El chayo a televisoras

El chayo a televisoras

311
0
Compartir
Foto, internet
Fabian Pasos

Curiosamente los ataques de diversos medios de comunicación en contra de la 4T se detuvieron casi de manera inmediata desde que algunos empresarios firmaron el pacto por México a favor de la educación, donde a partir del 24 de agosto comenzarán las clases “no presenciales” para millones de estudiantes en el país.

Lo que nadie te cuenta es que detrás de este pacto existen intereses económicos de todas esas televisoras que en medio de una crisis evidente tratan de colgarse del Gobierno Federal para no dar patadas de ahogados ante las pocas ventas de publicidad.

Las marcas dejaron de ver a la televisión como una opción para poder promocionar sus productos o servicios, donde le dan mucha más importancia a las redes sociales e influencers en vez de mal gastar sus recursos en tabuladores excesivamente caros.

Las televisoras no encuentran la fórmula que las pueda llevar de regreso a los años de oro donde ellos comandaban toda la información y hoy pasaron a ser una opción más de entretenimiento donde no son prioridad.

La hipocresía y doble cara de muchos de ellos se dejó ver en sus discursos parcos que leyeron como buenos “mediocres” frente al presidente Andrés Manuel durante la mañanera; donde a pesar de ser los titulares de diversas televisoras, no tienen la capacidad siquiera de pronunciar un discurso que hable por si solo de las empresas que representan.

Los medios de comunicación convencionales están heridos desde hace casi 5 años, donde pensaron que el gobierno en turno seguiría las mismas prácticas de antaño para sobornar y corromper el sistema; la sorpresa fue toparse con pared donde sus recursos “mal versados” se vieron limitados.

Muchos podrán criticar al presidente actual y desde mi trinchera prefiero observar como AMLO ha logrado comandar a todos los medios al ritmo que él quiera y ser la nota cuando lo necesite; total el mejor reality show de nuestros tiempos se llama “La Mañanera”, barato, con rating, fidelidad del público y es ahí donde todos los medios generan las notas que les convienen.