En otra órbita

En otra órbita

204
0
Compartir

EL REAL MADRID DERROTÓ AL ALAVÉS Y YA HILA OCHO VICTORIAS; LOS BLANCOS HUELEN COMO NUNCA A CAMPEONES

Madrid, España.- Las letras haciendo referencia a los merengues, tras la reanudación de La Liga, suenan a lugares comunes, pero no hay manera de quitar ese tono, pues siempre ganan y ya huele a campeón.

Ayer, en la que es su casa desde la vuelta a los llanos españoles, luego de la pausa por el Coronavirus, el Estadio Alfredo Di Stéfano, ahora dieron cuenta de un armonioso y echado para adelante Alavés, al son de 2-0.

La aduana no fue la más fácil, ni mucho menos a la mano, pero lo cierto es que, el equipo dirigido por el francés Zinedine Zidane, se enseñó y acostumbró a ganar, como sea, que no es cosa menor, tomando en cuenta que buscan el anhelado título liguero.

Y con esta nueva victoria, su octava consecutiva, los blancos se mantienen a cuatro puntos del Barcelona en esta pelea con miras a levantar el trofeo de casa.

La mesa parece servida, pues un empate o derrota blaugrana ante el Valladolid le daría la opción al Real de que con una victoria ante el Granada, en su próximo partido, le dé para el campeonato.

TODO EN SU SITIO

Y el encuentro, como lo estiló el conjunto albino en los tiempos recientes, comenzó con el visitante a tambor batiente, pero también hay que decirlo, éste tiene esa pizca de fortuna, algunos le llamarían la suerte del campeón.

Joselu remató el centro que salió desde la banda izquierda y lo estrelló en el larguero; en el contrarremate, Lucas Pérez también con la cabeza, se encontró con una pierna salvadora en la línea de meta.

Muy pronto, jugada discutida, en el límite, el árbitro marcó falta en el área sobre el francés Ferland Mendy; su compatriota, Karim Benzemá, ejecutó el penalti de buena manera para el 1-0.

La primera parte se diluyó con ventaja para el local, y la segunda no careció de polémica, también por otra acción bastante difícil.

Karim parecía salir en posición adelantada antes de asistir a Marco Asensio, quien sólo tuvo que empujar a las redes; el silbante validó el tanto después de consultar en el VAR. Era el minuto 51.

Y, para cerrar del duelo, Thibaut Courtois le quitó otra buena a Joselu con una buena atajada. Este Real Madrid parece rememorar a uno galáctico, pues pareciera de otra órbita.