Historia de vida: Agredida en el CCH

Historia de vida: Agredida en el CCH

281
0
Compartir

El viernes 21 de febrero, alrededor de las 7 y 8 de la mañana, unos encapuchados entraron a mi escuela, CCH Azcapotzalco; encerraron en un baño a la primera chica que encontraron sola, le dislocaron los hombros y le cortaron los brazos a navajazos. Ahora tiene una cicatriz que dice “Puta” en uno de ellos. No hubo razón, no hubo provocación, la chica no pertenece a ningún colectivo o algún movimiento. Al final de la agresión, le dijeron: “A ver si así ya se acaban sus actividades feministas”.

No pasó ni una hora después de esto y el baño ya estaba completamente limpio, borrado toda prueba del suceso. Incluso me sorprendí yo cuando entré (dos horas después) de cuán bonito lucía.

Comparto esto porque es necesario que el mundo se entere de lo que pasa en la UNAM, que se enteren que no hay respuesta; que si algún día me pasara a mí, nadie me va ayudar. La indiferencia abundó en la escuela esa tarde, pareció que su sangre nunca cayó. Pero hoy, la impotencia abunda en mí y en mis puños. El peligro también abunda en mi vida, y estoy harta de que mi movimiento sea temeroso.

Habrá justicia por todas ellas, porque su sangre se limpió, pero su recuerdo no morirá.

¡No nos van a callar!