“Un saludo para el Borolas”

“Un saludo para el Borolas”

555
0
Compartir
FOTO: IVÁN STEPHENS /CUARTOSCURO.COM
Fabian Pasos

.- En México los medios de comunicación no se OCUPAN de lo que en realidad le importa al país… la salud. El desempeño periodístico de muchos de ellos los limita a encontrar en el chisme y la controversia lo que ellos consideran “la nota” cuando en realidad denotan la poca capacidad de su equipo reporteril para generar la misma.

Es interesante analizar todo lo que pregona Felipe Calderón en estas últimas semanas, prestarle un poco de atención a este “remedo de ex presidente” que se siente igual de importante que cuando gobernó al país y que se la pasa buscando el mínimo error en el Gobierno Federal para llenar twitter de publicaciones sin sentido.

No me imagino a Felipe Calderón todos sus mañanas; checando su twitter, viendo cuántos bots le inyectará a sus cuentas, buscando chismes de AMLO y deseando abrir una cuenta de TikTok para contarnos lo que se siente ser un “meme viviente” de su propia historia.

Este “borrachito de buró” es como los capítulos de relleno de serie que no sirven para nada aunque él crea que medio mundo lo ve y solo sus familiares y amigos cercanos le aplauden sus “logros” que pretende dejar en el recuerdo de cientos de mexicanos. Su carrera se desplomó y aún desea tener un poco de poder que le fue arrebatado por este país.

¿Qué es lo que más le arde a Felipe Calderón?

¿Acaso quedarse sin pensión vitalicia es lo que tiene al “expresidente” con tal rabia que no encuentra la manera perfecta de hacerse notar?

Su partido México Libre sigue buscando la aceptación de miles de mexicanos que dejaron de creerle tanto a él como a su esposa Margarita Zavala; les prometo que son esos típicos RICOS NUEVOS que conocieron la opulencia y desean aferrarse a ella a costa de lo que sea para seguir vigentes.

Es tanto el ardor que provoca AMLO en Felipe Calderón que en vez de generar comentarios que promuevan su talento es todo lo contrario. Hoy se comporta como el típico troll que estará buscando cómo llamar la atención y pasará a la historia como el remedo de presidente que muchos esperaron cambiara el rumbo del país pero no fue así.

Durante años, cientos de mexicanos fueron cómplices de ex presidentes que han negociado con el narco y hoy son tan hipócritas algunos de ellos que les puede molestar el saludo con un mensaje entre líneas que pocos entenderán.