Golpes a la corrupción

Golpes a la corrupción

87
0
Compartir
FOTO: VICTORIA VALTIERRA/CUARTOSCURO.COM

Desde su triunfo en las urnas el 1 de julio de 2018, el Presidente ha enfrentado a una red de intereses en el sector público y privado

Por: LEOBARDO PÉREZ MARÍN 

Con el triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador, México entró en la Cuarta Transformación, que a dos años se ha visto reflejada en el combate a la corrupción y el cumplimiento de sus promesas de campaña, como la refinería, el Tren Maya y el nuevo aeropuerto de Santa Lucía; proyectos que avanzan y estarán listos antes del final del sexenio.

El 1 de julio del 2018 el tabasqueño llegó a las urnas para buscar la Presidencia por tercera ocasión y al final de la jornada electoral obtuvo la aceptación de 30 millones 113 mil 483 mexicanos que votaron por él, y que representaron el 53.1 por ciento del total de los 56 millones 508 mil 266 sufragios emitidos.

CAMINO MUY COMPLICADO

El camino para López Obrador no ha sido fácil, pues al llegar al poder se tuvo que enfrentar a grupos políticos y empresariales de mucho poder, quienes coludidos habían tejido por años una red de corrupción en todos los sectores, tanto público como privado; sin embargo empezó el combate frontal.

El pasado 27 de diciembre, durante la ‘mañanera’, el Presidente anunció que tan solo en los primeros 12 meses de su administración se había logrado generar como ahorros gracias a la lucha contra la corrupción, 230 mil millones de pesos, asegurando que esos recursos servirían para concretar sus grandes proyectos anunciados para impulsar al Sureste del país, el que por muchos ha estado abandonado.

El Presidente había mencionado que la corrupción le cuesta al país 30 mil millones de dólares.

López Obrador ha centrado la ‘limpieza’ de este país en cinco ejes, que hasta la fecha le han funcionado: el tráfico ilegal de hidrocarburos, el combate a las empresas factureras, el outsourcing ilegal, el combate a la corrupción en el Poder Judicial y el seguimiento a los flujos de capital de los grupos delictivos de cuello blanco y de delincuencia organizada.

Uno de los grandes males del país era el llamado ‘Huachicol’, el cual, de acuerdo con López Obrador, se ha reducido hasta en un 91 por ciento, lo que le ha significado una recuperación para la industria petrolera.

MÁS ACIERTOS

Dentro de los aciertos de estos dos años que lleva AMLO gobernando México, es que sus promesas de campaña se echaron andar. Así, después de críticas e intentos de sabotaje, el pasado primero de junio, arrancó la construcción del Tren Maya que beneficiará a cinco estados del sur del país, proyecto que generará 80 mil empleos en 2020, ayudando a la reactivación económica de México; además, permitirá que 1.1 millones de personas salgan de la pobreza antes de 2030. En el 2019 se puso en marcha la refinería de Dos Bocas, la cual estará concluida en el 2022, así lo prometió el pasado 5 de junio cuando estuvo en Tabasco conociendo los avances de este proyecto. “Este plan lo queremos terminar en 2022, para entonces vamos a tener rehabilitadas por completo las 6 refinerías con capacidad para procesar 1 millón 200 mil barriles diarios y para el 2022 va a estar terminada esta nueva refinería de Dos Bocas para procesar 340 mil barriles diarios.

EL NUEVO AEROPUERTO

Y finalmente López Obrador se ha comprometido para que ese mismo año se entregue el aeropuerto de Santa Lucía, en el que se estarían ahorrando 225 mil millones de pesos, en comparación con la inversión que se requería para el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). A dos años, AMLO va por buen camino y ha dejado claro, que no buscará la reelección.

TAMBIÉN HAY DOLOR

Pero no todo ha sido orgullo, señaló que lo más doloroso para él fue la explosión que se registró en Tlahuelipan, Hidalgo. “La pérdida de vidas humanas es lo que más duele, nos ocupa conseguir la paz”, afirmó.