Apunta Morena aplastar al PRI en Tlaxcala

Apunta Morena aplastar al PRI en Tlaxcala

817
0
Compartir

Lorena Cuéllar, su posible candidata, aventaja 3-1 al panista Juan Carlos Sánchez, revela encuesta

Por: LEOBARDO PÉREZ MARÍN

El PRI perderá la gubernatura de Tlaxcala y sería la coordinadora de Programas Integrales Desarrollo, Lorena Cuéllar, quien podría ganar las elecciones estatales en el 2021, debido a que encabeza las preferencias electorales.

El actual mandatario de esta entidad, Marco Antonio Mena Rodríguez, emanado de las filas del Tricolor, no cuenta con el respaldo ciudadano debido a que no ha logrado mejorar su administración recibiendo sólo un 34.3 por ciento de aprobación, según Consulta Mitofsky, quien en abril de este año midió la popularidad de los 32 gobernadores del país.

En Tlaxcala saldrán a las urnas 933 mil 902 personas para elegir al nuevo gobernador, 25 diputaciones, 60 ayuntamientos y 299 presidencias de comunidad.

De acuerdo con los resultados de la encuesta elaborada por Demoscopia Digital, es Morena quien tiene la mayor intención del voto a su favor con un 36.22 por ciento, seguido del PAN con 14.28 por ciento.

Mientras tanto el PRI a pesar de ser el partido que gobierna actualmente, sólo alcanzaría un 12.86 por ciento de los sufragios.

Y es la c oordinadora de Programas de Desarrollo, Lorena Cuéllar Cisneros, quien con un 34.19 por ciento estaría ganando la gubernatura a su antiguo partido político.

Su más cercano rival es Juan Carlos Sánchez, del Partido Acción Nacional, pero con sólo un 10.87 por ciento de los votos y en un tercer lugar se ubicaría Noé Rodríguez Roldán con 10.65 por ciento de los votos.

ALCALDESA Y SENADORA

Lorena Cuéllar Cisneros tiene una vasta experiencia en la administración pública, pues fue presidenta municipal de Tlaxcala de 2008 a 2010, así como senadora, diputada local y federal, y actualmente es la coordinadora de los programas federales, cargo que le asignó el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero en el que ha sido criticada por sus opositores ya que la acusan de activismo político-electoral debido a sus aspiraciones personales. Fue priista, perredista y ahora está en Morena. Pero si no sucede nada extraordinario en los próximos meses, Morena de la mano de Lorena Cuéllar estaría quitándole al PRI otra gubernatura como ocurrirá en otros estados como Sinaloa y Campeche, donde este instituto político perdería su hegemonía.