“Se los cargó el payaso”

“Se los cargó el payaso”

232
0
Compartir
Foto, internet

LUCHADOR POR CONVICCIÓN Y RUDO POR NATURALEZA, EL CAPITALINO CUENTA LO GRANDIOSO DE SU PRIMERA VEZ

Ciudad de México.- Dicen que la primera vez nunca se olvida. Y cómo olvidar los primeros pasos, las primeras palabras, el primer llanto antes de entrar al colegio, el primer gol con el equipo del barrio.

Dave The Clown, quien representa a un personaje que supone ser un sanguinario, se muestra en otra faceta, una que tiene que ver con el tipo detrás de la máscara, al menos para comenzar una charla en la que la idea es desmenuzar a un personaje que hoy lo tiene en el sitio que siempre soñó desde que decidió adentrarse en este mundo para darle paso a su otra vida, la de profesional arriba de los cuadriláteros. Y el primer recuerdo de cuando fue parte de una función del pancracio le provoca sonrisas, le ilumina la mirada, y es que todo va ligado, pues para que se diera esa su primera vez haciéndole al maloso y despiadado, se conjugaron un cúmulo de factores que le hicieron entender que los costalazos se habían convertido en su todo cuando no tenía nada. “Recuerdo que mencionan mi nombre, salgo, y cuando escucho el rugido de la gente, se me doblaban las piernas y fue algo único, un miedo, pero a la vez una emoción, pero tocando el ring se quedan atrás todos esos nervios, fue algo inexplicable”, comparte y enseguida explica porque subirse a un cuadrilátero, después de correr la milla en tantas disciplinas que igual probó para ser parte de algo. “Creo que los practique todos (los deportes), estuve en fuerzas básicas de futbol, en el Guadalajara (jugaba de extremo d e re c h o) , también hice halterofilia, soy cinta negra de karate, he hecho todos, y al probar la lucha libre, no sé, tuvo algo que los demás no tienen, esa magia que sólo sabemos los luchadores que hay en un vestidor, cuando sales de la cortina y que la gente te grita, es una magia”. QUIÉN EN DAVE Regresa al principio, quién es, por qué un payaso y no un superhéroe, todo tiene su razón de ser.

Gustos, agradecimiento, creencias, el malandrín de los pelos morados tiene una historia basada en los orígenes de una carrera que tomó un rumbo definido. “Soy de la Ciudad de México, el personaje surge porque cuando yo empiezo a entrenar lucha libre, los profesores que me pulen son Murder y Monster (Clown), entonces decidí hacerles un tributo. “Es una combinación de todos los payasos, desde niño me han gustado mucho este tipo de personajes de terror, es una mezcla de payasos de Estados Unidos y siempre lo he manejado como que en esta máscara están fusionados todos los miedos de cuando éramos niños”, asevera. A LAS GRANDES LIGAS Luchar por su cuenta fue la opción para abrirse camino, y siendo uno de los antagonistas de los Psycho Circus, tomó notoriedad hasta llegar a La Catedral, para de ahí llenarle las pupilas a los buscadores de talento de la AAA World Wide.

Un camino que para muchos resultaría un tanto sinuoso, para el capitalino fue la punta de lanza para que viniera el repunte. “Dave The Clown arrancó como independiente, le di la vuelta a todo el país, fui a luchar a Francia, a España, a Costa Rica, y de ahí en una función muy grande en la Arena México, AAA me manda a llamar y ya son tres años en la empresa siendo uno de los rudos más fuertes. “Cuando fui independiente siempre era elemento estelar, y ahora que estoy aquí soy un luchador ya estrella, este personaje resultó el bueno para mí”.