Michelle Vieth, estrena programa

Michelle Vieth, estrena programa

625
0
Compartir
Foto, internet

La que está loca de contenta es mi Michelle Vieth. Resulta que Jaitovich la invitó a formar parte del equipo de conductores de La Cantina del Tunco, el programa que cada semana se transmite por Distrito Comedia. Por cierto, el canal más visto de los canales de Televisa, por cable. Yo soy fan, porque con todo esto que estamos viviendo, la risa se ha vuelto más que necesaria.

Pues, el foro 2 de San Ángel les quedó increíble. Lo sé porque Israel me invitó de madrina a esta nueva temporada. Me fui a cantar con La Sonora Dinamita y aprovechó la producción, para ponerme unas dinámicas con Jaitovich, donde vaya que nos divertimos.

El equipo lo encabeza Israel Jaitovich y además de estar mi hermosa comadre, lo acompañan el Borrego, Vanessa Oyarsún, la vecina, Paco Show, y Vallejo.

La escenografía, el grupo en vivo, los bailarines, las chicas que participan en las dinámicas… no bueno, todos son bellos y el ambiente, a pesar de estar la mayoría con cubrebocas y tomando todas las medidas de Susana Distancia, se siente padrísimo. Mi comadre y yo compartimos camerino y no sé de donde sacamos tanta plática. Nos hablamos casi diario y nos vemos cada sábado, pero no le hace, siempre traemos algún pendiente.

Estaba feliz estrenando nuevo look.

Trae un rojo cereza que es un escándalo. Había ido a prueba de vestuario y estaba muy emocionada con sus looks vaqueros. Se veía radiante, Diosa, cómo me gusta verla. Nos ha tocado pasar juntas épocas duras, de lágrima y moco tendido, así que cuando compartimos alegrías, lo disfrutamos más.

¡A gozar que el mundo se va a acabar! Bien dicen que siempre vendrán tiempos mejores y a mi comadre Michelle Vieth, ya le llegó. No se la pierda con Jaitovich en Distrito Comedia. Véala también en “+ noche” en canal 2, pues está tomando la grandísima oportunidad de meterse de lleno a la comedia. Ahí estará haciendo equipo, en los sketches, con el elenco base del show. ¡Todo el éxito comadriux! Y nosotros como televidentes, te estaremos viendo. Nunca antes había sido tan necesaria la risa.