Crónica urbana: El olor de la Navidad

Crónica urbana: El olor de la Navidad

472
0
Compartir

En las principales calles de la Ciudad de México, frente a los mercados públicos, a la salida de las estaciones del Metro ya huele a Navidad.

Tanto los comerciantes establecidos como los informales ofrecen esferas, piñatas, Noche Buena, árboles, heno, series de luces de colores, figuras de santos o animales, entre otros, adornos que se ocupan en las fiestas decembrinas. Otros, ofertan bufandas coloridas, gorros, guantes y suéteres gruesos para el frío.

Incluso, en las librerías los cuentacuentos aprovechan el momento para contar algunas crónicas navideñas, recomendar libros alusivos a la temporada. Otros, los que comercializan alimentos, ponen a la venta ponche, buñuelos y hasta tortas de bacalao y romeritos.

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad, en días pasados, encendieron en el primer cuadro, alrededor de  6 mil focos LED de 0.5 watts, 6 mil metros de manguera luminosa de múltiples colores y 23 mil 400 nodos LED, que conforman las dos pantallas que brillan con diversas imágenes alusivas a la Navidad.