jueves, 23 de marzo de 2017 06:20
     






EL AMÉRICA DERROTA 1-0 AL MONTERREY Y YA HILA SEIS TRIUNFOS





Publicado: Miércoles, 11 de Septiembre del 2013, a las 07:04 hrs.

Esta vez, faltó fineza, contundencia, un poco de creación, pues fue justo en el último toque o al momento de tomar la mejor decisión, que el América careció de argumentos para poder vencer la portería del Monterrey que, además contó con la gran actuación de su portero, Juan de Dios Ibarra. Sin embargo, justo cuando Rayados parecía llevarse un punto de oro de la cancha del Estadio Azteca, vino la marcación de un penalti y el acierto de Luis Gabriel Rey, para darle un nuevo triunfo a su equipo en el Apertura 2013.


Las ausencias del local, al menos en esa primera parte, para nada se notaron en el terreno de juego, pues de igual forma, el poderío de Rayados se vio disminuido, al no contar con Humberto Chupete Suazo y César Chelito Delgado.


Con estas limitantes, pero siempre apegados a la estrategia que ha implementado El Piojo desde que llegó a Coapa, las Águilas controlaron el partido y fueron de menos a más, pues a base de buenos toques, pudieron destantear a la defensa rival.


Varias acciones se suscitaron en el área chica de la escuadra regia, pero los zagueros siempre estuvieron atentos para rifársela en serio y contener todo el peligro para su guarida.


Y fue ante lo cerrado de la zona de seguridad de los norteños, que el arma que ahora utilizó el de casa fueron las jugadas a balón parado, en donde los protagonistas fueron Erik Pimentel y Juan de Dios Ibarra, regalando estampas netamente futboleras.


En apenas dos minutos, un par de acciones que pudieron ser determinantes. En la primera, El Puma remató de pierna izquierda, pero el arquero voló el balón con un manotazo arriba; en la segunda, ahora Pimentel impactó con la cabeza y la reacción del cancerbero fue idéntica.


Parecía cuestión de minutos para que el marcador cambiara su numeralia; sin embargo, al término del primer tiempo, Omar Arellano se perdió la más clara del partido, al volar su tiro cuando estuvo de frente a Moisés Muñoz.


Para el complemento, el mismo cerrojo de la visita, con la ofensiva americanista intentando la manera de abrirlo y conseguir ese primer tanto que pudiera acercarlo a navegar en aguas más tranquilas.


Y fue Paul Aguilar, con espectacular remate de chilena, quien puso otra vez a prueba a Ibarra, de muy buena intervención, tendiéndose abajo.


En la contra, un cabezazo del joven Madrigal, pero que apenas se fue desviado de la guarida de Muñoz, quien sólo se limitó a ver pasar el balón.


Al final y para ponerle un poco de polémica al duelo, la jugada más clara para romper con el cero, un penalti rigorista a favor del conjunto azulcrema, por una mano de Ricardo Osorio, mismo que cobró de manera magistral Rey, para alargar una fecha más el invicto del América en el torneo y poner ahora en seis su racha de triunfos.