Silencio en Cuautitlán Izcalli ante ataque de policías a automovilista

Silencio en Cuautitlán Izcalli ante ataque de policías a automovilista

485
0
Compartir

Hasta el momento, el Presidente Municipal Ricardo Nuñez Ayala no ha realizado ningún pronunciamiento.

Juan R. Hernández

 

 

Hace unos días, en una transmisión en vivo, policías municipales del municipio mexiquense de Cuautitlán Izcalli detuvieron en forma irregular a un automovilista con falsas acusaciones de faltas a la ley de tránsito, como le sucedió a Omar N, quien llamó al programa de radio Buen Provecho Señor Alcalde para denunciar la extorsión que estaba siendo objeto por parte de los municipales.

Así en directo, fue como se escuchó tanto la denuncia como la golpiza que fue objeto el radioescucha y que quedó documentada a nivel nacional, al escucharse los gritos de auxilio.

Al día siguiente, el miércoles, luego de las agresiones y amenazas por parte de los elemento policiacos, el radioescucha narro de viva voz en el mismo programa lo que había sucedido en Cuautitlán Izcalli.

 

La historia

Omar junto con su hijo menor de edad y en compañía de otra persona, fueron detenidos por policías municipales Cuautitlán Izcalli bajo el argumento falso de que tenía un doble emplacado vehicular.

Sin embargo, Omar narra que la camioneta había sido adquirida el agencia, así él era su único dueño, sin embargo los policías municipales los llevaron, al patio del corralón municipal.

Los policías municipales al darse cuenta que estaban siendo denunciados a través del programa de radio, en venganza, los golpearon a Omar, a su hijo menor de edad ya un acompañante, para hacerlo lo subieron a una combi abandonada que tiene precisamente esta en el corralón y ahí fueron golpeados, además, de que se les aplicó una llave china para doblegarnos.

En el caso, del menor, fue tal la fuerza que aplicó, ocasionaron se desmayara y presentará dificultades para respirar, cuando recuperó el conocimiento.

Omar, señala también que gracias a que había llamado al programa de radio, puede contarlo, pues está vivo y que no fue metido al reclusorio, pues los policías municipales pretendían ya acusarlo de cometer un delito.

Omar señala que sí procederá a denunciar el abuso de autoridad de los agentes municipales.