¿Cómo se determina el valor de un vehículo usado?

¿Cómo se determina el valor de un vehículo usado?

468
0
Compartir

Como muchos artículos de consumo, resulta complicado colocar un valor monetario estandarizado a un auto usado por muchas razones. A continuación exploraremos algunos de los factores que ayudan a determinar el valor aproximado de un vehículo usado.

Lo primero será entender que no todos los autos viven la misma vida. Es decir, no todos reciben el mismo trato y no todos pasan sus días bajo las mismas condiciones. Lo mismo ocurre con un teléfono móvil o una computadora, por ejemplo. El mismo modelo puede estar en condiciones completamente distintas dependiendo de quién fue su dueño y el cuidado recibido durante este tiempo. Del mismo modo, dos autos usados casi nunca valdrán lo mismo incluso cuando se trate del mismo modelo, mismo año, misma versión y hasta habiendo sido vendido el mismo día.

Lo segundo que debemos entender es que no todos los autos se deprecian de la misma forma. Depende mucho de la calidad de los materiales entre marcas y modelos, del equipamiento tecnológico, de su capacidad de desgaste, y sobre todo, de si existe un mercado grande, mediano o de nicho para tal o cual auto. Por ejemplo, si hay un mercado grande para un auto generalista, como los que vemos todos los días en las calles en grandes cantidades, el precio de reventa tenderá a ser mejor relativo a su costo inicial que el de un auto cuyo mercado es de nicho, como los autos de súperlujo. Esto no quiere decir que los autos generalistas usados atraigan ofertas más altas que los de súperlujo, sino que retendrán mejor su valor relativo al costo inicial de su venta. Por lo general, los autos pierden alrededor del 30% de su valor durante el primer año y entre el 5% y el 10% cada año durante los siguientes 5 a 10 años.

La combinación de esta depreciación con el estado real del vehículo y la situación real del mercado es lo que finalmente determina el valor de un auto usado. Como podrás suponer, conseguir adecuadamente esta información resulta un poco más difícil de lo que suena. Para empezar, conocer la depreciación de cierto modelo de auto requiere de investigación y cálculo, e incluso muchas veces sólo se llega a una cifra estimada. Por otro lado, la condición real de un auto sólo puede ser determinada tras un profundo análisis profesional, con lo cual se puede calcular y deducir el costo de ciertas reparaciones del valor base al que llegamos tras calcular su depreciación. Por último, y quizás lo más difícil de todo, es conocer el estado real del mercado. La demanda por una pick-up puede ser increíblemente variable entre una colonia residencial y una zona campirana a tan sólo unos kilómetros de distancia. A menos de que seas un profesional, conocer estas variables puede llegar a ser imposible.

Ahora que conoces lo complicado que resulta colocarle un valor a tu auto usado, el consejo es acudir a los especialistas. Afortunadamente, los tenemos a tan sólo un click de distancia: VendeTuAuto.com, la comercializadora de autos usados más grande de México, ofrece en su sitio web un cotizador para conocer el valor base de cualquier auto nacional. Además, sus sucursales ofrecen el servicio de evaluación gratuita, con la cual podemos conocer el estado actual de nuestro auto.