¡Monstruo!

¡Monstruo!

195
0
Compartir

Golpeaba a sus 3 hijitas para vengarse de su mujer

TECÁMAC, EDOMEX.- Una llamada de auxilio al Centro de Mando de la Policía Municipal de Tecámac por parte de una vecina del Fraccionamiento Villas del Real, puso al descubierto las monstruosidades que cometía contra sus tres pequeñas hijas un expolicía municipal de Ecatepec y adicto a la mariguana.

“Hablo para reportar que tres niñitas están siendo golpeadas por su padre en una casa de la calle Algeciras, en el Fraccionamiento Villa del Real. Vengan rápido por favor, las niñas están llorando muy asustadas y pidiendo ayuda por una de las ventanas”, se escuchó la voz suplicante de la denunciante, quien pidió omitir sus nombre por temor a represalias.

De inmediato, el Comisario General de Seguridad dio aviso a la Unidad Especializada en Atención a Víctimas de Violencia Familiar y de Género (UEAVVFG) y montaron un operativo para acudir al domicilio señalado a atender la llamada de auxilio.

Al llegar a la vivienda, los representantes de la ley vieron azorados como las tres pequeñitas, de 6, 3 y un año de edad, se encontraban desnudas y en medio del llanto solicitaban ayuda a través de una ventana. “Llamen a mi mamita, llamen a mi mamita… que nos venga a ayudar”, gritaba la mayor desesperada, mientras la más pequeñas con los ojos perdidos no alcanzaba a comprender la realidad y simplemente lloraba, como solidarizándose en el dolor con sus hermanitas.

Rápidamente los uniformados le gritaron al padre de las menores que abriera la puerta. “Abra la puerta, por favor, abra la puerta o vamos a entrar por la fuerza”, le ordenó enérgico el comisario Oscar Armando Galván Villarreal. Sin embargo, el hombre identificado como Marco Antonio “N”, de 26 años, se negaba a hacerlo. El momento se hizo más dramático cuando arribó la madre de las pequeñitas y, tras identificarse, les dijo a los uniformados y representantes de la Unidad Especializada en Atención a Víctimas de Violencia Familiar y de Género que tiene una denuncia en el Centro de Justicia para Mujeres de Ecatepec por el delito de violencia familiar, ya que días antes había sido golpeada y sacada de su casa por Marco Antonio, quien desde ese momento la privó de su derecho como madre al quitarle a sus hijas, a las que mantenía desnudas dentro de la casa y las golpeaba para vengarse de ella.

Al tener conocimiento de la querella, los agentes exigieron de nueva cuenta al padre de las niñas que les abriera, pero como tomó una actitud agresiva, procedieron de manera inmediata forzar la puerta y detenerlo para ponerlo a disposición de las autoridades correspondientes y que responda por sus atrocidades.

Inmediatamente los uniformados procedieron a rescatar a las tres pequeñas, quienes presentaban huellas de golpes en cara, piernas y brazos. Las niñas en cuanto vieron a su madre corrieron a abrazarla para sentirse protegidas.

Finalmente, las pequeñas fueron resguardadas y recibieron atención física y psicológica de primer contacto, además fueron trasladadas a un lugar seguro en compañía de su madre y abuela materna, quienes se comprometieron a brindarles la atención y cariño que requieren.

Del padre desnaturalizado, ahora se sabe que es adicto a la mariguana y que fue policía del municipio de Ecatepec, donde causó baja hace aproximadamente tres años. “En manos de quién está nuestra seguridad”, replicaron algunos testigos de este drama de la vida real.