¡Con todo!

¡Con todo!

186
0
Compartir
Hugo Hernandez

En la alcaldía Coyoacán, los grupos políticos que por años hicieron y deshicieron a su libre antojo, parece que ya están en peligro de extinción, pues ante su desesperación no cesan los actos de corrupción, cochupos y preferencias, con tal de preservar el poco poder que les queda en la capital.

Uno de esos personajes que controlaba, o controla, los hilos de Coyoacán, es el oscuro Mauricio Toledo y sus secuaces, entre ellos Valentín Maldonado, y algunos funcionarios que aún respiran con dificultad en la nómina de la demarcación, como el concejal destituido Armando Ramírez y su asesor incómodo, al que también corrieron, aunque dicen que aún sigue operando bajo las órdenes de El Tomate.

Pero las horas están contadas para quienes tienen un pie fuera del PRD. Los diferentes grupos parlamentarios del Congreso de la CDMX, acordaron perseguir con todo el rigor de la ley a quienes lucren o utilicen los programas sociales con fines político electorales, como lo han hecho por años El Tomate y su grupúsculo.

En una propuesta, los diputados locales encabezados por el morenista, Ricardo Ruiz, descubrieron una cloaca y un tendencioso reparto del presupuesto en tres programas sociales, destinando más de 35 mdp al programa de Cultura, y sólo 5 millones para los 18 centros de Desarrollo Infantil en la Demarcación. Parece que ahora sí van con todo por lo poco que huele a PRD, pero sobre todo corrupción.

DIPUTADOS DE OPOSICIÓN en el Congreso local, ya preparan un exhorto dirigido al alcalde de Gustavo A. Madero, Francisco Chíguil, para que explique cuánto gastó en medios de comunicación, para promocionar la instalación de luminarias en el programa “Iluminemos tu Alcaldía”, al cual destinó 307 millones 771 mil 642 pesos, mientras los homicidios siguen en aumento en esa demarcación.