Consejos para limpiar y desinfectar

Consejos para limpiar y desinfectar

292
0
Compartir
FOTO: MIREYA NOVO/CUARTOSCURO.COM
TANTO A NIVEL PERSONAL COMO EN EL HOGAR, LA HIGIENE BÁSICA NOS PUEDE AYUDAR A MINIMIZAR EL RIESGO DE TRANSMISIÓN DE PATÓGENOS AGRESIVOS

México.- La situación de pandemia por el coronavirus, causante de la enfermedad Covid-19, nos obliga a extremar la higiene personal con el lavado constante de manos y de nuestro entorno. Estas medidas, junto al aislamiento en casa, nos ayudarán a tratar de frenar, en la medida de lo posible, los contagios y así poder vencer al virus y superar la crisis.

¿Cómo debemos limpiar? ¿Cuáles son los mejores productos para desinfectar los utensilios cotidianos? ¿Podemos recurrir a los remedios caseros? Lo primero es trazar un plan con una lista de las tareas imprescindibles, muchas de ellas las habrás esquivado durante meses. En una limpieza general hay que incluir zonas y textiles que normalmente no solemos repasar tan a menudo, como las paredes, las alfombras o las fundas de los cojines del sofá.

Asimismo, es importante hacer un recorrido por cada habitación para cubrir todas sus necesidades de limpieza.

LIBERAR ESPACIO

Antes de limpiar, toca ir ordenando e incluso deshaciéndose de lo que no sirve. Para despejar, hay que ser despiadado. Si un artículo no se ha utilizado en los últimos 12 meses, es probable que ya no lo necesites. Puedes optar por donar estos artículos o intentar venderlos.

REMEDIOS CASEROS

Hay que olvidarse de remedios caseros. Si queremos desinfectar tenemos que hacerlo con soluciones que contengan etanol o lejía. En la desinfección profesional se cuenta con productos específicos de amplio espectro y de eficacia contrastada para patógenos de la familia del coronavirus.

APARATOS DE USO

Los celulares, teclados, las computadoras, controles, deberían limpiarse diariamente con un paño húmedo (no empapado), gasa, algodón o papel de cocina con una solución hidroalcohólica, especialmente, si se sacan fuera de su entorno normal. La cartera es otro de los objetos que llevamos a todos lados.

EL BAÑO Y COCINA

Los mayores focos de infección en nuestro hogar son los lugares que más utilizamos: el baño y la cocina. Por ello, la limpieza debe ser siempre en profundidad y meticulosa. En este sentido, se recomienda usar desinfectantes como la lejía y el amoníaco. Y no basta con hacer un ‘pasado’ superficial. Es importante lavar los grifos pues solemos tocarlos al lavarnos las manos.

ARMARIOS DE COCINA

Es momento también de introducirse en los armarios de la cocina (aunque la misma técnica funciona para los baños). Porque es muy probable que, además de polvo, la despensa también cuente sobre sus estanterías con migas, restos de especias, pasta, arroz o cualquier otro elemento susceptible de almacenarse. En el caso de los de baño, hay que evitar la humedad.