Compartir

Hugo Hernández

 

El servicio a distancia “Mi salud también es mental ante el COVID-19”, ha atendido 23 mil 622 atenciones por problemas psicológicos desde el 23 de marzo a la fecha, de los cuales el 36% corresponde a algún tipo de violencia; consumo de sustancias y depresión (17%).

Las dos entidades nacionales con más solicitantes del servicio son la Ciudad de México (49 por ciento) y el Estado de México (21 por ciento), seguidas por Jalisco (4 por ciento) y Baja California Norte (3 por ciento).

De acuerdo al reporte del servicio prestado por diferentes entidades como la Secretaría de Salud federal y la Facultad de Medicina de la UNAM, en el sitio https://misalud.unam.mx/covid19/ los interesados deben llenar un cuestionario para identificar los problemas que aquejan al usuario, para de inmediato recibir respuesta.

Desde el 23 de marzo se han proporcionado 23 mil 622 servicios de atención psicológica, de los cuales 54% corresponde a población abierta, 25% a comunidad UNAM y 21% a personal de salud. Estas cifras incluyen 335 servicios especializados por violencia y riesgo de autolesión o suicidio, y 82 psiquiátricos en hospitales generales por estrés agudo, estrés postraumático, ansiedad y consumo de sustancias psicoactivas.

Con esta estrategia, además de apoyar a la población durante la emergencia sanitaria, se pretende reunir evidencia empírica sobre el modelo de atención psicológica a distancia, para lo cual se hace seguimiento de cada caso y una evaluación del impacto de las acciones que se siguen.

Desde el conmutador virtual de la FP, expertos del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz también atienden a personal del Sector Salud que se ocupa de notificar los decesos por COVID-19 a los familiares.