Yoshio y Marce: eternos enamorados

Yoshio y Marce: eternos enamorados

422
0
Compartir
Foto, internet
Raquel Bigorra

No puedo pensar en Yoshio como una sola persona. Siempre lo vi con su inseparable Marce. Hasta cuando se subía al escenario, Marce estaba abajo, pero con el. Grabándolo, cantando sus canciones, pasaba por las mesas para apapachar a los fans y amigos que muchas veces fuimos a disfrutar de su voz. Que difícil su partida para Mexico, porque fue un grande que se mantuvo vigente siempre. Pero para su Marcela, no me lo puedo ni imaginar. “ Amore “ , se decían. A mi me encantaba verlos juntos porque me inspiraban siempre amor y complicidad.

Yoshio Era además, muy generoso con su arte. Me tocó muchas veces compartir cumpleaños, celebraciones varias, en casa de amigos, y era el primero que agarraba el micrófono y nos regalaba su voz. Mi favorita la de “ A mi manera “ , porque cantaba un cachito en japonés. Ahí aprovechaba para hacer el cuento de cómo le había ido en la vida por sus raíces japonesas.

Le gustaba contarnos anécdotas del OTI, y antes de cantar una canción Cómo “ Lo qué pasó, pasó “ o “ Reina de corazones “, se tomaba un tiempito para compartirnos “ secretos “ de esas rolas.

Me llamaba la atención que interpretaba igual de impecable en el Lunario, como en la sala de la casa de unos cuates. Era grande Yoshio. Pero también buen amigo. Ocupado en su familia, sus hijos, de veras era un señorón.

Siempre lo vi tan sano y fuerte que cuando supe que tenia Covid, pensé que le haría los mandados. Dios tuvo otro camino para él y estoy segura que estará cantando en el cielo y haciendo sentir a su Marce tan acompañada, cómo lo hizo en vida. Esos amores tan grandes permanecen siempre juntos.

Vaya desde aquí un aplauso hasta el cielo. Y me despido como siempre con un ¡ A gozar que el mundo se va a acabar ! Vienen a mi mente los recuerdos de Yoshio cantando junto a Martin Urrieta, en el camión que nos traía de regreso a Villahermosa en el cumple de mi comadre Almita. Pero también, cuando nos metimos en el elevador a escondidas las dos parejas, Marce y Yoshio, mi marido y yo, para entrar de sorpresa al cumpleaños de nuestro querido Miguel Canton. Ese era Yoshio. Al amor, se entregaba.

Pero también en casa de los productores Salvador Ortiz y Vicky, les dedicó varias canciones junto a Ariel Manzano y David Vazquez, el espectáculo. Ya se imaginarán entre comediantes, Yoshio, todo propio, no más se reía y brillaba con su hermosa voz.
Te vamos a extrañar, querido amigo. Gracias por tu voz, tu talento, tus canciones, pero gracias también por enseñarme que el amor de pareja puede ser para siempre. Así lo siento cuando pienso en ustedes dos. Yoshio y Marce: eternos enamorados.