Adolescentes, uno de los grupos más afectados por aislamiento

Adolescentes, uno de los grupos más afectados por aislamiento

223
0
Compartir

Hugo Hernández

 

Los adolescentes constituyen uno de los grupos poblacionales más afectados emocionalmente por el aislamiento social; en este tiempo de encierro algunos podrían presentar síntomas de ansiedad.

De acuerdo a especialistas, éstos son momentos para tener aprendizajes, ya que pretender seguir con la vida como antes del confinamiento podría ser frustrante y generar ansiedad. El mayor reto es saber cómo construir nuevos mecanismos adaptativos para sortear la adversidad.

Para atender ese grupo poblacional, la UNAM estableció una plataforma virtual en donde pueden hablar de las emociones que les produce la pandemia, señaló Martha Páramo, asesora de la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios (DGIRE).

A través del micrositio “Bienestar Emocional en Tiempos de COVID-19” http://www.dgire.unam.mx/contenido_wp/documentos/bienestar-emocional/, dirigido a estudiantes y profesores, y con la colaboración de psicólogos y psicopedagogos, se ofrecen recomendaciones, estrategias y acciones diferenciadas con el fin de contribuir a los procesos de contención, inclusión y manejo emocional de la comunidad universitaria ante la pandemia.

En esta plataforma, precisó Martha Páramo, “contamos con una red de contención social en la que participan 150 escuelas del sistema incorporado; trabajamos con modelos de acompañamiento y formamos grupos. Es una estrategia y herramienta que está dando buenos resultados, y la ponemos al servicio de todos los interesados en preparase en el tema”.

“Los adolescentes pueden encontrar empatía y solidaridad, y saber que muchos más estamos en la misma condición, que pueden encontrar a quien los entienda. Cuando se empieza a generar esta sinergia, se contribuye a ir juntos de la mano en esta crisis”.

Tras aclarar que la ansiedad puede aparecer en todos los grupos etarios, la socióloga y psicoterapeuta resaltó que aunque los adolescentes intenten llevar una vida normal, continuar con sus actividades escolares y seguir con sus redes sociales, la cuarentena ha implicado modificar sus rutinas y convivir todo el día con la familia en un mismo espacio.

“Se encuentran en una etapa de la vida que implica muchos cambios de comportamiento”, reiteró.