‘Sobreviví a la discriminación del Coronavirus’

‘Sobreviví a la discriminación del Coronavirus’

198
0
Compartir

Por: LIZBETH ÁLVAREZ MARTÍNEZ

“Claro que le tuve miedo a morir, fui uno de los primeros 20 pacientes que México tuvo Coronavirus. En ese momento no había tanta información de la enfermedad como la hay ahora”, así lo expresó el productor de televisión y representante artístico, Rodrigo Fragoso Cervantes, en entrevista exclusiva para Grupo Cantón.

—¿En dónde crees que contrajiste el virus?

Sólo Dios sabrá en qué lugar me contaminé, no lo sé. Recuerdo que cuando regresé de mi viaje de trabajo por Miami, me empecé a sentir mal, me dolía la cabeza, tuve alta temperatura, gripa, entre otros síntomas. Acudí al Centro Médico Nacional La Raza de la Ciudad de México, donde me diagnosticaron con Covid-19. Fue un golpe muy fuerte para mí, tuve miedo de ya no poder vivir.

—¿De qué tenías miedo: de morir por Covid-19 o qué tus vecinos te hicieran algo?

Fue una pesadilla tanto para mí, como para mi pareja. Ambos nos resguardamos en el departamento para evitar contagiar a alguien más, yo fui el primero en dar positivo, después él. Los dos estábamos en el mismo departamento pero en diferente habitación.

Tomamos todas las medidas indicadas por los doctores. Cuando mis vecinos se enteraron que era portador de Covid-19, me hostigaban y reclamaban. Me llamaban irresponsable por haberme contagiado, incluso aventaban cloro a la puerta de mi departamento, no dejaban que las personas me visitaran para dejarme alimentos.

Entendía que mis vecinos querían proteger a sus familias, pero había límites. No había conciencia de lo que estaba pasando con las personas y el virus.

—¿Qué hiciste en cuanto a la discriminación que estabas viviendo?

Interpuse una denuncia en el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la CDMX en contra de la encargada del condominio, era ella quien no dejaba pasar a las personas que me llevaban comida, menos que fueran a visitarme.

—¿Cómo le hiciste para conseguir alimentos?

Difundí un video en las redes sociales, el cual se hizo viral en el mes de marzo. Vecinos de otras torres nos llevaron comida preparada, dos garrafones de agua, pero lo que más me motivaba fueron las notitas de solidaridad que recibía, ahí dije: ‘no todo está perdido ’.

—¿Cuál era tu preocupación más grande?

Que ya se me iba a vencer el recibo del agua, luz y teléfono, no quería ni pensar que también me iba a quedar sin esos servicios tan necesarios. Afortunadamente nunca me quitaron los servicios básicos.

—¿Cómo festejaste cuando saliste del hospital, qué hiciste?

Me mudé de vivienda, la discriminación de las personas no cesó, a pesar que ya el virus no se encontraba en mi cuerpo, los vecinos se alejaban de mí como si estuviera apestado, se hacían a un lado cada vez que pasaba cerca de ellos.

Ahora me dedico ayudar a las personas que menos tienen, llevo despensas a las personas de la tercera edad. También reparto cubre bocas en estaciones del Metro.

—¿Qué le quieres decir a la gente sobre tu experiencia?

Que sepan que esto que está pasando es real. El Covid-19 existe, no es una mentira. Yo lo viví en carne propia en conjunto con mi pareja, él también sano. Yo pienso que las personas están relajando las medidas de protección. A ellas, les pido que tomen en serio la pandemia. Quédate en casa, esto es real.