A panistas, se les queman las habas

A panistas, se les queman las habas

200
0
Compartir

Por: Amado Camacho.

A muchos o mejor dicho a todos les ha pegado el estar metidos en su casa por lo de la cuarentena, producto de la pandemia del Coronavirus o COVID-19, nos saben ni qué hacer y aun cuando niegan el incremento de violencia intrafamiliar, es un hecho; en tanto, en el ámbito político no hay partido que se esté quieto, por lo que se ha desatado una serie de rumores sobre posibles designaciones de aspirantes para diputados y presidente municipal.

Lamentablemente, no hay partido sea el PRI, el PAN, el PRD o hasta el mismo Morena de la cara y afronte la realidad para sacar adelante a los naucalpenses, para empezar el Revolucionario Institucional esta desahuciado… muerto, el historial que dejó al Ayuntamiento en la ruina, los encabezaron María Otilia Azucena Olivares y David Sánchez Guevara quien hasta en prisión estuvo y no concluyó su gestión.

Por su parte los panistas, Edgar Olvera Higuera siguió el camino del endeudamiento, este tampoco concluyó su periodo por verse favorecido con una diputación y con ello cubrirse con el mato de la impunidad, pero su sucesor Víctor Gálvez Astorga al no aguantar la presión descobijar a quienes le heredaron La Joya de la Corona, para lo cual inició un procedimiento ante el Órgano de Fiscalización para que se castigara a los culpables y se esclareciera el destino de recursos que se obtuvieron de manera indebida, al hipotecar materialmente participaciones estatales y federales, en este caso refiriéndose a Edgar Olvera y su extesorero Iván Arturo Rodríguez.

Pero ahora, la mala administración que preside la ex panista de la familia de los Durán Reveles, el PAN como es su costumbre presume que retomarán las riendas del gobierno para seguir con el proyecto y la esperanza del cambio para Naucalpan, destacando entre sus candidatos al propio Iván Rodríguez, pero en la lista no se descartan María Elena Pérez de Tejeda, Juan Carlos Hernández y otros.

Como mencionamos no hay partidos, el PRD se ha convertido en rémora de las contiendas electorales, en tanto el panorama del PRI es desalentador, la dirigencia local es controlada por la cúpula, son marionetas. Mientras Patricia Durán Reveles por su pésimo papel ya no buscará la reelección sino una posible diputación, los bonos que los llevaron como espuma hasta las alturas a los morenistas fue oropel, no hay cimientos claros para una candidatura fortalecida ni los seguidores que dicen tener, se les acabó el encanto.