La deuda pública rebasó los 12 billones

La deuda pública rebasó los 12 billones

457
0
Compartir
Foto, internet

DESDE FILOMENO MATA 8

MOURIS SALLOUM GEORGE

@vocesperiodista

ENTRE ENERO Y MAYO DE 2020 LA DEUDA PÚBLICA SE INCREMENTÓ

Reporta la Secretaría de Hacienda que, por la devaluación del peso y los erráticos movimientos de los mercados financieros internacionales, entre enero y mayo de 2020 la deuda pública se incrementó en un billón 23 mil 729 millones de pesos, totalizando ya 12 billones 48 mil 125 millones.

Se dice fácil, pero no se puede hacer abstracción del entorno y sus consecuencias. El Fondo Monetario Internacional (FMI) sostiene su pronóstico de que el Producto Interno Bruto mexicano, a causa del Covid-19, se contraerá poco más de 10 puntos porcentuales. De lo que sigue sacar el ábaco para situar el monto de la deuda pública respecto de un PIB a la baja.

No se trata de mera ecuaciones ociosas: Ya en el semestre terminado se reconocía que el monto total del débito público estaba por encima del 50 por ciento del PIB (sin considerar la carga de la deuda privada externa). Después de aquel límite, la alarma sísmica empieza a sonar en las moradas de las agencias extranjeras que califican el riesgo país. El riesgo de tratar de saltar de la sartén para caer en el fuego.

El punto es que, en el esquema de la Nueva normalidad, de todo se habla, menos de las salidas de escape que la Secretaría de Hacienda improvise para evitar que la crisis alcance el grado de cataclismo en el manejo de las abolladas finanzas públicas.

No hay intención de echar mano de la reserva de divisas, el Banco de México no lleva prisa en la localización de remanentes que se puedan poner a disposición de la Tesorería de la Federación, se notifica que por regímenes especiales el fisco pierde casi 900 mil millones de pesos y ahora sí se justificaría no aumentar ni crear nuevos impuestos sobre los causantes eternamente cautivos, para evitar el naufragio.

Flota la tentación de prenderse al fierro ardiendo: El crédito flexible que por casi 80 mil millones de dólares ofrece el Fondo Monetario Internacional. Estamos, pues, en la tesitura de saltar de la sartén para caer al fuego. Grave trance.