Compartir

Los robos han ocurrido en algunas colonias como El Rodeo, Agrícola Oriental, Leyes de Reforma, Paseos de Churubusco y Tepalcates, por citar algunas.

 

Juan R. Hernández

 

 

Durante la Pandemia del Covid-19, los pedidos a las aplicaciones como Didi, Rapid, Sin Delantal o Uber Eats han sido una opción para las familias de la alcaldía de Iztacalco no se queden sin su antojitos mexicano, sin embargo esta actividad no ha pasado inadvertida por la delincuencia que se ha dedicado tanto a asaltar a los repartidores, así como aprovechar los pedidos para perpetrar los robos a casas habitación.

De acuerdo a una alerta vecinal que fue difundida en distintas calles de la alcaldía, el modus operandi de los asaltantes comienza ubicando a repartidores de las aplicaciones que han tenido una demanda mayor en esta contingencia por la pandemia de covid-19.
Los asaltantes retienen al repartidor y le quitan la moto y el teléfono para acudir al destino a donde tienen que dejar los alimentos. Una vez dentro y en la puerta de las casas a mano armada exigen a sus víctimas ingresar y les roban lo que puedan en pocos minutos.

Ante ello, en algunas zonas en donde aún se tienen filtros de seguridad se le exige a los repartidores identificaciones, descubrirse el rostro, quitarse el casco o el cubrebocas.
Solamente un repartidor por motocicleta podrá pasar o se les pide a los usuarios de las aplicaciones que pidan entrega a la puerta del fraccionamiento o cluster.

Cabe señalar que esta misma dinámica se ha detectado por reportes similares en fraccionamientos de alcaldías como Xochimilco, Coyoacán, Benito Juárez y Miguel Hidalgo en la Ciudad de México, por lo que los habitantes de las demarcaciones han pedido a la autoridades incrementar la seguridad.

Ante ello, los repartidores de comida rápida denunciaron a través de sus redes sociales
“La #AgricolaOriental UN PELIGRO PARA REPARTIDORES todos los días son asaltados por jóvenes en motocicletas que les dan alcance y con armas de fuego les quitan sus teléfonos y cosas de valor, Ojalá la @SSC_CDMX pueda ayudarnos y poner vigilancia» dijeron algunos repartidores”, señalaron.