Se extrañaba

Se extrañaba

194
0
Compartir
Foto: @CruzAzulCD
CRUZ AZUL Y BRAVOS SERÁN LOS QUE ESTRENEN EL NUEVO ALUMBRADO, CÉSPED Y BANCAS DEL COLOSO DE SANTA ÚRSULA

Ciudad de México.- Cruz Azul completó fuera de La Noria su última práctica antes de enfrentar este sábado al FC Juárez, pues la intención de Robert Dante Siboldi era que sus jugadores volvieran a aclimatarse a la que originalmente es su casa.

El Estadio Olímpico Universitario México 68, sede celeste durante algunos encuentros, resultó una bastante rentable, pues desde la Copa por México hasta los dos partidos del GUARD1ANES 2020, su récord fue inmaculado.

Sin embargo, 153 días después del último juego disputado en el Estadio Azteca, que es el fortín dispuesto para La Máquina, éste reabrirá sus puertas para volver a palpar futbol de la Liga MX.

Y fue por eso que el cuadro cementero decidió practicar en el coso citadino, porque precisamente, el que éste cerrara sus puertas, tuvo que ver con una serie de mejoras que sufrió con miras a actualizar sus operaciones.

De entrada, el césped es otro, y lleva meses de mantención, pues la intención es que el terreno de juego sea la alfombra de siempre.

En 2018 se experimentó con el llamado pasto híbrido, pero éste no pegó como se esperaba, y su nula adaptación y adecuación derivó en la cancelación del juego de NFL de aquel año.

Y, aunque los de Siboldi ya pisaron el campo, al final estrenarán junto a los elementos visitantes esta cancha que, según las placas, luce realmente espectacular.

Además, se cambió todo el sistema de luminarias, ahora son luces LED con ahorro de energía las que alumbrarán el inmueble.

También las bancas están renovadas, así como los pasillos de acceso a los asientos de las distintas localidades.

CAMBIOS EN EL ‘11’

En lo que se refiere al tema deportivo, el técnico uruguayo se perfila para hacer modificaciones; de entrada, utilizará otra vez como defensa central a Luis Romo, quien entrará en el sitio de Josué Reyes.

Con este movimiento, Ignacio Rivero será quien ocupe la cintura del campo junto a Rafael Baca y Yoshimar Yotún, siendo el sacrificado Orbelín Pineda; el tridente ofensivo estará conformado por Roberto Alvarado, Jonathan Rodríguez y Elías Hernández.