Trabajadores de Coyoacán, amenazados

Trabajadores de Coyoacán, amenazados

1057
0
Compartir
FOTO: ISAAC ESQUIVEL/CUARTOSCURO.COM

CIUDAD DE MÉXICO.– El flamante director de Gobierno, Antonio Méndez Hernández, amenazó a trabajadores de Vía Pública con entregar todo lo que se genera en las calles, y que no se hagan ‘tarugos’ con las cuotas que cobran, o de lo contrario los va a suspender y a cambiar de área.

Los trabajadores sindicalizados, adscritos al área de Vía Pública de Coyoacán, se acercaron a la redacción de Diario BASTA! para narrar lo que ha venido ocurriendo con el nuevo director de Gobierno y la serie de amenazas hechas a los empleados.

Los inspectores denunciaron que el día jueves 5 de diciembre, a las 14:00 horas, recibieron en sus oficinas de Río Churubusco la visita sorpresiva de Antonio Méndez Hernández, quien les pidió se juntaran pues venía a presentarse.

“Primeramente, salieron a relucir sus credenciales profesionales al afirmar con prepotencia que él se las sabía de todas, todas, pues había estado en la Central de Abasto, así que a él no le iban a ver la cara como al chamaco tarugo de Andrés Aguirre, acto seguido, nos exigió que nos dejáramos de pendejadas y de pelearnos entre nosotros”, relató el testimonio.

Las amenazas han sido constantes a partir de ese día, por lo que les ordenó “caminar derechito”, además de que se tenían que “alinear y reportar todos con él”, ya que no lo podían engañar pues “conoce bien este negocio y cuánto dinero dejan las calles y el comercio”.

“Toño Méndez, como pidió que le dijéramos, nos comentó que podíamos contar con la dirección de Gobierno, pero que al que se le ‘ocurriera pasarse de listo se iba’, además de que nos iba a enseñar cómo se hacen las cosas ya que tenemos, dijo, ‘un puto desmadre’ y por eso las críticas vecinales y el asunto de que traemos ‘encima a los pinches tianguistas’”.

A decir de los trabajadores, Antonio Méndez, el nuevo director de Gobierno, con un desplante de soberbia y con su leguaje “florido” dio por terminada la reunión, y así como llegó se retiró, dejando en los inspectores de la vía pública una cara de sorpresa, ante tanta sinceridad, con lo cual se pone en entredicho si los cambios en el gabinete de Coyoacán están funcionando.