Árboles navideños con plaga

Árboles navideños con plaga

298
0
Compartir

Han habido cuatro retornos de embarques en la Oficina de Verificación e Inspección de la Profepa

 

Como cada año, llegan a México miles de árboles que deben ser revisados por las autoridades sanitarias, pero el mercado negro de los pinos va en aumento, lo que provoca un daño económico y ambiental al detectarse la presencia de plagas.

Desde noviembre pasado, arrancó el Programa de Verificación e Inspección a la Importación de Árboles de Navidad aplicado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), con el que se han revisado 509 mil 594 ejemplares.

“Todos los años es lo mismo. Llegan árboles de diferentes partes a precios muy altos. La gente no los paga. Pueden costar hasta 3 mil pesos, o más, mientras que los nacionales están desde mil y 1,500”, declaró Martín, vendedor en el Mercado Jamaica.

Al día de hoy, han habido cuatro retornos de embarques en la Oficina de Verificación e Inspección de la Profepa en Mexicali (con un total de 4 mil 228 árboles), es decir 0.8 por ciento de lo inspeccionado, al detectarse la presencia de plagas de importancia económica y ambiental.

Regularmente, la venta de árboles de Navidad que llegan sin permiso procedentes de otros países provocan un severo daño en sembradíos y contagian a los demás que son nacionales, así lo aseguró a Diario BASTA el señor Roberto, comerciante.

De acuerdo a información de la Profepa, para validar su importación, estos árboles deben contar con la documentación de legal procedencia y estar libres de plagas, de lo contrario son regresados al país de procedencia, en este caso, Estados Unidos, país de donde regularmente llegan esos árboles.

Al cumplirse la cuarta semana de operación del Programa de Verificación e Inspección a la Importación de Árboles de Navidad, personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha verificado 509 mil 594 de ellos -del 4 al 29 de noviembre- en las inspectorías de Mexicali y Tijuana, Baja California; Nogales y San Luis Río Colorado, Sonora; Reynosa y Nuevo Laredo, Tamaulipas; y Colombia, Nuevo León.

“Estamos desprotegidos. Nadie sabe en realidad qué árboles tienen plaga, y cuáles no. Pero lo que sí nos perjudica es en nuestras ventas, y con el tiempo nos damos cuenta cuáles afectaron a los nacionales”, refirió Martín.

 

GÉNERO Y ESPECIE

425 mil 106 árboles (81.6%), fueron de Abeto de Douglas

65 mil 260 (14.2%), Abeto Noble

19 mil 146 (4.1%), de Abeto de Nordmann