrido el robo de dinero en sus cuentas.

Ante ello, los bancos buscan sistemas más sofisticados para evitar esos robos. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores, amplió el plazo para que los bancos instalen nuevas medidas de identificación. Será en 2020 cuando se use la identificación biométrica.

El proyecto que envió la CNBV la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, se flexibiliza la verificación que deberán hacer los bancos, y en el caso de las huellas dactilares de los clientes, se les permitirá que la captura sea al menos de seis huellas, cuando antes se contemplaban las 10.

Además, se amplía el plazo para que los bancos abonen los montos correspondientes a las reclamaciones presentadas por sus clientes por la celebración de contratos de operaciones activas y tengan que ver con robo de identidad.

Hay bancos que han avanzado en el uso de datos biométricos. Es el caso de Banco Azteca, que ya identifica con una huella dactilar, así como Citibanamex que verifica en línea con el Instituto Nacional Electoral la huella dactilar.

La semana pasada, BBVA Bancomer inició la solicitud de una selfie para autentificar, vía reconocimiento facial, a sus clientes que acceden a la banca en su celular, pidiendo tomarse una foto y autorizar el uso de sus datos personales para darle la doble autentificación.

La tecnología estará hasta en nuestros ahorros.

3.16 billones, saldo de Afores

vsanchezb@gmail.com

A 20 años de la instauración del ahorro para los trabajadores y quitarle el peso de las pensiones al gobierno federal, los recursos de ese sistema se ubican en tres billones 169 mil 190 mdp o sea 14.8% del PIB, lo que supuso un crecimiento de saldos con respecto a 2016 de 402 mil 424 mdp, de los cuales 246 mil 588 mdp fueron plusvalías netas de comisiones.

Las cifras suenan espectaculares. Sin embargo, el beneficio directo a los trabajadores no se refleja. Dicho crecimiento engloba 645 mil 157 millones de pesos en aportaciones netas de retiros, y el resto, 603 mil 105 millones de pesos, a plusvalías netas de comisiones.

Ahora bien, al cierre de 2017, del total de los activos administrados, 54.6% es de aportaciones realizadas y 45.3% de los rendimientos netos de comisiones. Sin embargo, el crecimiento del capital de los trabajadores es mínimo, incluso inferior a los rendimientos de los Cetes, que es una inversión segura, pero con utilidades inferiores al ritmo de la inflación.

Si bien ese instrumento quedó en manos de instituciones financieras, en un momento de crisis en el sector, debido a que gran parte de ese capital lo destinan para inversiones en renta variable, entonces encontraríamos un serio conflicto que dañaría severamente el patrimonio de los trabajadores y la actividad económicas nacionales.

Aunque se afirma oficialmente que existen severos controles a las Afores, es muy claro que el riesgo aumenta, conforme se dan fenómenos de concentración de algunas compañías al amparo del gobierno.

Irracional gasto

vsanchezb@gmail.com

Quizá pocos se dieron cuenta del oneroso proceso de las llamadas precampañas de los candidatos presidenciales y de la recolección de firmas de los aspirantes independientes. Mientras usaron los medios electrónicos para atraer la atención del electorado, bajo la hipócrita Ley Electoral que habla de buscar el interés de los militantes y adherentes de los partidos políticos, usaron cientos de millones de pesos en otro tipo de actividades propagandísticas especialmente a través de las redes sociales.

Aparatos sofisticados de asesores, cuartos de guerra, especialistas en imagen, generadores de contenidos en redes sociales, así como analistas, se instalaron y empezaron a funcionar. El objetivo es impulsar a los candidatos y descalificar a los contrarios.

Mientras tienen una cantidad ridícula para hacerse promoción, de acuerdo al INE, éste se hace de la vista gorda ante los gastos estratosféricos de todos los aspirantes presidenciales. Claro, se hace de la vista gorda para eludir las leyes electorales y mantener los privilegios presupuestales que cuenta a través de los años. No quieren poner en riesgo más de 20 mil mdp anuales, en años electorales como en los NO electorales.

Al paso del tiempo, sólo vemos que los partidos se convierten en una carga financiera para la sociedad y, para no eludir el número de pesos gastados, podrían estimarse extraoficialmente en más de 500 millones de pesos por cada partido, cuando el límite es de escasos 80 millones.

Nuestra democracia es cara, aunque mas caro nos saldría no tenerla.

El sureste, un filón de oro

Correo: vsanchezb@gmail.com

A pesar de las inversiones que se realizan en varias regiones del país, el sureste mexicano está casi en el olvido. Las zonas petroleras fueron materialmente abandonadas con la caída en los precios del petróleo, por una parte, y con la Reforma Energética, por la otra, donde estados como Campeche y Tabasco, no reciben el beneficio del empleo.

En infraestructura, el gobierno federal invirtió globalmente de más de 56 mil millones de pesos, realiza 139 obras estratégicas en toda la región, como lo anunció el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, durante la entrega del Libramiento de Villahermosa y la modernización de la carretera Villahermosa- Cárdenas, dos obras de estratégicas para Tabasco.

Sin embargo, es fundamental el impulsar con inversión zonas productivas, que en el pasado estaban destinadas para el ganado, por ejemplo, en Tabasco. De acuerdo a datos de trabajadores petroleros, alrededor de un 15% de los pozos petroleros que estaban en funcionamiento hasta antes del 2010, están en desuso. Por ello, es fundamental el limpiarlos y convertirlos en zonas productivas de alimentos.

Al mismo tiempo, en apoyo al sector industrial de la todavía importante producción petrolera de la región, tanto en Tabasco como en Campeche, es fundamental detonar las zonas industriales, ligadas a la química y petroquímica, pero con la salvedad de sean amables con el medio ambiente.

Basta! para que te enredes

49,897FansMe gusta
87,075SeguidoresSeguir
3,973suscriptoresSuscribirte