Los puertos

Los puertos

250
0
Compartir
FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

VALOR CIVIL
EDUARDO LÓPEZ BETANCOURT
elb@unam.mx

MILITARIZARLOS PODRÍA NO SER LA SOLUCIÓN CONTRA LA CORRUPCIÓN

Ha caído como una “bomba política” la renuncia del Ing. Javier Jiménez Espriú, a la Secretaria de Comunicaciones y Transportes.

Es evidente y claro que el Ing. Jiménez Espriú es un hombre talentoso, que distinguía en mucho el actual gabinete presidencial. Su salida es una pena y sin duda una perdida muy importante, ya que es bien reconocida su altísima capacidad en diversos niveles, pero particularmente en las áreas de las comunicaciones y transporte. La razón que se dio, fue que entró en una desavenencia con el Jefe del ejecutivo, por el tema de los puertos, mismos que el propio Presidente decidió que en lo futuro fueran administrados por la Secretaria de Marina. Es bien sabido que los puertos y las aduanas, constituyen un verdadero problema que alimenta de manera dramática la corrupción y el crimen organizado.

Al saber de los puertos, el contrabando se intensifica de manera acelerada y la salida de mercancías ilegales es permanente, pero aún más, el ingreso de productos prohibidos o que no pagan aranceles, es ya habitual.

Será muy difícil que militarizando los puertos se acabe este problema, más aún si tomamos en cuenta que los marinos carecen de la preparación adecuada para el manejo administrativo de las aduanas del territorio nacional. No se puede descartar que puedan darse hechos de corrupción en las filas de la Marina, lo cual si bien es cierto sería lamentable, más lamentable será que los puertos como es en la actualidad, dejen de proporcionar los fuertes dividendos para México, en cuanto a impuestos se refiere. Al país le urgen esos ingresos.