‘Viví un infierno para descubrir que el covid no es mentira’

‘Viví un infierno para descubrir que el covid no es mentira’

290
0
Compartir
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

Por: FRANCISCO OLÁN

Dionisio Zurita Valencia, secretario de la Unión de Tacos y Refrescos en el mercado José María Pino Suárez de Villahermosa, Tabasco, platica que vivió un “infierno” al contraer coronavirus.

Lo más difícil fue resistir varios días con temperatura de casi 40 grados, falta de aire y, sobre todo, en pensar que podía morir, pero logró vencer al virus.

Al vivir esta dura experiencia, Dionisio hoy reflexiona y llama a los tabasqueños, a los mexicanos, a quedarse en casa.

Asegura que así como muchos, él pensaba que la Covid-19 era una mentira, y que no le pasaría nada; pero la realidad fue otra. En tono de broma dice que hasta le sirvió de dieta, porque bajó casi 20 kilos de pesos, pues no le daba hambre. Él no celebra nada, sólo tiene mucha alegría el haber vencido al virus y estar con su familia.

—¿Qué reflexión le deja padecer coronavirus?

Haces una autoreflexión de tu vida, de las buenas cosas que haces y las malas. Y llegas a la conclusión que todo puede pasar. A mi mujer le dije que me iba ir (morir), porque sentí que estaba viviendo un infierno. Yo ni creía en la enfermedad, pero me dio y lo confirmo: es verdad.

—¿Cómo se contagió usted?

Creo que fue en la Central de Abasto, no estoy seguro, pero ahí llegaba yo todos los días a comprar verduras. Las personas se amontonaban y muchos no llevaban cubrebocas a pesar de que es obligatorio. De la nada me empezó la temperatura como jamás me había dado en mi vida. Por que no padecía gripa, dolor de garganta, era nuevo para mí. Tres días pasaron y me faltaba el oxígeno.

Tuve que conseguir un tanque de oxígeno, luego en una clínica me hicieron pruebas y era ese virus. Me detectaron que mi sangre casi no tenía oxígeno. En verdad, esa enfermedad me traía loco porque no sabía qué hacer.

—¿Qué consejo le da usted a las personas que se exponen en las calles?

A la gente le digo quédese en su casa. Se nos hace fácil decir que nos vale, porque nos creemos inmunes, pero cuando te da el virus, sientes que puedes morir, es cuando reflexionas, pero puede ser muy tarde. Quédense en casa, no salgan si no tienen necesidad de hacerlo. Porque antes yo pensaba que era mentira, que era invención del gobierno para desestabilizar la economía, pero no. Es verdad. Te tumba la enfermedad por 10 días o más.

—¿Cómo fue atendido usted en el hospital?

No quiero decirte en qué clínica me atendieron, pero en una particular. Mi familia y yo estábamos pensando en ir al público por falta de dinero. Pero entre todos me apoyaron y me atendieron en una particular.

Me atendieron con oxígeno, me nebulizaron, me pusieron antibióticos, esteroideos y no sé qué otras cosas, pero logré vencer al virus.

Eso sí, cuando llegué a la clínica pesaba 80 kilogramos y después bajé a 62. Por no comes, no te dan ganas. Es puro vomitar o sientes nauseas. Así fue la reacción que provocó en mi el virus. Nunca me tuvieron sedado, porque le tenía miedo a quedarme dormido y no levantarme. Cuando me faltaba el oxígeno, de momento deliraba, porque sientes que te ahogas y no sabes cómo actuar.

—¿Cómo festejó una vez que le dieron la alta?

Todavía no celebro. Lo haré cuando termine la cuarentena. Cuando me dieron de alta me puse contento y también mi familia. Me pidieron que me quedara 20 días en casa. Una vez pasado el periodo de cuarentena, ya puedo salir a continuar con mi trabajo en el mercado Pino Suárez, seguir vendiendo tacos, que es a lo que me dedico. Espero que pronto pasen esos días y que Tabasco vuelva a la ‘nueva normalidad’.