La ciudad que se nos fue: El monumento a la madre

La ciudad que se nos fue: El monumento a la madre

185
0
Compartir
Foto, internet

Por: HOMERO DOPORTO M.

La idea de rendir un homenaje a todas las madres de la Ciudad de México, fue del ministro de la Secretaría de Educación Pública, el señor José Vasconcelos y del señor Rafael Alducín, fundador del periódico Excélsior, quienes, en el año de 1922, comenzaron a celebrar el 10 de mayo como el Día de la Madre.

Desde ese momento surgió la idea de construir un monumento en honor a las mujeres que nos dieron vida, pero no fue hasta el 10 de mayo de 1944 cuando el presidente de la República Mexicana, Manuel Ávila Camacho, colocó la primera piedra para la construcción del monumento y hasta el 10 de mayo de 1949 para que fuera inaugurado por el presidente Miguel Alemán Valdés.

La gran colaboración del periodista Alducín, recayó en todas las líneas escritas y en los espacios que el periódico le dedicó, a través del tiempo, logrando así que los hijos consagraran un día al año para festejar en vida o simplemente recordar con mucho cariño, si es que ya estuviera en el cielo, “A la mujer que nos amó antes de conocernos”, frase que todavía se puede leer de la placa original.

Ubicado al lado del Jardín del Arte, entre las calles de Villalongín, Sullivan e Insurgentes, aún prevalece el Monumento a la Madre como símbolo de las colonias Cuauhtémoc y San Rafael, ya que fue destruido por el sismo del 19 septiembre de 2017 y su reconstrucción duró hasta el 21 de noviembre de 2018.