Les valió este 10 de mayo… y salieron

Les valió este 10 de mayo… y salieron

263
0
Compartir
FOTO: GABRIELA PÉREZ MONTIEL / CUARTOSCURO.COM

Acudieron a realizar compras a mercados, pastelerías y algunas tiendas de autoservicio

Por: BERENICE HERNÁNDEZ

CIUDAD DE MÉXICO.– De nada sirvieron los llamados a guardar la sana distancia en la Ciudad de México y el Edomex, este 10 de mayo los mexicanos salieron a las calles para comprar regalos y comida para celebrarles a sus mamás su día pese a la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Este 10 de mayo, salió a flote el ingenio de los mexicanos y los negocios; en las tiendas y vinaterías, pese a la Ley seca, los despachadores de manera discreta vendían cerveza, vinos y licores a los “clientes que ya conocían”, pero si llegaba alguien que se les hiciera sospechoso, con su mejor sonrisa les señalaban un cartel que decía: “Por indicaciones de la secretaría de salud y las autoridades, estaba prohibida la venta alcohol”.

Asimismo, en la alcaldía de Iztacalco, el caso más absurdo fue el de una tienda de electrodomésticos ubicada en Sur 16, en donde los compradores hacían una enorme fila y después de esperar un rato, salían hasta con dos bolsas en las que se veía que compraban ropa o tenis.

“Es que vamos a realizar unos pagos”, se justificó un hombre de unos 50 años que esperaba paciente la entrada a la tienda. Sin embargo, el pequeño detalle es que no llevaba cubrebocas y después de una hora de estar dentro del inmueble, salió con dos grandes bolsas de productos. Incluso se podía observar desde afuera cómo varios clientes estaban revisando aparatos de telefonía celular así como algunos electrodomésticos.

De igual forma, en mercados, pastelerías y tiendas de autoservicio de varias alcaldías y municipios del Edomex, los compradores y vendedores no respetaban la Sana distancia y mucho menos las indicaciones de quedarse en casa porque “Madre Sólo hay una y tenemos que celebrarla”.

“Esperemos que luego no se vayan a arrepentir por su actitud irresponsable”, comentó Ericka, una enfermera que observaba la larga fila de clientes.