La ciudad que se nos fue: Los Cabarets de primera

La ciudad que se nos fue: Los Cabarets de primera

613
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.– La vida nocturna de la capital de México, intensa, esplendorosa en los años cincuenta y sesenta, cuando los cabarets esperaban a sus clientes con las puertas abiertas y estaban repletos de jueves a sábado, de todas las categorías, de barriada, de segunda y los muy popof.

De Insurgentes hacia el Centro, recorríamos la vida nocturna, empezando por el Terrazza Casino, cuna de artistas como Carlos Lico y Armando Manzanero y centro de reunión de los prepotentes hijos de políticos, que molestos porque el cabaret no podía darles mesa de primera, uno de ellos subió con su moto (Harley) las escaleras del primer piso y entró causando el pánico de los parroquianos y causando destrozos. Hoy está en ese lugar un edificio de oficinas, justo en Insurgentes y la calle que llevaba al estadio Azteca.

La Fuente, era una réplica en su variedad del Tropicana de la Habana. Presentaban coreografías espectaculares, con mujeres en bikini, mayas y tocados muy altos y glamorosos de plumas.

Afuera de este cabaret, frente a la fuente (por eso se llamaba así), el general Lepe mató al actor Agustín de Anda, prometido de su hija Ana Bertha Lepe, mientras ella actuaba en el escenario fastuoso de este lugar. (Primera de cinco partes)