Inventó el INEGI datos en pandemia

Inventó el INEGI datos en pandemia

167
0
Compartir
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM
HAY 34 POR CIENTO DE DISPONIBILIDAD DE CAMAS CON VENTILADOR EN LA CIUDAD DE MÉXICO, ES DECIR, SE TIENE UN 66% DE OCUPACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO.– En medio de la pandemia que azota a todo el orbe desde finales del año pasado, en nuestro país, las prisas por terminar el Censo de Población y Vivienda 2020, por parte de las autoridades del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), han llevado a que los encuestadores, al seguir órdenes de los Coordinadores Municipales y Responsables de Área, levanten cuestionarios a medias a las casas que hasta hace unas semanas, terminaron de cuantificar, ante un latente riesgo de contagio de la enfermedad Covid-19.

Aquella información de interés público para el entendimiento de la realidad de la sociedad mexicana a partir de la Estadística, según trabajadores del órgano autónomo, carecería de completa veracidad para su utilización destinada a investigaciones sociales que lo tomarán como referencia en al menos los próximos cinco años, e incluso para trabajos periodísticos.

Además, acusan, desampararon a aquellos trabajadores que presentaron síntomas de la enfermedad respiratoria que comenzó en la ciudad china de Wuhan a finales dediciembre de 2019, y que podría tener una vacuna en el mercado a finales de este. Pues la mayoría, dijo la fuente sin detallar números, fueron despedidos.

El pasado 6 de abril, encuestadores del Inegi se presentaron a las afueras del Palacio Nacional para protestar, al acusar que les rescindieron su contrato de manera unilateral.

Algunos encuestadores de la Ciudad de México, que pidieron el anonimato ante represalias por obvias razones, señalaron a Grupo Cantón la precarización laboral con largas jornadas de trabajo, e incluso, que para evitar contagios de Covid-19, sólo les dieron cuatro cubrebocas a la semana, sin gel antibacterial, guantes o caretas.

Asimismo, denuncian que cuando fueron a firmar contrato para empezar a trabajar de nueva cuenta, una vez que el semáforo de vigilancia epidemiológica pasó a color naranja, fueron citados a las oficinas del instituto, donde no les permitieron leer a detalle su contrato, en los sótanos, aglutinados en multitudes de hasta 600 personas.

El Inegi es uno de los órganos autónomos que no se apegan a la austeridad republicana de la Cuarta Transformación; sus titulares ganan más que el presidente López Obrador, por ejemplo, según información pública, su titular, Julio Alfonso Santaella Castell, percibió el año pasado, un sueldo neto de 149 mil 64 pesos.