Cómo ahorrar para ser millonario explicado por un joven empresario

Cómo ahorrar para ser millonario explicado por un joven empresario

615
0
Compartir

Todd Baldwin es un joven millonario que no cree que pocos puedan llegar a tener el lugar que ahora el goza. Con un patrimonio neto que superó el millón de dólares cuando tenía 25 años, gana actualmente unos 615.000 dólares anuales (305.000 después de los gastos comerciales) gracias a una combinación de ingresos de propiedades de alquiler, su trabajo diario en ventas de seguros comerciales y el dinero extra que gana como cliente misterioso.

Actualmente, logra ahorrar el 80% de lo que gana gracias a hábitos  que le permiten disfrutar de su dinero y también guardarlo para futuras cosas.

La mayor parte de sus ingresos provienen de las seis propiedades que posee con su esposa, Angela, con las que ganan 460.000 dólares anuales en alquiler. Después de los gastos, incluidos los pagos de la hipoteca, los impuestos, los seguros y los servicios públicos, a la pareja le quedan alrededor de 150.000 dólares por año.

¿Cómo ahorrar el 80% de nuestro ingreso?

En una entrevista hecha por la cadena estadounidense CNBC, comenta que la familia no hace «muchas de las cosas típicas que la mayoría de la gente imagina que hacen los millonarios». «Somos superfrugales«, confiesa Baldwin, quien usa una alianza de goma de 12 dólares y comparte con su mujer un Ford Focus 2009. Debido a que mantienen sus gastos tan bajos, pueden ahorrar más del 80% de su salario neto.

En las cuestiones que suele ahorrar, menciona que el entretenimiento, como salidas a cine o restaurantes están fuera de su foco de atención, ya que estas pueden complementarse con su trabajo de «cliente misterioso».

«Otra cosa en la que nunca gastaré dinero es en tarifas innecesarias de cuentas bancarias o tarifas de tarjetas de crédito», detalla Baldwin, que tiene 13 tarjetas, pero siempre realiza los pagos a tiempo para evitar cargos.

Lo único en que a Baldwin le gusta derrochar es en algo para Angela, si ella se lo permite. «¡Mi esposa es más comedida que yo!», asegura el millonario, recordando que hace un par de años, le compró un bolso por unos 500 dólares, pero la mujer la cambió por una cartera de 60 dólares y luego invirtieron la diferencia.

También te puede interesar:

Una forma “peculiar” de explicar como usar un cubrebocas por un político Italiano