Web Analytics Made Easy - StatCounter
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Viernes 22 Febrero del 2019
cielo claro 19°

En Zona de Riesgo

Que alguien me explique…

Rodrigo Mojica

LAS VEGAS, NEVADA.– Utilizar la palabra robo en cualquier ámbito deportivo es dudar de la honorabilidad de los protagonistas, y esto va en contra de los aficionados mismos, quienes se apegan a ese concepto, sobre todo cuando viene de personajes públicos que podrían influir en sus pensamientos.

Robo en el deporte, imagino que entre los que lo dicen, alude a la injusticia, porque no es que el triunfo era de uno, y alguien llegó a robárselo.

En fin, lo que pasó el sábado de este lado de la frontera fue, de entrada, una gran pelea de boxeo, hay que aplaudirles a Saúl Álvarez y Gennady Golovkin, vaya peleón, como diría Julio César Chávez, entregaron ambos.

Los dos tuvieron buenos y grandes momentos, y la verdad es que se surtieron a placer, no quedaron a deber, pues el nocaut no es un desenlace tan fácil de lograr, sobre todo cuando se plantan guerreros como éstos.

Si alguien vio una batalla cargadísima del lado de GGG, y por eso sugieren que hubo un despojo, entonces está claro que estamos todos locos, pues al menos este servidor, vio una reyerta bastante pareja.

Si los que juzgan hubieran dictado empate, creo que no hubieran estado alejados de la realidad; sin embargo, desde esta trinchera, creemos que hubo dos rounds complicados de calificar y, tomando como referencia que esto es de apreciación, la nuestra es que fueron del Canelo, de ahí que pensamos ganó dos asaltos más que el kazajo, para quedar en ese renglón, 7-5.

Pocas de las voces que aseguran robaron a Golovkin, explicaron sus razones para escribirlo. Un Twitter contiene pocas palabras, es cierto, pero como un acto de responsabilidad, y porque son expertos, sería bueno que desmenucen, desde su óptica y con argumentos, en sus respectivos espacios, el asalto a Golovkin.

¿Qué pasaría?… Nada

Rodrigo Mojica

Atlanta, Georgia.– Haciendo una analogía de qué pasaría, como dice una canción bien chida de Sin Bandera, nos hemos preguntado: ¿Cómo sería el Super Bowl en México? De entrada, lograr que la NFL volteara a nuestro país resultaría grandioso. Se vale soñar. Por qué no.

Aunque el primer pero y la carita triste aparecen de inmediato, pues hay que tener una cancha en buenas condiciones, como no la hubo para el Monday Night entre los Kansas City Chiefs y Los Angeles Rams, que al final fue cancelado en el Estadio Azteca, y por el que dicen, Mauricio Culebro quedó fuera como presidente operativo del América, pero esa es otra historia.

Para ser sede del evento más importante del deporte de los gringos se necesita una infraestructura que, al menos antes del Mundial 2026, mismo que organizarán de manera tripartita: Estados Unidos, México y Canadá, no habrá en casa.

Y es que por ejemplo, acá en Atlanta, al mundo de hoteles que existen para hospedarte en la semana previa al Súper Domingo, se le suman instalaciones prácticamente conectadas, que al final agrupan a todo un monstruo que le da vida al compromiso.

El Georgia World Congress Center, en donde se encuentra la NFL Experience y el Media Center, está justo a lado del Mercedes-Benz Stadium, pero además hay una plaza en donde se armará la fiesta en torno al Juego Grande, y enfrente se puede ver uno de los símbolos de esta ciudad: la SkyView, una enorme rueda de la fortuna que para esta ocasión contiene en cada uno de sus espacios los logos de los distintos equipos de las Conferencias Americana (AFC) y Nacional (NFC).

Además, los cuarteles en donde están concentrados los protagonistas, al menos para la ocasión, están muy cerca de donde se arma todo el show, pues en Metro (MARTA) son apenas 15 minutos de recorrido; en buses, tomando en cuenta los operativos de seguridad implementados para la transportación de los equipos, deberán reducirse los tiempos a unos ocho.

Está claro que es un sueño guajiro, pues la organización de los estadounidenses muy pocos la tienen, tal vez los japoneses. Esto del Super Bowl es un evento de otro mundo, y es su evento. No hay más.

Ni tan unidos

Rodrigo Mojica

Roma, Italia.– Un a fiesta, descontrol total. Guillermo Cantú, el secretario general de la Federación Mexicana Futbol (FMF), salió a decir que los jugadores estaban en su día libre.

Lo cierto es que después de que se supo del pachangón, Héctor Herrera se ausentó de la práctica acusando tener que resolver un problema familiar.

Las malas lenguas aseguran que tuvo que ir calmar a su esposa, pues se habló de que la party fue con escorts rimbombantes.

Lo cierto es que hoy se habla de dos escenarios al interior del Tricolor. Uno que tiene que ver con unión, solidaridad, fuerza del grupo. Que el festejo pegó de forma positiva en el ánimo de los seleccionados, sobre todo tomando en cuenta el tinte amarillo que se le dio a la nota.

Pero también existe otra vertiente, que tiene que ver con rompimientos, lo que casi siempre aqueja a la escuadra verde, la formación de grupos, y que fue este pensamiento dispar, el que provocó las filtraciones o al menos las alertas para que enseguida cubrieran la información.

Según algunas voces, Javier Hernández y Herrera no se llevan, y entonces la armonía ya no es general.

Al final, no dejan de ser trascendidos, a partir de una movida que los elementos de la Selección Nacional no supieron manejar, porque está claro que alguien que estuvo o sabía, fue el que dio el pitazo.

Ahora mismo hay muchas dudas respecto al funcionamiento de México. Es momento de hablar de futbol.

La otra casa del Canelo

Rodrigo Mojica

LAS VEGAS, NEVADA.– Los grandes, imponentes y luminosos rascacielos, esos que autentican que aquí es la llamada Ciudad del Juego, son también los que rodean al nuevo escenario, ese mismo que se convirtió en el sitio de los grandes triunfos de Saúl El Canelo Álvarez, la T-Mobile Arena.

El nuevo hijo pródigo de Las Vegas, Nevada, aquí le recetó un golpe fulminante a Amir Khan, y después le dio la paliza de su vida a Julio César Chávez Jr, Julito ni siquiera fue pieza.

Y es en este inmueble, que se presenta hoy como la sede de los mejores espectáculos, sobre todo de los deportes de contacto, pues también es casa de la UFC, en donde el boxeador tapatío buscará, de una vez por todas, demostrar que lo suyo es real, tangible, inmerso en la realidad.

Ante 20 mil personas, que ocuparán este coloso con valor de casi 500 millones de dólares, Álvarez intentará escribir su leyenda con letras de oro, pues en caso de vencer a Gennady Golovkin, ya nada será igual.

GGG, quien llega con la fama de imbatible, marcará un antes y un después, cómo lo hizo esta misma T-Mobile Arena desde abril de 2016, cuando se convirtió en otro lujo más de la Ciudad del Pecado.

¡Queremos a Messi!

Dos Copas Amé­rica fallidas, ambas cayen­do en penaltis, es lo más cercano a gloria que tu­vo Lionel Messi enfunda­do en la elástica de la se­lección Argentina, en los tiempos recientes.

Escapando más atrás, Brasil 2014 pudo supo­ner el momento exito­so de La Pulga a nivel glo­bal, pero sucumbió an­te Alemania 1-0 en los tiempos extra, por lo que se le escapó el título.

Hablar de Messi en el Barcelona, es hacerlo a partir de puros episodios altísimos, pues se ha be­bido hasta lo que no, ha­blando de copas y más co­pas en el plano deportivo.

Y el argumento siem­pre será el mismo: en su combinado nacional no tiene los mismos com­pañeros que con el cua­dro culé, de ahí que ni si­quiera tendría que ha­ber comparaciones, dicen.

Lo cierto es que Lío tampoco es que esté rodeado de puro tron­co o jugadores de me­dio pelo en la albiceles­te, pues la gran mayoría valen una millonada y se encuentran en los gran­des clubes de Europa, los de nivel importante.

Sin embargo, parece que todo apunta a que esta generación de la que se rodeó el ‘10’ es una muy fría, displicente, que po­cas veces acepta el com­promiso de dar la cara por enci­ma de su gran es­trella y capitán.

Pareciera que todos se basan en los que ha­ce o deja de hacer Lionel, de ahí que, con el pretexto de que es el gran re­ferente, la mayo­ría cae en un con­formismo que se­guramente para todos los argentinos tiene que ser realmente desesperante.

Un claro ejemplo de todo esto fue el últi­mo partido ante Pe­rú en La Bombonera, ca­sa del Boca Juniors, pues la gran mayoría se escon­dieron a la hora buena.

Messi impactó un poste, además lanzó dos tiros que le sacaron, primero un zaguero con una barrida providencial y luego el portero Pedro Gallese, quien actúa en la Liga MX con los Tiburo­nes Rojos del Veracruz.

A cambio, le puso al menos tres balones ser­vidos a Darío Benedetto, pero éste, solo frente al ar­quero, sólo atinó a man­dar sus tiros al bulto.

Sin duda, se le ha car­gado la mano a uno, si no es que el mejor juga­dor del mundo, según con los ojos que se le mire. So­lo contra el mundo es im­posible, creo que Super­man podría, y eso a veces.

El ofensivo pampero es un tipo que siem­pre corre, lucha, intenta, que asu­me ese rol de lí­der dentro y fuera de la cancha, pe­ro aunque sea el gran Lionel Mes­si, siempre nece­sita de una mani­ta, o más bien de los pies y el ta­lento de los otros que ca­da ocho días la rompen en el Viejo Continente.

Los anti Lío y anti Ar­gentina estarán rogan­do porque hoy Ecuador se convierta en villano. Los que son devotos a Cristia­no Ronaldo también go­zarán si se quedan fue­ra de la Copa del Mundo. Yo soy CR7, pero un Mundial sin este ‘10’ no sería igual. No está a la mano, pero lo mejor que podría pasar es que los ches estén en Ru­sia 2018 y La Pulga más.

 

 

Es amor del bueno

Rodrigo Mojica

Atlanta, Georgia.- Rob Gronkowski bien podría representar al tipo odioso que es uno de los mejores amigos de Tom Brady dentro y fuera de la disciplina de los New England Patriots, pero lo cierto es que este personaje es uno que cae a toda madre.

Seguramente, aclimatado y sabedor de que esto del Super Bowl es un show mediático, el ala cerrada de los Campeones de la Conferencia Americana (AFC), antes de mostrar enfado por una larga sesión de preguntas y respuestas, en su estación de vez en vez lanza una que otra bromita.

Pero además, el Rob profesa un respeto con tintes de amor por su compadre el Brady, que bien podría ser candidato a meme con todo y el poema que le mandó.

“Cubrir cualquier posición del campo durante 17 años es simplemente increíble, la velocidad, el peso específico en el campo, y el talento de Brady hablan de lo que es este deportista, simplemente insuperable.

“Recuerdo la primera vez que lo miré y lo saludé, pensé que me iba a romper con sus brazos que son como cinco veces más grandes que los míos. Es un gran jugador”.

Tras aquella declaración de Gronkowski es casi imposible no pensar en la leyenda facebookera que a sus letras dice: Quédate con el que te dedique palabras como Gronk a Brady.

El mariscal de campo de los Patriotas, 17 años después de que se presentó y ganó por primera vez el trofeo Vince Lombardi, también ante los Rams, aunque en ese entonces (2002) de San Luis, mantiene la paciencia para ser parte de este juego que por mucho es el más atractivo en el mundo del deporte.

Ni muy muy, ni tan tan…

Atlanta, Georgia.– El buen Thomas, para acabarla de amolar se llamaba así, y no es que Tom Brady nos caiga mal, pero ya chole, oficial de Migración, al ver que la carpetita verde (visapasaporte) era de periodista y que nos dirigíamos a tierra prometida, enseguida le dio por jugarle al analista, echando por la borda todos los años del buen Garay.

Pero ya en serio, para el buen Tom poli, así como para una gran mayoría, el tacle defensivo de Los Angeles Rams, Aaron Donald, es el tipo que más llama la atención en este Super Bowl LIII, pues igual lo ve como quien puede echar abajo la verbena que muchos desde ahora presagian tendrán los New England Patriots el 3 de febrero.

Y es que durante la revisión en el Aeropuerto de Houston, este personaje, antes de ponerse estricto con preguntas incómodas o que te ponen de nervios, decidió ser cortés y mejor hablar de tocho.

Esta vez, al menos en la terminal texana, el librar el primer filtro fue bastante fácil, y tal vez la banda, con revisión más personalizada, pudo ser un poco larga, pero sólo un poco, porque además antes pasan al perro persona por persona.

Está claro que las restricciones para entrar al vecino, al menos ingresando por la ciudad sideral, no existen, pues la seguridad sigue siendo el tema en el que los gringos ponen más énfasis.

Y ya en la sede del Super Bowl LIII, Atlanta, Georgia, a excepción de los hoteles de concentración de Patriotas y Carneros, en donde éstos duermen y despachan a la prensa, todo lo que tiene que ver con el juego se encuentra contenido en un complejo que agrupa al Mercedes- Benz Stadium y al Georgia World Congress Center (GWCC), que es donde igual se encuentra el Media Center y la zona en donde todas las televisoras con derechos estarán realizando sus transmisiones y programas en vivo.

Después de la tormenta

Rodrigo Mojica

mojicarodrigo@hotmail.com

En las últimas semanas, después del fatídico sismo del 19 de septiembre, la cotidianidad azteca parece cobrar de nuevo vida.

Aunque los rastros de la tragedia aún provocan nudos en las gargantas a muchos, lo ciertos es que todos hemos entendido que debemos de retomar nuestro paso.

Y qué mejor manera de hacerlo, que a través del deporte, pues como nunca, los Clásicos secuestraron muchas miradas.

En la capital, tan vapuleada por aquellas estampas desoladoras, el América y Cruz Azul se enfrentaron en par de ocasiones, pero además las Águilas tuvieron que medirse a Chivas.

El resultado, más allá del deportivo, pues éste rubricó puras celebraciones cremas, trajo consigo escenarios pletóricos, luciendo sus mejores ropas, coloridos.

El Estadio Azteca y el Azul se llenaron cada que estos conjuntos tuvieron que toparse en el rectángulo verde.

Otra vez la CDMX estuvo a tope, la gente volvió a salir a las calles, los niños regresaron a las escuelas, se respiró esa locura tan característica de la capital del país.

Haciendo una analogía, seguramente a pocos les gustó la tranquilidad del mes patrio, porque ello tuvo que ver con tristezas, pérdidas, nostalgia, añoranza.

Y, como siempre, el futbol fue un buen pretexto, pero sobre todo un buen antídoto para entender que la vida sigue, por más cruento que esto se lea.

Hoy la Liga y Copa MX, con todas las complicaciones, por un calendario aplazado, entró a su recta más emocionante y los números indican que La Máquina está fuera, que los del Piojo Herrera cayeron de sopetón, y que tendrán que enfrentar de nuevo al Monterrey en las Semifinales coperas.

Celestes y amarillo, tan populares como odiados, no la pasan tan bien ahora mismo, de ahí que los memes han sido recurrentes y son otro síntoma de que todo regresa a la normalidad.

Pero además, en otro Clásico, el llamado de Otoño, todos los Dodgers del planeta desempolvaron sus franelas.

La novena angelina se reinventó y le hizo frente a los Astros en la Serie Mundial. Houston, que tuvo un año igual de duro que el mexicano, al menos pudo curar sus penas con el rey de los deportes. La escuadra sideral y Los Ángeles regalaron siete juegos de antología, de ensueño; incluso, a quienes ni siquiera les gusta el beisbol, gozaron de la magia de una disciplina que, algún día me dijo el maestro Alejandro León: “Es el deporte de las inteligencias”.

La disputa del título se fue hasta lo máximo, y el Dodger Stadium fue testigo del primer título de los Astros de Houston. El juego cinco seguramente quedará registrado como el más emocionante en los libros de la Major League Baseball (MLB).

Las últimas semanas no fueron las más halagüeñas, pero hoy los tiempos son mejores. Hay que seguir sonriendo.

Será el tercero

Rodrigo Mojica

Moscú, Rusia.– Antes de la patada inicial, durante el Rusia vs Arabia Saudita, que será el duelo de arranque de la Copa del Mundo, se dará un anunció que apunta para ser histórico.

Una sede tripartita entre Estados Unidos, México y Canadá, en contra de una propuesta de Marruecos, con todo el dinero que ésta podría conllevar, son las opciones para organizar el Mundial 2026.

Durante el Congreso de FIFA, en las horas previas al estreno, se dará a conocer al, o los ganadores para albergar el torneo.

Gianni Infantino, el máximo jerarca del balompié en este planeta, adelantó que la decisión que se dé a conocer mañana, acá en Rusia deberá ser aceptada sin cuestionamientos, porque ésta se tomará basada en la justicia, y sobre todo en la mejor propuesta.

Parece complicado que Estados Unidos reciba un no, pues cuenta con toda la infraestructura suficiente para organizar la competencia que quiera, y además tiene el respaldo de dos naciones vecinas que muy bien pueden fortalecer el proyecto.

México será el primer país en tomar parte en tres Mundiales siendo anfitrión. No se ve por dónde los marroquíes echen abajo una decisión que parece cantada desde su anuncio mismo.

Es cierto que nuestro país contará sólo con algunos partidos, pero un evento de tal envergadura, como sea, debe de ser un éxito que debe gritarse a los cuatro vientos.

‘El ascenso se gana en la cancha’

Rodrigo Mojica

“Respecto de las diversas declaraciones que se han publicado en distintos medios de comunicación respecto del Ascenso para la Temporada 2018 –2019, la Liga MX lamenta que se pretenda buscar un beneficio a través de la manipulación de la opinión pública, afirmando hechos que no son ciertos.

“Por ello, se informa a la afición, a los medios de comunicación, y a todas las partes interesadas, que las reglas del ascenso y del descenso que hoy se aplican, fueron aprobadas en la Asamblea de Clubes en fecha 22 de mayo de 2017, no existiendo enmienda o reforma alguna al respecto”.

Lo anterior, es parte de un comunicado íntegro que mandó el organismo para explicar algo que pudo resumir en menos palabras: “No habrá ascenso”.

Y es que como Cafetaleros de Tapachula y Alebrijes de Oaxaca, finalistas del Ascenso MX, no cuentan con la certificación requerida para ser elegibles y convertirse en clubes del Máximo Circuito, algunos directivos y futbolistas hablaron de lo injusto que es esto, pues son mínimos los detalles que les faltan para cumplir con el cuaderno de cargos.

El duelo de Ida, que ganaron los chiapanecos 5-1 a los dirigidos por Irving Rubirosa, será como toda la serie, anecdótico, porque aquí lo que se están jugando es sumar a sus arcas la jugosa suma de 120 millones de pesos, que por cierto, no pagará Lobos BUAP, para mantener la categoría.

Y, a pesar del jalón de orejas, el sábado pasado los jugadores de Cafetaleros y Alebrijes, en franco desafío, portaron una playera con la leyenda: “El ascenso se gana en la cancha”.

Los directivos del Tapachula y el Oaxaca esperan que esta decisión tan radical se cambie, pero aludiendo a los reglamentos, esto ni en sueños pasará. Las cartas están dadas, al menos las próximas dos temporadas se jugarán con 17 equipos, y la Liga pagará los 120 millones en juego, que recuperará con los dos peores equipos de los siguientes torneos, pues será su castigo, antes de descender