Chente le saca

Chente le saca

840
0
Compartir
Salvador Trejo

Ya salió el peine del por qué Vicente Fernández no quiere narrar su vida a través de una bioserie y es porque no quiere que se ventilen cosas oscuras o errores que cometió cuando comenzó a ganar fama. Yo creo que también lo hace por respeto a su esposa Cuquita, pues para nadie es un secreto que El Charro de Huentitán le puso el cuerno en diversas ocasiones y son cosas que no quiere contar ni recordar.

El propio cantante le confesó a Ana Bárbara, ahora que la recibió en el rancho Los Tres Potrillos que no haría  ninguna bioserie porque “no puedo echar mentiras y prefiero que se quedé en mí corazón”, le dijo a la potosina, quien pecó de indiscreta y lo reveló a los medios. Así que no quedaremos con ganas de ver una bioserie del rey de la canción ranchera.

El que está muy ilusionado con por la segunda oportunidad que le dio la vida es Julio Preciado, pues poco a poco el riñón que le donó su hija Yuliana se ha adaptado a su cuerpo, tanto que, mientras se cumple la cuarentena por su cirugía,  ya se encuentra trabajando en su propia casa en la producción de un disco para Raúl Hernández Jr., hijo de Los Tigres del Norte.

El Gigante de la Banda confirmó también que sigue firme la gira que va a hacer con Banda El Recodo y, lo más importante, es que está consciente de los graves errores que cometió y que casi le cuestan la vida, pues inhalar cocaína fue la causa que su riñón se dañara, por lo que ahora buscara llevar una vida sana y sin excesos. De todo corazón deseamos que así sea porque Julio es el máximo exponente de la música de banda sinaloense.

Pese a que Edén Muñoz, vocalista de Calibre 50 le cantó casi casi al oído a los novios Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, hija de Joaquín El Chapo Guzmán, y Édgar Cázares, jura y perjura que no sabía que se trataba de la boda de la hija del narcotraficante, además de que nunca anda preguntando los nombres de las personas para las que trabaja.

Por lo menos, el intérprete de Mi sorpresa fuiste tú hablo al respecto, pero lo que sí de plano enmudecieron fueron Julión Álvarez y José Manuel Figueroa, pues ni en sus redes sociales ni en persona han querido hablar del tema y tal vez están esperando que las aguas se enfríen y la prensa lo olvide, aunque lo dudo mucho. Escríbanme a bastagrupera@gmail.com