Un golazo agridulce

Un golazo agridulce

237
0
Compartir
Foto, internet

Burnley, Inglaterra.- Raúl Jiménez empalmó el esférico como venía, y lo guardó en las redes, lejos de Nick Pope. Golazo del Niño, quien sigue en fuego, aunque al final el 1-1 ante el Burnley deja un sabor agridulce en el Wolverhampton, pues la igualada cayó de último minuto.

Y es que los Wolves, que sueñan con meterse a la Champions, ahora mismo se tienen que conformar con un lugar en el Repechaje de la Europa League.

Un partido peleado, que trabajó de buena forma el cuadro dirigido por Nuno Espirito Santo, se esfumó.

Raúl, que suele brindar poemas, puso al frente a los suyos (76’); sin embargo, Chris Wood lo empató.