Triste día del padre a trajineros de Xochimilco

Triste día del padre a trajineros de Xochimilco

268
0
Compartir

Por Juan R. Hernández

 

Este Día del Padre no se escucharon los mariachis, las marimbas y los tríos en los canales de Xochimilco.

Tampoco se escuchaban las risas y bromas de los turistas, ni tampoco se escucharon los gritos de las vendedoras de tacos, quesadillas y refrescos que en estos días ya se preparaban desde temprano para hacer la gran vendimia del día.

Este domingo, los canales de Xochimilco estaban solos. En los principales embarcaderos las trajineras lucían solas, arrumbadas y tristes, en la espera del anhelado llamado a comenzar las actividades y emprender el camino hacia la laguna del Toro o de la Isla de las Muñecas.

Incluso había algunas trajineras que ya se estaban hundiendo por el abandono de éstos meses porque circulaba el rumor que su dueño había muerto por Covid.

Del otro lado del embarcadero, estaba Don Ramiro, quien observaba al horizonte, en espera que sus dos trajineras de nombre Lupita y Adela –las que bautizó en honor a sus hijas-, ya pronto salieran de nuevo cargadas de turistas ruidosos, familias y grupos de estudiantes que se iban de pinta a navegar por esos canales llenos de historias.

Si bien todavía hubo quienes aún se resistía a quedarse en casa, la realidad es que al salir a los embarcaderos el paisaje era triste y desolador.

-Mira mamá… ¿esos son patos?, señalaba el pequeño Samuel a su madre Claudia, quien no podía creer que después de 20 años, volviera a observar a una familia de patos que nadaban junto a las trajineras.

Las estadísticas del sector salud de la CDMX eran contundentes, pues al corte del 20 de junio reportaban en la demarcación 6,671 contagios y 303 muertos por Covid-19 y por el momento, el turismo tendrá que esperar un par de semanas más.