Dejemos de vivir con miedo…!

Dejemos de vivir con miedo…!

327
0
Compartir

Hugo Hernández

 

El acoso sexual en la Ciudad de México se incrementó en octubre de 2018 en un 290%, en comparación con el mismo periodo del 2017, de acuerdo con la Dirección General de Política y Estadística Criminal de la Procuraduría General de Justicia capitalina.

“Estamos cansadas y, por eso, hoy nos reunimos para que en una sola voz dejemos de vivir sin miedo y hagamos un llamado al Gobierno de Claudia Sheinbaum para actuar en conjunto y no permitamos ni una más”.

Un grupo de mujeres arribó al Congreso de la capital y así como Jessica González de la organización ‘Consciencia antes de actuar’, fue víctima de acoso en el transporte público cuando un sujeto aprovechó la cantidad de gente que había dentro del vagón para acercarse y toquetarla, otras más han sido violentadas y sujetas de vejación.

“Yo fui víctima de acoso, y ya estamos cansadas de eso. Un día iba en el Metro y un tipo se acercó para toquetearme, pero además estaba tan cerca que sentí el movimiento de su miembro y fue algo muy incómodo, no pude hacer nada, mucho menos pedir auxilio”, relató Jessica.

La diputada Alessandra Rojo de la Vega propuso una pena de entre 1 y tres años a la persona que ejerza cualquier tipo de acoso en contra de una mujer, ya sea en el transporte público, en el trabajo, o en algún otro sitio.

“Hacemos un atento llamado de cada una de las ciudadanas y para que tomen consciencia del poder que tienen dentro del Congreso y para que un día se vistan de morado para presionar la dictaminación de cada una de las propuestas que se hacen en nuestro favor, en eso todas debemos coincidir y trabajar”, refirió.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, se estima que la cifra negra, o los delitos que no han sido denunciados a nivel nacional, en 2017 fue de 93.2%.

“Por ello buscamos reformar el Código Penal para el Distrito Federal, para tipificar el acoso sexual a las mujeres, ya sea en el lugar de trabajo, en un lugar público y no revictimizar a la afectada, así como no dejar impune y, mucho menos libre, a los agresores”, anotó la congresista.