Se les escapa

Se les escapa

58
0
Compartir
Foto, internet
LA ESCUADRA BLAUGRANA DESAPROVECHÓ LA LOCALÍA, PUES APENAS PUDO IGUALAR CON EL ATLÉTICO DE MADRID; MESSI ANOTA PENALTI A LO PANENKA

Barcelona, España.- En la semana se habló de un rompimiento en el vestidor blaugrana, pues unas imágenes pudieron documentar una discusión entre Lionel Messi y el francés Antoine Griezmann; el técnico, Quique Setién, en conferencia de prensa, dio pistas de que tal vez es cierto, aunque calificó el capítulo como un desencuentro normal.

Y, mientras la plantilla del Barcelona parece romperse, los resultados también alejarlos del título, pues ayer sólo empató ante el Atlético de Madrid 2-2, lo que le deja la puerta abierta a los merengues para que alarguen su ventaja, la mantengan, o al menos no la pierden.

Y es que el Real, que mañana enfrenta al Getafe, de ganar se pondrá cuatro unidades arriba, de empatar seguirá con dos de gracia, pero incluso perdiendo, estará uno por encima.

CERRADO

El de casa arrancó con una formación 4-3-3, y le hizo frente al tradicional 4-4-2 que mandó Diego Simeone para intentar sacar una buena renta del Nou Camp.

Y, para el colmo de la suerte, según desde cada perspectiva, los colchoneros se fueron abajo en el marcador apenas al minuto 11.

Diego Costa, en tareas defensivas en un tiro de esquina, le metió la pierna al esférico y, con una especie de inglesita, marcó en propia puerta. Autogolazo.

Mejor imposible para los culés, aunque muy pronto vino la contra para la visita que, en un penalti ejecutado a dos tiempos, consiguió la igualada.

Falta dentro del área. Primero probó Costa, pero el portero alemán Marc-André ter Stegen atajó el disparo del español.

Luego de que el árbitro revisó el VAR, éste decidió repetir el tiro, mismo que al final validó Saúl Ñíguez.

La primera parte terminó 1-1 y, para el complemento, con dos equipos más sueltos, el primero que probó fue el anfitrión con Lío, aunque Jan Oblak estuvo listo para enviar por encima, a pesar del desvío. Sin embargo, Messi, ahora desde los 11 pasos, hizo el de la ventaja para su causa. La Pulga lo cobró con mucha clase, y a lo Panenka, al 50’.

Al 62’, en una acción bastante discutida, el silbante marcó otra falta como penalti, que el mismo Ñíguez cambió por el 2-2 final.