Endeudamiento y estallido en Jalisco

Endeudamiento y estallido en Jalisco

297
0
Compartir
Foto, internet

CIUDAD DE MÉXICO.– Los grandes márgenes de desigualdad que han provocado las políticas neoliberales, desde hace 36 años en nuestro país, se han acrecentado aún más con la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2. Y pareciera que algunos gobernadores de oposición siguen las mismas recetas de antes.

El gobernador del estado de Jalisco, Enrique Alfaro, tan sólo para enfrentar la crisis económica y social acrecentada por la pandemia de la Covid-19, ha solicitado préstamos a bancos, que ascienden a 7 mil 450 millones de pesos en 16 meses, además, con la permanente duda de a qué rubros se destinan esos recursos de manera transparente.

“Él mismo es una prueba del fracaso de adquirir deuda para enfrentar la crisis sanitaria al final con resultados muy parecidos al resto del país y con el extra de condenar a su pueblo a vivir en el endeudamiento, sin que haya mucha claridad en el manejo de esos recursos”, sostuvo el académico de la Universidad Nacional Autónoma de México, Axel Velázquez Yáñez, en entrevista con Grupo Cantón.

Cabe destacar que el pasado viernes 22 de mayo, el congreso de Jalisco aprobó la deuda de Alfaro, que se pagará, de acuerdo con el dictamen del cual Grupo Cantón tiene copia, en un plazo de 20 años, que asciende a 6 mil 200 millones de pesos; es decir, se pagarán hasta el 2040 un total de 12 mil 736 millones de pesos, debido a los intereses. Ahora, el estado de Jalisco cuenta con una megadeuda de 33 mil 696 millones de pesos. Separación del poder político del económico A nivel federal, el gobierno ha decidido administrar los recursos creados por los impuestos de los trabajadores, de manera diferente. El analista del discurso político, Velázquez Yáñez, sostiene que el endeudamiento adquirido por el gobierno que fue publicado por algunos medios impresos, “estaba contemplado desde el año pasado”, al agregar que “vale la pena cuestionar la continuidad del orden neoliberal”, además de “tomar nota de que no se está adquiriendo deuda extra a petición de los empresarios”.

Ya no siguió la línea de pedir préstamos a instituciones financieras internacionales, para subsanar la crisis (derivada de la emergencia sanitaria) como antes a petición de empresarios, donde se repartían el pastel entre los oligarcas del neoliberalismo, o incluso creaban fideicomisos con el mismo motivo.

JALISCO, EPICENTRO DEL ESTALLIDO SOCIAL

Por otro lado, la forma en que el gobernador Alfaro ha decidido enfrentar la emergencia sanitaria en Jalisco, ha sido mediante normas coercitivas de corte neoliberal, que limitan el libre tránsito de sus gobernados, como el permitir que policías detengan a ciudadanos por el hecho de no portar cubrebocas. Fue el abuso policial en este estado, el parteaguas para desembocar en el estallido social que hoy se vive en varios estados de la república.