Contra la pandemia

Contra la pandemia

229
0
Compartir
Foto, internet

AMBOS, ÍDOLOS DEL PANCRACIO, RECONOCEN QUE ENFRENTAN UN RETO DISTINTO AL DE LOS CUADRILÁTEROS

Ciudad de México.- Dalys y Negro Casas han triunfado cada uno por separado en su carrera profesional; inclusive, también como pareja sentimental, pero nunca se habían enfrentado a una situación tan peligrosa como una pandemia, de ahí que hayan decidido unir fuerzas para combatir este mal.

En entrevista vía online con Grupo Cantón, La Caribeña y El 4:40 demostraron que son dos gladiadores conscientes de la etapa difícil que vivimos, pues no es lo mismo utilizar las llaves y rudezas para vencer a los adversarios, como nos tienen acostumbrados, que enfrentar a un mal que le ha quitado la vida a mucha gente.

Es por ello que decidieron unir fuerzas desde su hogar y luchar juntos contra la pandemia y la falta de trabajo.

“La pandemia es un rival duro al que quiero acabar, pero vamos a enfrentarlo con inteligencia, sin miedo. No atrabancarse, con la sana distancia, cuidándonos. La experiencia que tenemos en la lucha libre nos hace un poco más fríos, sí lo veo como una amenaza, pero tenemos que hacerle frente a la situación y exhortar a toda la afición y a los luchadores veteranos a cuidarnos”, señala el Negro.

Explica que, en Dalys, su pareja en la vida real, ha encontrado la fortaleza que a veces le hace falta.

“En ciertas cosas ella es más fuerte que yo, y tal vez yo la he ayudado a conseguirlo, pero el mérito para sobresalir en todo es de ella, porque es una mujer fuerte y de retos”, añade.

SACUDIDA

Dalys, por su parte, explica que esto (Coronavirus) fue una sacudida para todos, y que está consciente de que no les queda otra más que esperar para regresar a luchar, y así poder generar.

“No tenemos los mismos ingresos, pero hemos trabajado muchos años, ésta es una experiencia que nos enseña a valorar lo que ganamos, y a no tirar el dinero cuando lo tenemos. No estamos solos y no tenemos miedo, tenemos a nuestros hijos y no falta en la casa un plato de frijoles o arroz, pero si llegara a faltar, para eso está la familia, pero estamos acostumbrados a trabajar y salir adelante, y a mí no me da miedo nada. Si fuera necesario salir a vender, lo haría, y no tengo ningún problema con eso”, advierte.