Guerra y corrupción entre gaseras

Guerra y corrupción entre gaseras

322
0
Compartir

Hugo Hernández

En algunas partes de la Zona Metropolitana se libra una guerra sin cuartel entre gaseras que defienden sus puntos de venta frente a estaciones que presuntamente se instalaron de manera irregular.

La Alianza de Autotransportistas y Comerciantes Metropolitanos de Gas A.C (ACME) denunció que las autoridades mexiquenses y municipales han permitido la apertura de estaciones sin permiso del Grupo TOMZA.

La pugna ya generó enfrentamientos e incluso incendios como el ocurrido recientemente en el Municipio de Coacalco, en una estación de TOMZA.

Lucas Ayón, representante de Consejo del interior de ACME, exigió a las autoridades no permitir más la competencia desleal, pues además conlleva riesgo para las comunidades.

En entrevista, el empresario recordó que la verificación y prevención de riesgos recae en autoridades estatales y municipales, por lo que claudicar en esa responsabilidad es proteger gaseras irregulares.

“… no les han dejado otro camino más que ir y hacer los cierres ciudadanos y uno de los casos más claros es el de la presidenta de San Vicente Chicoloapan, Nancy Jazmín Gómez, ya que es un municipio que alberga más de 10 estaciones irregulares”, acusó Ayón.

Refirió que las denuncias no han sido suficientes para detener la apertura de estaciones.

La responsabilidad, insistió, cae directamente en el Coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, y algunos presidentes municipales como las autoridades de San Vicente Chicoloapan.

De esa forma, el proceso de instalación de 20 gaseras clandestinas en la Zona Metropolitana del Valle de México ya generó choques, violencia y conflictos entre las asociaciones ACME y Tomza, distribuidoras de gas.

Ayón precisó que autoridades municipales de Nicolás Romero, Tlalnepantla, Almoloya, San Vicente Chicoloapan y Los Reyes Acaquilpan, y el coordinador de Protección Civil hicieron caso omiso a las denuncias por competencia desleal de estaciones sin ningún tipo de autorización.

“Estamos actuando sin tener otro camino más que defender nuestro empleo, el sustento para nuestras familias. Con la pandemia el servicio bajó en un 40 por ciento y con la competencia desleal otro 40 por ciento; entonces, no hay manera de sobrevivir y las autoridades no quieren aplicar la ley.

“La empresa Tomza es uno de los grupos que ha acaparado el mercado de gas LP en México con estaciones ilegales; venden combustible, en ocasiones, a un sobreprecio, fomentando con ello prácticas ilegales. Por eso nosotros actuamos solo haciendo una clausura simbólica de las estaciones, pero la gente de Tomza quiere tomar la ley en su mano”, explicó Ayón, quien también es concesionario de la ACME.

Para el represente gasero no existe explicación de cómo, a pesar de las denuncias ante las autoridades municipales, todas esas estaciones siguen trabajando y abriendo más.

El pasado 13 de mayo, se registró el enfrentamiento entre las empresas FlamaGas, Regio Gas, Gas Express Nieto, Gas Residencial y Gas Trendi, contra supuestos empleados de Unigas, perteneciente a grupo Tomza, que sin permisos venden gas por debajo del costo autorizado.

En 2013, la Secretaría de Energía multó con más de 52 millones pesos a la empresa Tomza por la explosión que ocurrió en planta en Puebla.