Compartir

Por Mario López

 

Tultepec, Méx.- La quema de pirotecnia y de juguetería pirotécnica no están prohibidas en la entidad ni en el país, y lo único que debe evitarse es la concentración masiva de personas, por lo que, ante la urgencia de reactivar la economía del gremio, del que dependen alrededor de 30 mil personas en el municipio de manera directa o indirecta fue reabierto el mercado de San Pablito.

Autoridades de los tres órdenes de gobierno, inauguraron la temporada alta de venta de artesanías pirotécnicas en el mercado de San Pablito en Tultepec, pero antes todos los presentes de pie guardaron un minuto de silencio en honor a las 50, 517 personas que hasta ayer miércoles habían fallecido a consecuencia del COVID-19.

También hicieron un minuto más de aplausos en honor al personal médico que trabaja en la primera línea para tratar de contener esta pandemia.

El Director del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia (IMEPI), Dereck Isaac Cancino Aguilar, exhortó a las autoridades federales, estatales y municipales a apoyar esta industria consumiendo pirotecnia en la próxima celebración del 15 de septiembre como se hará en Tultepec, “esa sería la mejor forma de apoyar a nuestros artesanos”.

Marco Antonio Cruz Cruz, señaló que su gobierno impulsa la venta de artesanías pirotécnicas al público de manera responsable y sin mayores restricciones para el cumplimiento de los protocolos de santidad y en materia de como los rotección civil que exigen las respectivas autoridades federales, estatales y municipales.

La venta al público, dijo, se realizará en un estricto marco de seguridad, cumpliendo las medidas sanitarias que exige la Secretaría de Salud para evitar la propagación del COVID-19, en las instalaciones del lugar.

Las autoridades acordaron la aplicación de filtros sanitarios y toma de temperatura, uso estricto de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial y sana distancia entre personas, un solo acceso controlado con vallas para regular el ingreso de personas con un máximo del 30 por ciento de la capacidad del lugar,

Se prohíbe el ingreso de adultos mayores, niños menores de 12 años y personas con capacidades diferentes y los visitantes serán distribuidos uno por puesto para evitar aglomeraciones y la distribución del ingreso sea equitativo para los locatarios.

Cada vendedor deberá portar cubrebocas en todo momento y contar con gel antibacterial para sus clientes en cada uno de los 186 puestos que cuentan con permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y atender a un comprador a la vez.

En caso de incumplimiento de cualquiera de estos lineamientos, se prevén sanciones que van desde una amonestación, la suspensión temporal del permiso de venta, hasta la clausura definitiva de los mismos.