La gran estafa de mentiras

La gran estafa de mentiras

282
0
Compartir
Fabian Pasos

Graduados por desaparecer dinero del erario algunos políticos aprendieron el arte del robo a costa de todos nosotros como mexicanos. Mentiras, estafas, prestanombres y contratos fantasmas durante el sexenio de Felipe Calderón e incluso Enrique Peña Nieto han logrado burlarse en nuestra cara sin que se pueda hacer nada en su contra.

Hace unos días la empresa Walmart de México aseguró que pagaría los impuestos que aún le debe a este país mismos que ascienden a casi 8 mil millones de pesos el equivalente a la Estafa Maestra que graduó a Rosario Robles, Emilio Lozoya y Zebadúa con doctorado en robo de cuello blanco.

La duda de cualquier periodista es llegar hasta las últimas consecuencias de la información y así mis colegas Nayeli Roldán, Miriam Castillo y Manuel Ureste descubrieron el desvío de miles de millones de pesos gracias al feeling periodístico que se ha perdido en este país desde hace unas décadas.

Muchos recuerdan que Felipe Calderón era experto en desviar recursos y el ejemplo más claro que tenemos es el gasto tan inverosímil de un monumento al bicentenario mejor conocido como “La Suavicrema de Reforma” costó 1304 millones de pesos sin olvidarnos que pagaron más de 150 mil millones de pesos tan solo en mano de obra por lo que se elevó 192% su costo total y nadie hizo nada.

Lo interesante es que Felipe Calderón estaba enterado al igual que Enrique Peña Nieto de la Estafa Maestra y ninguno de ellos hizo absolutamente nada por detener este gigantesco boquete que permitía semejantes robos.

La pregunta que me hago todos los días es si existen intereses aún más grandes detrás de nuestros ex presidentes que permitan este saqueo pues arriba de ellos están los verdaderos ladrones de este país.

Un dato interesante que puedo compartir contigo fue durante la detención de Emilio Lozoya en España que por cierto dejó muy mal parado a Enrique Peña Nieto en esta investigación quien por cierto tomó el primer vuelo a New York con la única finalidad de ganar tiempo pues sabe que tarde o temprano será citado a declarar.

Se dice que Enrique Peña Nieto desea entablar una tregua con el actual gobierno donde por cierto Bernardo Gómez vicepresidente de Televisa sería la persona de confianza de Peña para poder negociar algo con Andrés Manuel López Obrador.