Ingobernabilidad en Edomex: Del Mazo no puede con delincuencia

Ingobernabilidad en Edomex: Del Mazo no puede con delincuencia

1302
0
Compartir

A 27 meses de haber tonado las riendas del gobierno del Estado de México, Alfredo del Mazo, ha quedado a deber a los mexiquenses al no cumplir las promesas de campaña en seguridad, salud, campo, mujeres, educación, transporte, economía y desarrollo social.

El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, cada día que pasa pierde la batalla contra el crimen, debido a los altos índices delictivos que colocan a la entidad como la única de color rojo en el mapa delictivo del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

De acuerdo con el último reporte  de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, señala que mientras la Ciudad  de México, con una población de nueve millones de personas, generó cerca de 120 mil empleos formales durante 2019, el  Estado de México, con más de 16 millones de habitantes apenas generó 56 mil 571, con salarios pírricos.

El presidente del Partido Acción Nacional (PAN) en la entidad mexiquense, Jorge Inzunza Armas, fue implacable al señalar, “veo avances con el tema de coordinación con el gobierno de la Ciudad de México; sin embargo, los índices delictivos siguen al alza y eso es preocupante en él estado”.

Cosa de recordar que entre las propuestas de campaña del priista Alfredo del Mazo, cuando era candidato a la gubernatura, era hacer del Estado de México el estado más seguro del país, la depuración de los cuerpos policiacos y el fortalecimiento al Ministerio Público.

Las alarmantes cifras sobre robos a transeúnte, transporte público, automovilistas, casa habitación, negocios, extorsiones, secuestros, narcomenudeo y el asentamiento de los cárteles de la droga, que enumera el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en su último reporte, coloca a Alfredo del Mazo, como el que menos ha cumplido, pues la percepción ciudadana señala que está entregando el Estado de México a la delincuencia.

En tanto el presidente del PAN en la entidad mexiquense, Jorge Inzunza Armas, indicó que la deuda en seguridad no sólo es del gobierno del Estado de México, sino de todos los órdenes de gobierno; “sin embargo, lo que nos preocupa es que en la entidad en los últimos años la inseguridad ha venido al alza. Todos debemos trabajar con unidad, sin raja política, porque la preocupación es para la población del Estado de México”.

Inzunza Armas, lamentó que la violencia y la inseguridad se hayan incrementaron en este último año, por lo que enfatizó que los feminicidios en la entidad son una vergüenza.

“Proteger a las mujeres y castigar a los que las amenazan debe ser una de las más altas prioridades. Todos sabemos el papel que juega la mujer dentro de la familia mexicana, por eso, cada asesinato contra nuestras hijas, hermanas, esposas, madres y contra cada mujer es un agravio en contra de nuestra sociedad, merece el castigo de todo el peso de la ley. Debemos hacer un esfuerzo común en nuestra sociedad para erradicar esta terrible amenaza”.

El dirigente panista apuntó que los feminicidios no es un problema con tintes partidarios del cual se tenga que debatir entre partidos.

 

Las promesas incumplidas:

Seguridad: Hacer de la entidad mexiquense el «estado más seguro del país».

Instalación de 10 mil cámaras de video vigilancia

Transporte Rosa para mujeres e instalación de botones de pánico en el transporte que permita dar respuesta inmediata.

Depuración de los cuerpos policiacos.

Policía de proximidad, que conozca a la comunidad y a los posibles delincuentes, y que la sociedad la conozca y le tengan confianza. Con tecnología, profesionalización y salarios justos.

Dos centros de mando: Uno en Naucalpan y otro en la zona oriente.

Instalación de 1 millón de luminarias, como medida de prevención, así como “espacios públicos cerca de casa”.

Poco o nada ha cumplido a los más de 16 millones de mexiquenses.