El pánico de masas

El pánico de masas

411
0
Compartir
FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM
Fabian Pasos

.- Las calles de la Ciudad de México viven una calma que en ocasiones es desconcertante, solo unos cuantos permanecen en sus casas sin saber qué está sucediendo y muchos otros se aventuran en la selva de concreto con “cubrebocas” y gel antibacterial para enfrentar a cientos de microbios más potentes que el “COVID 19”.

Me parece interesante lo fácil que es convencer a miles de personas que algo está sucediendo en el país que es peligroso si no se hace algo al respecto; todos se olvidaron por completo de infinidad de bacterias que conviven en nuestro país y nadie las toma en cuenta.

Decenas de personas se quejan por los “lineamientos sanitarios” que ha tomado el gobierno federal al respecto de este nuevo brote; buscando una vez más responsables de su desgracia y todas esas quejas son de las mismas personas que no usan un preservativo cuando tienen relaciones que se enferman y no usan cubrebocas o en el peor de los casos tosen y estornudan en lugares públicos sin pensar en los demás.

Lo que le hace falta a México no es activar un protocolo sanitario al contrario, lo que le hace falta al país es una mejor educación cívica que te haga pensar en los demás.

Es interesante caminar por las calles de la ciudad donde de manera inmediata, me percaté que de veinte personas una sola trae cubrebocas y de cincuenta solo dos traen consigo gel antibacterial.

Hace tres días lancé un video que ya rebasó los veinte millones de reproducciones un número que me preocupa de sobremanera gracias a la cantidad de personas que prefiere informarse vía redes sociales en vez de buscar medios tradicionales para hacerlo; es ahí donde recae la importancia de hacer buen periodismo en las redes.

¿Por qué México sigue tan tranquilo?

Quiero suponer que todo está controlado, que efectivamente se toma enserio este nuevo brote y que los medios de comunicación nos informan de manera fidedigna todo lo que sucede en el país pero lamento decirte que nadie en las calles toma en serio la información venga de quien sea.

Es momento de tomar conciencia de lo que en realidad está pasando en el país y si el virus existe me atrevería a preguntarle a toda la audiencia que me busquen si tienen un familiar cercano que tenga este virus y pueda comprobarlo…

Si no es así, créeme lo seguiré dejando en rumores.