¡Paso perfecto!

¡Paso perfecto!

179
0
Compartir
Foto, internet

EL REAL MADRID SE IMPONE CON LO MÍNIMO DE VISITA ANTE EL ATHLETIC DE BILBAO; SERGIO RAMOS VOLVIÓ A MARCAR DE PENALTI PARA EL TRIUNFO

Madrid, España.- El Real Madrid es más líder que nunca, y también, como nunca, acaricia del título de LaLiga, pues mantiene su ventaja de cuatro puntos sobre el Barcelona, en esta carrera parejera.

Los merengues llevan paso perfecto, pues desde que se reactivó el futbol español, sólo conocen de alegrías, al sumar siete victorias en siete partidos, y ayer alargó su cosecha derrotando al siempre complicado Athletic de Bilbao (0-1).

Y es que el equipo vasco, que también ha sido de los mejores equipos en esta vuelta al curso ibérico, al final fue sometido por el capitán albino, Sergio Ramos, quien sigue en plan goleador.

GOL Y GANE

Marco Asensio, quien recibió la oportunidad de Zinedine Zidane para ser inicialista, fue el primero que lo intentó, pues cobró un tiro libre de buena forma, aunque el cancerbero estuvo atento para desviar abajo, y ya en el contrarremate, Karim Benzemá no pudo darle buena dirección a su primer cabezazo. En la contra, el conjunto visitante se acercó también con un testarazo, pero ahora tocó el turno de Thibaut Courtois para romper con la insinuación enemiga.

Otra vez el cuadro de casa, por la banda, llegó con fuerza al área rival, aunque el tiro se fue por arriba del cancerbero belga de los blancos.

Una más o menos movida primera parte terminó con par de roscas, pues la falta de fineza derivó en que no se inaugurara el electrónico.

Y el complemento no careció de emociones, aunque la asignatura pendiente era el invitado, pues a ambas escuadras se les negaba la puerta.

De hecho, como sucedió en el partido anterior de los de Zizou, tuvo que venir la marcación de un penalti para que igual llegara el de la diferencia.

Marcelo fue derribado en el área, y el silbante marcó la infracción, misma que hizo valedera el zaguero Ramos, esquinado abajo. Todavía Benzemá se perdió otra bastante clara, pues el portero desvió el impacto.

No hubo para más, pero el Real Madrid sigue con su paso perfecto.